Técnicas de respiración para calmar la ansiedad.

Técnicas de respiración para calmar la ansiedad.

Técnicas de respiración para calmar la ansiedad.

Las técnicas de respiración están asociadas con una sensación de alivio del control de la ansiedad. Sin embargo, no funciona para todos. ¿Por qué pasó esto?

Las técnicas de respiración nos enseñan a concentrarnos en la respiración.. Suelen aplicarse durante un curso de psicoterapia o son el foco de otras prácticas, como el yoga o el pilates.

También se han convertido en una herramienta potencialmente útil para aliviar la ansiedad. Sin embargo, quienes sufren de ansiedad severa prolongada pueden sentir que estas técnicas son ineficaces. ¿Qué obstaculiza la efectividad de las técnicas de respiración para calmar la ansiedad?

Índice()

    Ansiedad en la evolución humana

    Hace millones de años, la especie humana luchó por sobrevivir de una manera muy diferente a la actual: cazando y recolectando alimentos, así como intentando defenderse de los depredadores.

    En el último caso, cuando se acerca un depredador, los mecanismos de acción que hicieron al ser humano seguro fueron la ansiedad y la activación, que a su vez puso en movimiento el sistema de lucha y huida y energizó este mecanismo. La activación del sistema de lucha y huida provoca cambios psicofisiológicos:

    • Cambios en el sistema nervioso, con aumento de la respuesta del sistema nervioso simpático.
    • Incremento de la respuesta noradrenérgica.
    • Aumento de los niveles de cortisol, con inhibición del sistema inmunológico y respuesta inflamatoria.

    En resumen, con la activación del sistema de lucha y huida, era más probable que el individuo no sufriera lo peor de la amenaza del depredador.

    Este sistema todavía está presente en humanosy se activa cuando la seguridad se ve amenazada por peligros externos. Esto a pesar de que el entorno ha cambiado y, en muchos casos, este sistema no es útil para combatir las amenazas modernas.

    Cambios en la activación de la respuesta de lucha-huida en el contexto actual

    No todos los días te enfrentas a depredadores del bosque en estos días. Sin embargo, la vida moderna activa estos mecanismos aunque las amenazas diarias hayan cambiado (problemas en el trabajo, en el hogar, de carácter económico, en la familia, en las relaciones sociales, etc.).

    Aqui esta eso el sistema de lucha-vuelo está activado. Las sensaciones que genera la activación son generalmente desagradables y esto muy a menudo hace que la persona maneje la situación evitándolas.

    ¿Por qué las técnicas de respiración no siempre funcionan?

    Técnicas de respiración han sido validados por estudios empíricos como uno de los tratamientos efectivos para controlar los síntomas desagradables de la ansiedad., junto con otros tratamientos de terapia cognitivo-conductual o de tercera generación.

    Además de esto, si intentas buscar en Google "cómo calmar o reducir la ansiedad", el primer resultado estará relacionado con las técnicas de respiración. En algunos casos, sin embargo, a pesar de cierto alivio, la ansiedad no desaparece por completo.

    También puede surgir una sensación de falta de aire cuando se modifica el ritmo respiratorio, lo que provoca una acentuación de ciertos síntomas provocados por la ansiedad.

    La asociación entre técnicas de respiración y control de la ansiedad puede inducir al individuo a practicarlas solo en presencia de este estado de ánimo. Posteriormente, la práctica de estas técnicas respiratorias podría favorecer la aparición de ciertos síntomas que el individuo asociará con la ansiedad.

    Por tanto, el riesgo es asociar el ejercicio con la condición de tensión.. Por otro lado, la simplificación y automatización de las técnicas no tendría en cuenta el objetivo que requiere que el paciente reconozca los síntomas.

    ¿Qué hacer cuando las técnicas de respiración no funcionan?

    Darse cuenta de que las técnicas de respiración para calmar la ansiedad no funcionan puede generar frustración. Muy a menudo, los seres humanos afirman deshacerse de los síntomas desagradables concentrándose en ellos. en lugar de centrarse en el mundo exterior.

    Las técnicas de respiración pueden actuar como un salvavidas en medio de una tormenta: sostienen el barco justo donde está, sin que las olas lo hundan. De hecho, no es una tarea fácil y las técnicas de respiración son efectivas si se practican de manera constante y no solo cuando se siente ansiedad.

    Las técnicas que se centran en el contacto con el presente pueden ser una forma alternativa para completar los ejercicios de respiración.

    Las herramientas de atención plena nos ayudan a mantenernos firmes en el presente, ayudando a la mente a adoptar el papel de un observador externo en la búsqueda de soluciones a un problema. En este sentido podemos jugar con atención de muchas formas. Por ejemplo:

    • Centrándose en el ritmo de respiración y sobre el movimiento del abdomen con cada inhalación y exhalación.
    • Observando objetos, colores, como si los viéramos por primera vez.
    • Dar un nombre, un color, una forma, una textura, una temperatura a las sensaciones responsables del malestar.
    • Escuchar música y centrar nuestra atención en los diferentes instrumentos musicales que escuchamos para experimentarlos poco a poco.
    • Seguir una dieta consciente y prestar atención a las sensaciones físicas y al agrado de la comida.

    En definitiva, utilizar las técnicas de respiración como herramientas para controlar la ansiedad puede llevarnos a asociarlas a ella. En cualquier caso, el objetivo es realícelos incluso en momentos en los que no haya lugar para la ansiedad. Estas estrategias se pueden combinar con otros ejercicios o disciplinas que favorezcan un mayor contacto con el presente.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información