William Blake: biografía de un visionario

William Blake: biografía de un visionario

William Blake: biografía de un visionario

Muchas de las obras de William Blake están inspiradas en visiones. Se trata de imágenes ricas en simbolismo que también ha sabido plasmar en figuras mitológicas como Urizen.

William Blake fue sin duda un genio que expresó su arte a través de la pintura, la no ficción y la poesía.. Sin embargo, en vida fue desconocido y murió en la pobreza. Su estilo visionario y espiritual, fantástico e idealista, nunca fue reconocido mientras estaba vivo. Sin saberlo, sus pinceladas y versos anticiparon los movimientos del alma del Romanticismo, que estallaría poco después.

Blake es quiz√°s uno de los artistas m√°s singulares e interesantes de nuestra historia. En sus obras emergen lo sagrado y ese peculiar misticismo b√≠blico del que sol√≠a inspirarse. Para la mayor√≠a, era un hombre obsesionado, un loco, por las visiones que dec√≠a haber tenido desde la ni√Īez.

A lo largo de su vida afirmó recibir visitas de entidades aladas y demoníacas; estas presencias guiaron su estilo, su arte y la mayoría de sus grabados, así como muchos de sus libros. Muchas de sus obras presentan un estilo profético, desconocido hasta entonces. Todo esto le costó el apodo de Bad Blake (Blake el loco).

Ya sea locura, enfermedad o simple fuerza creativa, William Blake ahora es considerado un artista de referencia en el mundo del arte.. Precisamente esa mente incomprendida vio en la creación una forma de alcanzar la divinidad de uno, de trascender más allá de ese mundo material en el que estaba atrapada.

En pintura y literatura, Blake dejó la huella de su soledad, sus emociones y los abrumadores ideales visionarios que lo animaban.

No quiero razonar y comparar, mi negocio es crear.

-W. Blake-

√ćndice()

    Los primeros a√Īos del joven artista visionario

    William Blake nació en Londres en 1757 en una familia de clase media. Se educó junto a sus 7 hermanos en una casa donde todo giraba en torno a dos dimensiones: la Biblia y el arte. Los historiadores creen que sus padres pertenecían a la secta religiosa radical conocida como disidentes ingleses, lo que puede justificar las visiones místicas y espirituales que tanto lo habrían inspirado durante su madurez artística.

    Aunque no hab√≠a ido a la escuela, William Blake siempre tuvo una fuerte atracci√≥n por el dibujo.. Reprodujo obras de Rafael, Miguel √Āngel, Marten Heemskerk y Albrecht Durer. Asimismo, y con la ayuda de su madre, explor√≥ el g√©nero po√©tico de las obras de Ben Jonson y Edmund Spenser.

    Ten√≠a una profunda determinaci√≥n art√≠stica, un impulso tan fuerte que le permiti√≥ convertirse en aprendiz de grabador en 1772. Esa formaci√≥n durar√≠a 7 a√Īos, antes de convertirse en artista de la Society of Antiquaries y de la Royal Society. A la edad de 21 a√Īos, comenz√≥ a trabajar para varias editoriales copiando los grabados de las tumbas de reyes y reinas en la Abad√≠a de Westminster.

    Posteriormente, complet√≥ su formaci√≥n como pintor en la Escuela de Dise√Īo de la Real Academia de Arte. Ya durante esta primera etapa de su vida, muchas de sus obras surgieron de visiones que afirm√≥ tener desde la infancia. Afirm√≥ haber presenciado la aparici√≥n de monjes, √°ngeles pero tambi√©n demonios.

    William Blake, un disidente intelectual

    En 1782 William Blake se cas√≥ con la joven Catherine Boucher, una ni√Īa de origen humilde a la que dio lecciones de lectura y escritura. M√°s tarde la introdujo en el mundo del arte, convirti√©ndola en una compa√Īera de vida y de trabajo.

    William y su hermano Robert fundaron una editorial, evento que les permitió ofrecer apoyo a todos los intelectuales disidentes de la época. Las obras de filósofos, escritores y científicos revolucionarios como Joseph Priestley, Richard Price, Henry Fuselli y Mary Wollstonecraft (una de las primeras feministas y madre de Mary Shelley, autora de la novela) fueron publicadas por los hermanos Blake. Frankenstein).

    Durante este per√≠odo, William Blake tambi√©n imprimi√≥ sus propias obras, incluyendo Visiones de las hijas de Albion. En este √ļltimo, defendi√≥ el derecho de las mujeres a la realizaci√≥n personal. Paralelamente a esto, comenz√≥ a experimentar con la t√©cnica del grabado. Siguiendo una de sus visiones, prob√≥ la t√©cnica del aguafuerte para ilustrar colecciones de poemas, dando forma a lo que llam√≥ la "estampa iluminada".

    Entre 1775 y 1789 el mundo fue escenario de dos grandes revoluciones, la estadounidense y la francesa. Estos fueron una fuente de gran inspiración para William Blake, un artista que siempre apoyó la libertad reforzada por el individualismo, a raíz del pensamiento de Nietzsche.

    Si se purificaran las puertas de la percepción, todo le parecería al hombre como de hecho es, infinito.

    -William Blake-

    El arte incomprendido y criticado de William Blake

    En 1804 William Blake inició su obra más ambiciosa: Jerusalén, un libro que ilustra y escribe al mismo tiempo. También comienza a exhibir muchas de sus obras, como Pellegrini en Canterbury mi Satanás desata a los ángeles rebeldes. Pero desafortunadamente, todas sus obras, tanto literarias como artísticas, fueron objeto de burla, indiferencia o crítica que apuntaba a Blake como loco.

    A partir de 1809, el desencanto y la conciencia de que su obra nunca sería reconocida le llevó a desprenderse de sus grabados, sus pinceles y sus versos.

    A poco a poco, William Blake se hundi√≥ en el olvido y la pobreza absoluta. Muri√≥ a la edad de 65 a√Īos y fue enterrado en el cementerio de Bunhill Fields en Londres, donde todav√≠a se puede ver su l√°pida.

    El legado de un artista que ha optado por mirar dentro de sí mismo

    William Blake no fue un pintor como muchos artistas británicos de su época. Evitó la observación directa porque su inspiración venía de él mismo., de ese universo convulso habitado por visiones proféticas.

    Su mirada no se centró en amaneceres, árboles, paisajes, océanos o abadías, como las producciones de su contemporáneo Caspar David Friedrich.

    En los poemas y pinturas de Blake existe la oscuridad de lo inaccesible. Ahí está esa fuerza mística que asusta, preocupa y parece revelar un mensaje indescifrable.

    Para muchos críticos su obra fue blasfema, otros intuyeron en sus versos y dibujos ese aire premonitorio que lo convertiría en una figura clave del romanticismo.

    • Bindman, D (2003) ‚ÄúBlake como pintor‚ÄĚ en El compa√Īero de Cambridge a William Blake , ed. Morris Eaves. Cambridge: Cambridge University Press
    • Hamblen, Emily (1995) William Blake: poeta y m√≠stico. EP Dutton & Company.
    • Peter Ackroyd, "Genio rechazado: la exposici√≥n condenada de Blake ha vuelto", The Times Saturday Review, 4 de abril de 2009

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información