Taquicardia en el embarazo

Taquicardia en el embarazo

Durante el embarazo, especialmente en la √ļltima fase, una frecuencia card√≠aca m√°s alta puede considerarse natural, ya que el coraz√≥n tiene que bombear sangre por dos, y la forma m√°s eficiente de hacerlo es precisamente aumentando los latidos.

Esto significa que los latidos pueden pasar de unos 70 por minuto a una media de 80-90, llegando incluso a 120-140 en el caso de un embarazo gemelar; al mismo tiempo, la presión arterial tiende a descender, alcanzando valores por debajo de 140 mmHg para el máximo y 90 mmHg para el mínimo.

Sin embargo, no es anormal aumento de la frecuencia cardíaca incluso al comienzo del embarazo, en el primer trimestre, siguiendo cambios en el organismo: durante la gestación, de hecho, además del trabajo adicional, el corazón se mueve literalmente, dado que, durante los nueve meses, el diafragma tiende a subir, haciendo que el corazón se acerque a la caja torácica y su rotación hacia adelante, con el eje eléctrico del corazón que, en efecto, se desvía hacia la izquierda en 15-18 grados.

Durante la segunda parte del embarazo, por otro lado, a medida que el beb√© crece necesita una mayor cantidad de alimento, por lo que el coraz√≥n debe bombear necesariamente m√°s r√°pido; asociada a la taquicardia, en los √ļltimos meses antes de dar a luz la futura madre tambi√©n puede notar un poco de disnea, dado que la barriga, a medida que crece, ocupa inevitablemente espacio en los pulmones y, al mismo tiempo, es m√°s dif√≠cil llevar un peso aumentado en promedio en 8 o 10 chile, raz√≥n que por s√≠ sola ser√≠a suficiente para justificar un trabajo extra del coraz√≥n.

√ćndice()

    Principales causas de taquicardia en el embarazo.

    taquicardia en el embarazo causas
    Fuente: Web

    Hay varias causas posibles que explican la taquicardia en el embarazo; veamos los principales:

    • Presi√≥n arterial baja: especialmente al inicio del embarazo, cuando existe una vasodilataci√≥n fisiol√≥gica que puede provocar ca√≠das de presi√≥n, la taquicardia puede ser frecuente. Sin embargo, se trata de un fen√≥meno pasajero destinado a resolverse tan pronto como los valores vuelvan a la normalidad, al final del segundo trimestre.
    • Deficiencia de hierro: la anemia puede ser una causa frecuente de taquicardia durante el embarazo, as√≠ como deficiencia de hierro, cuya necesidad aumenta naturalmente durante el per√≠odo de gestaci√≥n. La funci√≥n de este mineral es precisamente transportar ox√≠geno en la sangre y, si su concentraci√≥n disminuye, el contenido de ox√≠geno circulante se reduce y el coraz√≥n se ve obligado a realizar un trabajo adicional para poner en circulaci√≥n la cantidad de ox√≠geno que tiene la madre. y los beb√©s necesitan. Para saber si tiene riesgo de anemia, basta con un an√°lisis de sangre.
    • Tiroides: la disfunci√≥n tiroidea puede estar en la base de la taquicardia en el embarazo y, aunque nunca la haya padecido antes, puede manifestarse durante los nueve meses, dado que la tiroides est√° particularmente involucrada en el desarrollo som√°tico y cerebral del feto: si de hecho esto El funcionamiento de un √≥rgano m√°s de lo normal, lo que los m√©dicos denominan hipertiroidismo, puede, en consecuencia, aumentar la frecuencia card√≠aca. Incluso en este caso, sin embargo, un simple an√°lisis de sangre puede aclarar cualquier duda.
    • Ansiedad: obviamente un estado de √°nimo particularmente agitado, la idea de todos los cambios en nuestro cuerpo y nuestra vida puede afectar el curso normal del coraz√≥n, sometido a estr√©s por la ansiedad.

    Entonces, conociendo las posibles causas, ¬Ņc√≥mo remediar la taquicardia?

    Remedios para la taquicardia en el embarazo

    taquicardia en remedios para el embarazo
    Fuente: Web

    Para saber si tenemos una disfunción tiroidea o una deficiencia de hierro, como hemos dicho, basta con someterse a un prueba de sangre, que puede brindarnos información valiosa y explicar la taquicardia.

    Por lo demás, sin embargo, si las palpitaciones son modestas y no molestas, no hay razón para preocuparse. Si el ginecólogo lo considera oportuno, se programa una visita cardiológica más las pruebas instrumentales, como una electrocardiograma, ecocardiograma o Holter.

    Por lo demás, enfocar tu estilo de vida en el bienestar puede ser de gran ayuda: evita hacer esfuerzos y movimientos bruscos, no te canses demasiado, no te pongas ansioso, sigue una dieta sana y equilibrada, bebe abundantes líquidos y no tomes demasiado peso.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información