Tapón mucoso y otros 6 signos de que el trabajo de parto está comenzando

Tapón mucoso y otros 6 signos de que el trabajo de parto está comenzando

Desde el inicio, en las primeras semanas de embarazo, se forma una gruesa capa de moco cervical en el cuello del útero, que con los meses se vuelve más densa, formando un verdadero tapón, que toma el nombre de tapón mucoso. Su función durante el período de gestación es de extrema importancia, porque garantiza una barrera real para proteger al feto del entorno circundante, constituyendo un impedimento fisicoquímico e inmunológico para bacterias o cuerpos extraños que intentan acceder al útero y al saco amniótico.

Pero el papel del tapón mucoso es de fundamental importancia también en las últimas semanas de embarazo, especialmente para monitorear el estado de salud de la futura madre y brindar información valiosa sobre el enfoque del trabajo de parto y, por tanto, del parto: este último pasaje se produce a través de su expulsión, lo que da indicaciones sobre el estado del medio interno, ya que la pérdida del tapón mucoso es la primera señal de que el parto está próximo.

Índice()

    La aparición del tapón mucoso en el embarazo.

    tapón mucoso en la apariencia del embarazo
    Fuente: web

    El tapón mucoso tiene una apariencia que varía de una mujer a otra, porque la conformación de los órganos íntimos internos nunca es la misma, lo mismo ocurre con las concentraciones hormonales. La densidad y el color del tapón mucoso, así como la cantidad de secreción expulsada, nunca son iguales para todos ellos. Además, en muchos casos las mujeres ni siquiera notan la pérdida del tapón mucoso, si no al final, mientras que otras tienen pérdidas regulares que pueden durar semanas.

    Generalmente, mientras permanezca posicionado en el canal cervical, no notamos la presencia del tapón mucoso, que sin embargo se desprende y se elimina naturalmente cuando se acerca el parto. Su expulsión se nota a menudo al notar pérdidas inusuales, di consistencia gelatinosa y color variable de blanco / rosa a marrón oscuro. El diferente color de la secreción depende de la cantidad más o menos constante de rastros de sangre, de hecho, incluso si nota algunas vetas rojizas en la expulsión, no hay que alarmarse, ya que son los rastros de sangre, absolutamente normales, que deja la rotura. pequeños capilares en el cuello uterino, capilares que se rompen justo cuando el tapón mucoso se desprende de su posición.

    Lo único cierto es que la pérdida del tapón mucoso marca el inicio del período preparto, que se produce gracias a los cambios hormonales y la dilatación del cuello cervical. Aunque, como hemos dicho, la cantidad de secreción, la densidad y el color varían de una mujer a otra, el tapón mucoso obviamente debe ser monitoreado, y es recomendable llamar a tu ginecólogo si ocurre alguna de estas situaciones:

    • Pérdida prematura del corcho: por lo general, el tapón mucoso comienza a ser expulsado del cuerpo a partir de las seis semanas antes del nacimiento; por lo tanto, si la fuga del tapón ocurre antes de este período, es mejor verificar el nivel de cierre del cuello uterino, porque la pérdida prematura del tapón mucoso puede coincidir con un parto prematuro.
    • Tapón mucoso demasiado abundante: si necesita una toalla sanitaria para contener las fugas, lo mejor es contactar con su ginecólogo.
    • Tapón mucoso con mucha sangre: Necesita ver a su médico si su sangrado es abundante y contiene mucha sangre, ya sea de color rojo claro o brillante.
    • Tapón mucoso de color marrón: podría ser simplemente sangre vieja, atascada entre una capa y otra del corcho durante el embarazo, pero siempre es mejor comprobar.
    • Tapón mucoso de color amarillo: el color amarillo podría indicar una pequeña infección en curso.
    • El tapón mucoso huele mal: como el color amarillo de la gorra, incluso el mal olor podría indicar la presencia de una infección vaginal que, aunque inofensivo para la madre, podría ser potencialmente peligroso para el feto. De hecho, en el momento del nacimiento, el bebé debe atravesar rápidamente todo el canal vaginal y, para evitar que contraiga hongos o bacterias, el ambiente interno debe estar perfectamente limpio.

    Pérdida del tapón mucoso y otros signos del parto.

    tapón mucoso en el embarazo
    Fuente: web

    Como hemos dicho, la pérdida del tapón mucoso advierte a la futura madre que falta el parto, aproximadamente, dos o tres semanas; sin embargo, la expulsión del tapón no debe confundirse con la leucorrea gravídica, o fugas transparentes, que representa una lubricación natural de las paredes de la mujer, provocada por el aumento de estrógenos. Distinguir los dos es simple, también debido al color diferente del tapón mucoso.
    En cualquier caso, tras la pérdida del tapón mucoso, en las siguientes semanas, podemos empezar a experimentar los síntomas típicos del parto, por ejemplo:

    • Flujo vaginal transparente y líquido
    • Dolor de espalda: El malestar puede deberse a la bajada del bebé, pero para indicar el inicio del trabajo de parto, ya que es una queja común en el embarazo, debe estar asociada a otros síntomas, como dolor en la parte baja del abdomen.
    • Dolor en la parte inferior del abdomen: dado por el hecho de que, durante el término del embarazo, el bebé se mueve hacia abajo preparándose para salir, presionando en la parte inferior del vientre y provocando dolor a la madre.
    • Él lucha por respirar: la presión del feto contra la parte inferior del abdomen puede causar problemas respiratorios a la madre.
    • Agotamiento

    Cuando el trabajo de parto está en sus primeras etapas, obviamente comenzaremos a sentir la contracciones, que requieren que la gestante sea transportada al hospital cuando son intensas y regulares, y la distancia entre contracciones es de 5 minutos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información