"Si una mujer que sobrevivió a un torturador debe sobrevivir a la ignorancia de la gente"

"Si una mujer que sobrevivió a un torturador debe sobrevivir a la ignorancia de la gente"

"Querido Bruno Vespa, te diré cómo vivir como un 'superviviente'“.

As√≠ comienza la carta que, a trav√©s de las redes sociales, Grace Biondi idealmente se dirigi√≥ al periodista, despu√©s de la entrevista realizada en el transcurso de Puerta a puerta a Luc√≠a Panigalli, quien escap√≥ del ataque de su expareja hace nueve a√Īos, y que le cost√≥ un procedimiento sancionador por parte de la Orden de Periodistas.

Ella, Grace, sabe bien lo que significa vivir con terror y bajo la constante intimidaci√≥n de quienes se aseguran de "amarte". Su esposo la hostig√≥ durante nueve largos a√Īos, la oblig√≥ a vivir recluida en su propia casa, la golpe√≥, insult√≥, amenaz√≥ constantemente "C√°llate si no quieres que te entierren en el patio trasero‚Äú.

Despu√©s de casi una d√©cada de sufrimiento, Grazia encontr√≥ la fuerza y ‚Äč‚Äčel coraje para rebelarse: denunci√≥ a su marido, fund√≥ elAsociaci√≥n Manden, que de inmediato pas√≥ a formar parte de la red de v√≠ctimas y asociaciones, la AMA, hablada en Montecitorio en noviembre de 2017 con motivo de la Jornada contra la violencia contra la mujer, y vivi√≥ en su piel otras bromas absurdas: en primis, lo descuento de penalizaci√≥n disfrutado por el ex marido, dado que el fiscal hab√≠a pedido tres a√Īos para el hombre, luego reducido, con la sentencia de julio de 2018, a apenas Diez meses (a partir de la denuncia de 2011, la sentencia se alcanz√≥ solo el a√Īo pasado). Y entonces la orden de desalojo del antiguo hogar conyugal recibido en abril de 2019, luego suspendido.

Negativamente impresionada por la forma en que Vespa realizó la entrevista con Lucía, Grazia se sintió obligada a contarle, a través de Facebook, lo que realmente significa sobrevivir a experiencias de violencia como las que han vivido, así como a muchas otras mujeres de nuestro país. , desde Lidia Vivoli hasta Pinky Aulakh.

'Grace sabes que al verte no parece haber experimentado ninguna violencia - dice el post - hablas bien, est√°s bien vestida y maquillada, esto no es bueno para ti, est√°s demasiado compuesta y gen√©rica, tienes que hablar de c√≥mo te maltrataron, violaron , burlado, humillado ... De lo contrario los dem√°s no creer√°n que eres una v√≠ctima ‚ÄĚ.

“Sí, se me heló la sangre al escucharme decir estas cosas, porque quiero olvidar el infierno que viví, no soy un bicho raro ni una película de terror.
Soy una mujer que vive su dolor con dignidad, que no llora sobre sí misma, no me gusta hablar de la violencia que sufrí, pero me encanta contar mi camino hacia la vida, hacia ese milagro que no todas las mujeres son capaces de obtener y eso sí. quien ama libertad...

Pasé una noche sin dormir, mientras estas palabras daban vueltas en mi mente, y me preguntaba por qué la gente solo considera la violencia cuando la ve, cuando mueres o cuando te destrozan o te queman los ácidos.

En el pasado algunas personas cercanas a mí presenciaron mi dolor y parecían disfrutar de mi miedo, casi de manera sádica, no había una mirada mía que despertara lástima, como para perturbar y sentirme manchada por tanta violencia, la que me rompió los huesos. , que me humillaba y me debilitaba y desesperaba cada día ...

No le contaré las veces que me golpearon, escupieron, patearon, no le contaré todas las veces que me desperté sin verme, sin saber quién era.

Cada día fue una violencia, una pesadilla que no quiero recordar ...

A menudo las v√≠ctimas llevan una marca, como la que tienen las bestias, y la sociedad la ve, la siente y por lo tanto sigue trat√°ndote siempre como v√≠ctima ... Como si hubieras autorizado inmediatamente a otros a herirte y hacerte da√Īo ... Y es para esto es que siempre debemos defendernos de los t√≥picos, porque si vas a una audiencia y te maquillas en lugar de ir despeinado y con la cara p√°lida, ¬°no eres una v√≠ctima!

No eres cre√≠ble si sales por la ma√Īana sonri√©ndole a la vida, aunque cada vez que levantas la cara y te miras al espejo ves esas sombras y escuchas tus gritos, pero las cubres con un bonito labial rojo y un maquillaje impecable.

Nadie sabe c√≥mo se siente por la noche, cuando te despiertas y sientes tu respiraci√≥n, esa misma respiraci√≥n que a veces te has perdido y que te hizo pensar en el final de ti mismo, de tu vida ... Pero est√°s ah√≠, y piensas que ha pasado, te abrazas y meces como un ni√Īo, dici√©ndote que los orcos se fueron, porque eras bueno ... Y ahora solo tienes una forma de evitar que vuelvan, trata de olvidar, pero sabes que no puedes olvidar, s√≠ solo puede avanzar sin mirar atr√°s.

A menudo llegan los orcos y te arrastran, con una peque√Īa frase, con un olor o una situaci√≥n que te recuerda que existieron y que ning√ļn mago ha venido a guardarte, sino solo t√ļ.
Los sientes gatear, cuando a veces estás solo, y miras hacia la noche, esa noche que nunca llega, porque en cada habitación siempre debe haber luz.

Los 'supervivientes', precisamente por serlo, nos vemos obligados a sufrir todo tipo de prejuicios, ¬°casi culpables de haberlo logrado!

Desafortunadamente, ella es la expresión de un país que ha perdido humanidad y compasión, que escribe y habla de 'buen gigante' para describir a un asesino y de 'confusión sexual' para hablar de una víctima que pagó con su vida su negativa. Muchos de nosotros fuimos salvados del verdugo, pero no de la victimización secundaria, el que mata a mujeres como yo, obligándolas a morir para ser creídas.
Antes de conocer a mi verdugo quería ser periodista, porque siempre he creído que una información sana y correcta puede cambiar el mundo.

Tambi√©n me alegra no haber escuchado tu entrevista, ya que me bast√≥ con leer algunas citas para comprender hasta d√≥nde tienen que llegar las mujeres para ser cre√≠das, respetadas y protegidas. La gravedad de esta historia es que t√ļ, como tantos otros colegas, contribuyes todos los d√≠as a inculcar y fortalecer una cultura profundamente patriarcal.

Pero cuando una mujer sobrevive a un ogro, también puede sobrevivir a la ignorancia y la maldad de la gente.

No importa que te crean los que no entienden, pero es importante ser conscientes del horror que se ha vivido y de la gran fuerza que hemos encontrado para renacer ... Los que no saben, los que no aman, los que juzgan, los que no pueden ir más lejos, no te creerán. Sonrisas, los que nunca han entendido que muchas veces detrás de la sonrisa de una mujer se puede esconder un gran dolor junto con una gran dignidad.“.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información