"Yo, violada varias veces por mi novio, hoy quiero recuperar mi vida"

"Yo, violada varias veces por mi novio, hoy quiero recuperar mi vida"

"Mi historia comenz√≥ cuando solo ten√≠a 17 a√Īos. Empec√© a salir con este chico que parec√≠a el chico m√°s dulce del mundo. Cuando ten√≠a 18 a√Īos me viol√≥ por primera vez. Esta fue tambi√©n la primera vez que tuve sexo.‚Äú.

As√≠ comienza la espeluznante historia que nos cuenta Serena Faith Morris, una ni√Īa estadounidense v√≠ctima de violaci√≥n que hoy ha optado por poner su experiencia al servicio de muchas otras que, como ella, viven con el recuerdo de una agresi√≥n sexual.

Hoy Serena aparece sonriente en las fotos de su perfil de Instagram, ha creado una cuenta social, Faith Hope & Healing, para dar apoyo y escuchar a quienes quieran compartir un testimonio similar al suyo, pero en el fondo nunca ha olvidado lo que le pasó desde entonces. muy joven.

Y, adem√°s, nadie puede esperar que un dolor tan fuerte se borre con un golpe de esponja, que se olvide la violencia sufrida, aunque la vida siga, de hecho, incluso si tienes que seguir.

Serena contin√ļa con su historia, explica c√≥mo la negativa a creer lo que acababa de pasar fue inicialmente m√°s fuerte que todo, incluso el sufrimiento, la humillaci√≥n, la verg√ľenza.

"Le cont√© a mi amigo lo que pas√≥. Era como si supiera que lo que pas√≥ estaba mal, pero no quer√≠a aceptarlo. Mi amigo me dijo que fue una violaci√≥n, pero rechac√© la idea. ¬ŅC√≥mo pudo mi novio haberme violado? Ignor√© lo que hab√≠a sucedido. Sucedi√≥ unas cuantas veces m√°s durante la relaci√≥n, pero segu√≠ fingiendo que no pas√≥ nada.

Un par de a√Īos despu√©s, nos mudamos juntos. Estaba arruinado y en la universidad, as√≠ que ten√≠a sentido. Despu√©s de que nos mudamos juntos, me di cuenta de que estaba en una relaci√≥n abusiva. Me enga√Ī√≥ y le gust√≥. Me control√≥. Incluso le pidi√≥ a un vecino que me vigilara mientras estaba en el trabajo..

Luego se disculpó y volvió a ser el chico perfecto.

Fue un ciclo terrible del que luché por salir. Finalmente rompí con él, pero fue a la mitad del semestre. Me convenció de quedarme. Se ausentaba durante la semana por trabajo, acepté, pero solo bajo ciertas condiciones. Ella tenía que dormir en una habitación separada y no actuaríamos como novios. Aceptó estas condiciones, pero no siguió ni una. Cuando me di cuenta de que no se iba a quedar en una habitación separada cuando estuviera en casa, comencé a dormir en el sofá. Siempre venía a recogerme para llevarme al dormitorio.

Tuvo que violarme despu√©s de que rompimos para darse cuenta de que me estaba violando. Ese fue el momento en que me di cuenta, por primera vez, de que me estaban violando. Empez√≥ a rasgar mi ropa. Trat√© de sujetarlos gritando que quer√≠a que se detuviera. √Čl no escuch√≥. Me los quit√≥, me tom√≥ y me puso en la cama. Empuj√© tan fuerte como pude hasta que me di cuenta de que no era lo suficientemente fuerte para empujarlo hacia atr√°s. Me di por vencido. Me congel√© y llor√© hasta que termin√≥.

Después de darse cuenta finalmente de que el chico que ha amado durante tanto tiempo no era más que un agresor sexual y un violento, Serena poco a poco trató de recuperar su vida, con esfuerzo y no sin cambios.

Despu√©s de las violaciones, mi vida cambi√≥ de muchas maneras. He sufrido durante meses de depresi√≥n severa, ansiedad y trastorno de estr√©s traum√°tico. Tuve m√ļltiples ataques de p√°nico a lo largo del d√≠a sin ning√ļn motivo y, a menudo, me despertaba por el mismo motivo todo el tiempo mientras dorm√≠a. Mi cuerpo hab√≠a sido drenado. Quer√≠a morir.

Pasé de sentir emociones extremas a estar completamente insensible. También comencé a tener problemas de imagen corporal realmente terribles. Odiaba verme a mí mismo. Tomar una ducha fue el peor momento. También dejé de vestirme como me gustaba. También tuve que aprender a confiar en todos nuevamente, incluso en mí. Todo esto hizo que fuera mucho más difícil para mí estar en una relación.“.

Solo ahora Serena, paso a paso, recupera la confianza y la serenidad.

‚ÄúEstoy empezando a verme curarme, lo que ha tra√≠do nuevos cambios. Ahora puedo hablar y contar mi historia, incluso a extra√Īos. Es algo con lo que tengo que lidiar todos los d√≠as, as√≠ que he creado un blog y un grupo para que los sobrevivientes se ayuden y apoyen mutuamente.‚Äú.

Al leer la historia de Serena, recordamos muchos otros hechos tristemente similares, en los que la víctima vive con injustos sentimientos de culpa y con la atroz conciencia de no poder confiar en los demás, especialmente en el caso de que, como en el suyo, el torturador es solo la persona que amas.

También porque, en la terrible experiencia de Serena, hubo otro insulto: absolutamente nada le pasó al violador.

"Despu√©s de contarle a mi familia lo sucedido, denunci√© la violaci√≥n. Unos meses despu√©s, cuando me sent√≠ listo para seguir adelante, fui a la comisar√≠a. Me informaron que el informe original de mi caso se hab√≠a perdido y que no hab√≠an podido encontrarlo por ning√ļn lado. Entonces, reviv√≠ el trauma e hice una segunda declaraci√≥n.

Esperé y esperé a tener noticias de un detective para programar una entrevista. Nunca llamaron, así que comencé a llamarlos repetidamente tratando de contactarlos. Finalmente me uní a ellos e hice una cita para una reunión. Después de la entrevista, volví a llamar, porque nadie me respondió y me explicó en qué momento estaban.

Finalmente, el detective decidió que no me creía y nunca envió mi caso a la comisaría. Así que mi violador es libre y vive su vida como si nada hubiera pasado ".

El problema, de hecho, es que muy a menudo, entre demoras burocráticas y expedientes locales, muchos violadores quedan impunes, y lo peor es que frecuentemente, mientras se les deja libres, la marca del "mentiroso" se imprime en el mujer que denunció.

Le contamos a Serena sobre el reciente caso italiano en el que dos acusados ‚Äč‚Äčde violaci√≥n fueron absueltos en segunda instancia porque no se crey√≥ a la presunta v√≠ctima porque "Demasiado feo para ser violado", historia que hemos contado aqu√≠.

Y le preguntamos si hay algo que le gustaría decirles a estos jueces:

“En cuanto al caso, lo primero que pensé que les diría a los jueces es cómo te atreves.

No entiendo cómo se puede estar de acuerdo con algo tan ignorante e insensible. La gente confía en ti y fracasas.

El dolor que siente una v√≠ctima es inimaginable si nunca se ha sentido, y de esta forma le has a√Īadido un dolor innecesario. Decir que no podr√≠a haber sido violada porque es 'demasiado fea' o 'demasiado masculina' muestra cu√°n ignorante es el mundo en el tema de la violaci√≥n. Hay tantas v√≠ctimas que sufren en silencio, y este es un ejemplo perfecto de por qu√©.

Me gustaría pedirles a los jueces que piensen realmente en la influencia que esto puede tener en otras víctimas y en los perpetradores de violaciones. La violación tiene que ver con el poder y, al hacerlo, han desatado una mayor sensación de poder en los violadores. Nadie es "demasiado feo" o "demasiado masculino" para ser violado. Creo que es importante recordar que los hombres también pueden ser víctimas de violación.“.

Solo porque dice que el dolor de una v√≠ctima es inimaginable, ¬Ņcree que todav√≠a puede recuperarse y volver a tener una vida normal?

Creo que es importante que las mujeres sobrevivientes sepan que pueden recuperarse de una agresi√≥n sexual. Cuando habl√© p√ļblicamente por primera vez sobre mi experiencia, muchos otros me dijeron que nunca volver√≠a a ser el mismo. Eso es cierto, pero recuperarse no tiene por qu√© significar volver a ser la misma persona que eras antes.

Creo que puedes curarte en una nueva persona. Puedes crecer de formas que nunca imaginaste. No soy la misma persona que era antes, pero estoy aprendiendo a amar este nuevo yo. Nunca desaparecer√° por completo, pero con un poco de trabajo, las cosas pueden mejorar mucho.

Como dijimos, usted inici√≥ un blog para brindar a otras mujeres la oportunidad de discutir y dialogar. ¬ŅHay alg√ļn mensaje que le gustar√≠a recibir?

Ojalá otras víctimas supieran que la curación es posible. Puede que no sea tan rápido o completo como usted quisiera, pero llega. Puede que requiera un poco más de trabajo, pero vale la pena. Está bien sentir el dolor. Tienes que sentirlo para superarlo. También está bien buscar ayuda. Nadie debería sentir que tiene que curarse por sí solo. No estás solo. Somos muchos los que sufrimos en silencio cuando se supone que debemos sanar juntos. También es bueno para ti. Tienes todo el derecho a hacerlo ".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información