Todo lo que necesita saber sobre el baño turco y los beneficios del vapor

Todo lo que necesita saber sobre el baño turco y los beneficios del vapor

Entre los tratamientos más populares para Bienestar del cuerpo y la relajación, existe el baño turco. No todo el mundo sabe exactamente qué es y cuáles son los muchos beneficios que puede dar la combinación de calor y vapor. Presente en spas y centros wellness, pero también en algunos gimnasios y zonas termales, el baño de vapor es ahora un mimo indispensable para quienes quieren eliminar el estrés y salir renovados en cuerpo y espíritu. Veamos qué es, cómo funciona, los beneficios y contraindicaciones.

Índice()

    Que es el baño turco

    La palabra baño turco hace pensar inmediatamente en relajarse y bienestar, aunque no a todo el mundo le guste. El baño turco es un tratamiento de hidroterapia, es decir, utiliza agua y sus beneficios como el hidromasaje, más precisamente un cuarto de vapor. Se lleva a cabo en un ambiente de una habitación. temperatura alrededor de 50 ° con una tasa de humedad que alcanza hasta el 100%. los vapor sale a través de ventilaciones especiales formando una niebla real que genera mucha humedad.

    yo lugares donde se puede hacer normalmente están en piedra o mármol, donde puedes sentarte o acostarte sobre ellos bancos. El baño turco consta de relajarse e inhalar el vapor, que ayuda a respirar y sudar, eliminando toxinas. Se encuentran en centros de bienestar, spas, algunos gimnasios y spas, porque aporta diversos beneficios a todo el cuerpo.

    La sesión del tratamiento completo en el baño turco, para que el cuerpo pueda beneficiarse de todos los efectos, debe consistir en: 15 minutos en baño de vapor, acostado o sentado para favorecer la circulación, seguido de 30 segundos de ducha baño en agua fría y 20 minutos de reposo. Un masaje final ayuda a asegurar los beneficios.

    Diferencia entre sauna y baño turco

    El baño turco no debe confundirse con el sauna. Ambos tratamientos que utilizan las propiedades del calor en el cuerpo, tienen diferencias sustanciales entre ellos. La sauna tiene lugar en salas de madera crudo sin tratar, nuevamente acostado o sentado en bancos. Suelen estar elaborados con jardines de diferentes alturas, para poder instalarse en la zona con la temperatura más agradable.

    El calor aumenta a medida que sube. La sauna luego usa un calor extremadamente seco, que sube al 90 °, mantenido gracias a la presencia de un estufa eléctrica con resistencias cubiertas con piedras lava. El baño turco, por su parte, tiene un solo nivel, está revestido de piedra o mármol y utiliza vapor. También hay algunos duchas o fuentes Neveras colocadas en el centro o a los lados de la habitación, que ayudan a recuperarse del calor, manteniendo el nivel de humedad.

    Los beneficios del baño turco

    baño turco
    Fuente: Web

    El baño turco es ahora parte de los tratamientos más populares en los centros de bienestar y, de hecho, ofrece muchos beneficios, que se refieren al saludo de todo el cuerpo.

    1. Reduce el estrés

    Un beneficio visible ya al final de una sesión en el baño turco es la relajación. Una de las razones que impulsa a las personas a disfrutar de tratamientos de bienestar es precisamente la voluntad de reduce el estres diario. El estado generado por el baño turco es realmente genial relajación, bienestar y tranquilidad, lo que te hace olvidar tus ansiedades y preocupaciones por un tiempo.

    2. Elimina toxinas

    La principal acción del calor y el vapor es la inducción a transpiración. Sudar es importante porque es una forma sana y natural de eliminar toxinas mi purificación Piel. De hecho, a través del calor los poros se abren y dejan salir el sudor y con él las impurezas de la piel. Ahí piel parece purificado, más suave mi brillante, y también se reducen problemas como el acné y la dermatitis.

    3. Ayuda con la respiración

    La acción combinada de calor y vapor proporciona una ayuda importante para el tracto respiratorio. El calor descongestiona las mucosas, afloja y expulsa el exceso de moco. El vapor a su vez tiene muchos efectos beneficiosos: libera las vías respiratorias, tiene propiedades relajantes, estimula la circulación sanguínea y linfática para oxigenar más los pulmones y los tejidos, que están más tonificados.

    4. Estimula la circulación

    Como hemos dicho, el vapor dilata los vasos y estimula la circulacion de la sangre, un efecto que aumenta el bienestar de todo el cuerpo. En particular, implica un mayor aporte de oxígeno a las zonas dañadas del cuerpo, reduciendo algunos dolores localizados.

    Baño turco: contraindicaciones y precauciones.

    Por tanto, el baño turco ofrece muchos beneficios, pero no es adecuado para todos, y es importante implementar algunos precauciones para aprovecharlo al máximo. En primer lugar, el baño de vapor está contraindicado en personas que padecen trastornos cardiovasculares, venéreos o renalesy en mujeres embarazadas. Además, la experiencia puede resultar desagradable, y obtener el efecto contrario al deseado, para quienes pueden sufrir mareos, presión arterial baja y dolor de cabeza con las temperaturas y la humedad tan elevadas.

    Para afrontar mejor el tratamiento es necesario comenzar con el nivel adecuado de hidratacióny rehidratar adecuadamente al final, con agua, batidos de frutas e infusiones de hierbas. También es importante tener en cuenta el nivel de tolerancia al calor y la humedad de la persona. Generalmente se recomienda la sesión de 15 minutos, pero es mejor reducir el tiempo según sea necesario.

    Baño turco: 8 consejos para disfrutarlo al máximo

    El baño turco puede representar verdaderamente una experiencia regeneradora y relajante, pero para poder disfrutarlo al máximo es importante seguir algunos consejos prácticos tanto en la preparación como en el momento en sí. Un baño hecho con conciencia de hecho, es ciertamente más agradable y le permite beneficiarse al máximo de las propiedades. Veamos entonces 8 consejos para disfrutar al máximo el baño turco.

    1. El primer consejo es No comas en la hora anterior al tratamiento, para evitar el sobrepeso y el riesgo de enfermedad.
    2. Más bien, es importante beber agua y coma alimentos como frutas y batidos para hidratarse bien. Asimismo, tienes que reinstalación siempre liquidos perdido con la sudoración al final del baño de vapor, para mantener una hidratación adecuada.
    3. Antes de comenzar, se recomienda hacer uno ducha, que ayuda a dilatar los poros, que se preparan para eliminar toxinas.
    4. También es bueno elegir la "ropa" más adecuada para el baño turco. Seguramente, en los centros donde se presta según la tradición, es preferible hacerlo ofertas, porque se eliminan las barreras que crea el disfraz a la piel. Además, las bandas de goma pueden tensarse, lo que hace que la circulación sea menos fluida. Si no te sientes cómodo bikini o traje de baño todavía están bien.
    5. En muchos lugares también hay un guante para exfoliar la piel. Hacer este procedimiento durante el tratamiento ayuda a eliminar las células muertas que se expulsan lentamente gracias al sudor.
    6. Incluso si la sesión recomendada es de 15 minutos, es posible decidir la estancia dependiendo del bienestar y la comodidad personal. Si no soporta bien el calor, es mejor no exagerar y detener el tratamiento con más frecuencia alternando duchas frías. Si estás acostumbrado y te sientes bien, también puedes quedarte más tiempo y tener una sesión más intensa.
    7. Los baños turcos fueron creados para socializar, y esto todavía es posible hoy. Si te bañas con tu pareja o amigos es bueno tomar ese tiempo para charlar y estar juntos.
    8. Si por el contrario el objetivo es desconectar de todos y relajarse solo, podrá disfrutar de la tranquilidad del baño turco, incluso con tratamientos aromaterapia o de música en el fondo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información