Test de Rubeo: para que sirve y por que es importante

Test de Rubeo: para que sirve y por que es importante

los prueba de rubeo es un análisis de sangre que determina si una persona lo ha contraído o no rubéola o si ha sido vacunado en el pasado. La rubéola es una enfermedad viral que suele tener un curso benigno y manifestaciones leves: entre las más frecuentes la fiebre y las erupciones que pasan en un par de días.

√ćndice()

    Síndrome de rubéola congénita

    La enfermedad puede volverse mucho peligroso si se transmite de la madre al feto durante la el embarazo. En este caso se llama rubéola congénita y, como nos explican los expertos de la Fundación Veronesi, entre las alteraciones que puede conllevar, si se contrae durante la gestación, se encuentran malformaciones del feto, anomalías auditivas y visuales, alteraciones del sistema nervioso y cardíaco y también pueden determinar, en casos graves, muerte intrauterina.

    La contracción de la rubéola puede ocurrir durante el embarazo; el mayor riesgo de transmitir la enfermedad al feto y, en consecuencia, de malformaciones fetales, ocurre en el primeras dieciséis semanas del embarazo. Mientras que para las infecciones contraídas después de la vigésima semana el riesgo disminuye, ya que rara vez provocan malformaciones fetales.

    Interpretación del informe: prueba de rubeo positiva o negativa

    La prueba de rubeo busca a través de un recogida de sangre la presencia de dos inmunoglobulinas (o anticuerpos) particulares: IgG mi IgM.

    La presencia deinmunoglobulina M dará positivo en la prueba para una infección aguda en curso, ya que esas inmunoglobulinas son las que se producen durante la fase aguda de la enfermedad y permanecen en circulación durante unos 2 meses. L 'inmunoglobulina G, por otro lado, indicará positividad a infecciones previas: de hecho, estos anticuerpos se producen unas dos semanas después de la contracción del virus y permanecen activos en el organismo durante toda la vida del sujeto.

    El informe de la prueba mostrará las posibles combinaciones entre estos dos valores: uno positivo y uno negativo, ambos positivos, ambos negativos. Veamos abajo cómo interpretar el informe de prueba de rubeo, incluso si la opinión del especialista, en este caso su ginecólogo, siempre está bien asesorada.

    • Ver el IgG son positivas e IgM negativas: la mujer contrajo la enfermedad en el pasado y el virus no estaba presente en el momento de la recolecci√≥n, o al menos no estaba en su fase m√°s aguda.
    • Ver el IgG son negativas e IgM positivas: la infecci√≥n nunca se ha contra√≠do en el pasado, pero est√° presente en su fase m√°s aguda durante el per√≠odo de muestreo de sangre.
    • Ver el IgG son positivas e IgM positivas: la infecci√≥n est√° en curso o en cualquier caso se ha contra√≠do en los √ļltimos dos o tres meses, ya que la IgM necesita unos 2 meses para bajar y volver a los l√≠mites normales.
    • Ver el IgG son negativas e IgM negativas: la infecci√≥n nunca se ha contra√≠do, por lo que la mujer corre el riesgo de contraer la enfermedad.

    La consecuencia de una posible positividad hará que el médico tome medidas. Entre las más frecuentes se encuentra la realización de una amniocentesis o una villocentesis.

    Prevenir la rubéola

    La prueba de rubeo es sin duda una de las pruebas m√°s importantes y no debe subestimarse durante el embarazo, ya que actualmente no existen terapias espec√≠ficas para la rub√©ola. Si es posible, para aquellos que a√ļn no lo hayan hecho, uno vacunacion preventiva para el virus de la rub√©ola es la mejor soluci√≥n. No es posible hacer esto durante el embarazo, sino hasta tres meses antes de la concepci√≥n, si se planea.

    Para que sea válida, la cobertura de vacunación debe superar el 95% de la población. En Italia las cifras no alcanzan ese porcentaje y, además, solo el 40% de las mujeres susceptibles a la rubéola conocen su estado inmunológico. A pesar de esto, la situación ciertamente está mejorando: de 2000 a 2016 los casos de rubéola aumentaron de 2605 a 36; mientras que en el caso de la rubéola congénita de 2005 a 2015 hubo 83 casos, cifras que pueden y ciertamente deben mejorar.

    Ser sensibles a la vacunaci√≥n es la prevenci√≥n adecuada y, hasta la fecha, tambi√©n la √ļnica herramienta que tenemos a nuestra disposici√≥n para combatir la rub√©ola cong√©nita.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información