Uñas para San Valentín: 15 decoraciones románticas

Uñas para San Valentín: 15 decoraciones románticas

los uñas son una parte muy importante del cuerpo para muchas mujeres, tanto que son tratadas con el mismo precaución es lo mismo delicadeza que están reservados para el rostro. Expresan nuestro carácter, nuestros gustos y los nuestros personalidad. En ocasiones especiales, como Día de San ValentínNinguno de nosotros quiere renunciar a unas uñas especiales, creadas especialmente para ese día.

Obviamente, no existen reglas reales que dicten el arte de uñas perfecto para el Día de San Valentín; sin embargo, el objetivo es transmitir amor y romance incluso a través de las uñas. Seguramente pensando en el amor, todos imaginamos nuestro arte de uñas rojo lleno de corazones (¿cómo culparnos?).

Sin embargo, en nuestra opinión, también es posible mostrar afecto de otras formas, centrándonos en nuestro ser querido. Por ejemplo, podríamos escribir en nuestras uñas sus iniciales, fechas o lugares que son importantes para nuestra pareja o simplemente imágenes significativas para ambos, pueden evocar pasiones comunes, paisajes vistos juntos, objetos especiales o animales.

Para aquellos que no están preparados para decoraciones demasiado “personales” para sus uñas, hemos reunido algunas de las posibles decoraciones para el dia de san valentin, clásico pero nunca pasado de moda, donde el rojo y los corazones son los verdaderos protagonistas.

Índice()

    Uñas de gel para San Valentín

    ¿Quién está acostumbrado a reconstrucción en gel, para el Día de San Valentín podría dejarle carta blanca a su artista de uñas de confianza, siempre que el tema principal de las decoraciones sea el amor. Algunas de las ideas más populares tienen la rojo en todas sus tonalidades, desde el rosa barbie hasta el burdeos adornadas con diseños igualmente románticos.

    Si los corazones clásicos te pueden parecer aburridos, puedes optar por corazones adhesivos, tal vez en terciopelo, o hacerlas con brillo en polvo en lugar de usar el clásico esmalte de uñas.

    Además de los corazones, también los labios rojos son muy populares en el día de San Valentín. Para esta decoración recomendamos la técnica Accent Nail, o el nail art que aporta una decoración diferente para el dedo anular, en este caso los labios estarán en un solo dedo, para que el resultado final no parezca excesivo y aburrido.

    Otro símbolo muy romántico es el fiore. Tu favorito, el que te regaló tu ser querido por el aniversario o el que recogisteis durante ese paseo por la montaña. Elige uno y tu manicurista podrá darle la importancia que se merece en tus uñas.

    Decoraciones no permanentes para San Valentín

    Aquellos que no son aficionados a la reconstrucción en gel y prefieren el esmalte de uñas tradicional, sin embargo, tienen muchas alternativas para sorprenderlos en San Valentín. Para las decoraciones no permanentes hemos apostado por algo más fácil de hacer, que no requiere mucha destreza pero que tiene el mismo resultado final.

    Uno de los más simples es sin duda el gran corazón volcado: extender el esmalte transparente sobre las uñas, luego partiendo de la punta y llegando a la unión de la uña, dibujando un gran corazón que ocupa toda la superficie. El color recomendado es el rojo, pero puedes elegir el que prefieras y lo mismo ocurre con el fondo, que no tiene por qué ser necesariamente transparente.

    los letras son otra decoración sencilla pero significativa; por ejemplo, puedes elegir letras grandes (una para cada uña, por lo que también es fácil de hacer) que componen un nombre o una dedicatoria. Además de letras, puedes escribir números o fechas y largas, en recuerdo de momentos importantes para tu pareja.

    Las alternativas son realmente muchas, el consejo que queremos darte es no pongas límites a tu romance (al menos ese día) y no tener miedo de usar el rojo, el color del amor por excelencia. Nada será exagerado si viene del corazón y es para alguien especial.

    Si a alguno de ustedes no le gustan las decoraciones pero por el contrario las adora sencillez todo lo que tiene que hacer es elegir el tonos de rojo que más le guste, extiéndalo sobre uñas redondeadas y termínelo con un top coat ultrabrillante. Sería genial combinar un lápiz labial del mismo color. Sencillo pero eficaz.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información