Sexo después del parto: todo lo que nadie dice (y en cambio hay que hablar de eso)

Sexo después del parto: todo lo que nadie dice (y en cambio hay que hablar de eso)

Aunque el componente sexual representa una parte muy importante dentro de una pareja, el sexo después del parto No siempre es una cuestión sencilla de afrontar, y negarla sería injusto, sobre todo porque estamos hablando de dificultades humanas y absolutamente comprensibles.

Cuanto tiempo ¬ŅTiene que pasar antes de que vuelva a tener relaciones sexuales? Existen precauciones detalles a llevar? ¬ŅPor qu√© no me siento listo para tener una relaci√≥n todav√≠a? Estas son algunas de las dudas y preguntas m√°s frecuentes que pueden apoderarse de la mente de las nuevas madres. Y todos son absolutamente naturales.

√ćndice()

    ¬ŅCu√°ndo puede tener relaciones sexuales despu√©s de dar a luz?

    Generalmente se recomienda reanudar las relaciones sexuales aproximadamente cuarenta días después de dar a luz, para permitir que los tejidos vuelvan a la normalidad, especialmente si ha habido suturas después de una episiotomía. En cualquier caso, una visita preventiva al ginecólogo puede ayudar a comprender si se puede retomar la actividad sexual en paz.

    Una encuesta realizada en 2013 por un grupo de investigadores australianos, coordinada por el médico Ellie McDonald, del Murdoch Children's Research Institute en Melbourne, sobre más de 1.500 mujeres primíparas encontraron que se necesitarían al menos da 6 a 24 semanas.

    Entre los factores que retrasan la reanudaci√≥n de la actividad sexual se encuentran las incisiones perineales, el uso de herramientas m√©dicas para facilitar la salida del ni√Īo, pero tambi√©n la seccion de ces√°rea. El dolor en las relaciones sexuales despu√©s del parto est√° bastante extendido, tanto que, tres meses despu√©s del parto, el 50% de las nuevas madres lo padecen, mientras que el 25% de ellas todav√≠a las acusa a los seis meses.

    Consejos y precauciones sexuales posparto

    sexo después del parto

    Entre los diversos factores que influyen en el interés por las relaciones sexuales también se encuentra el miedo a quedar embarazada de nuevo; implícitamente, de hecho, la sexualidad está íntimamente ligada a la idea de maternidad pero, al no poder metabolizar el embarazo que acaba de suceder, obviamente no se considera preparada para afrontar otro.

    Por tanto, aunque la fertilidad se reduce al mínimo durante la lactancia, es importante utilizar una buena método anticonceptivo; hasta el regreso del ciclo, de hecho, no se sabe exactamente cuándo ocurre la ovulación, y ni siquiera hay signos que nos permitan identificar el período "en riesgo".

    Si no está amamantando, cualquier método anticonceptivo puede estar bien, mientras que en caso contrario es mejor no tomar estrógenos, que pueden pasar a la leche, por lo que es recomendable tomar la minipíldora, o la píldora de progestina, que contiene solo progesterona, no liberada en la leche.

    Alternativamente, se puede utilizar preservativo o espiral, aunque en este caso es necesario esperar tres meses después de un parto natural y unos 8 meses para una cesárea.

    Como siempre pasa el comunicación de pareja es la base de todo; de hecho, si la nueva madre entra en una dimensión dedicada exclusivamente a la maternidad, "olvidando" que ella también es mujer, con deseos sexuales y pareja, los nuevos padres pueden en cambio luchar para asumir la perspectiva de la pareja, sin comprender sus estados de vida. alma. Por ello, hablar y discutir es la mejor herramienta para superar cualquier problema relacionado con la disminución del deseo o la ausencia de relaciones.

    En segundo lugar, puede intentar retomar el contacto de forma paulatina, comenzando con abrazos y peque√Īos momentos de intimidad que una pareja a√ļn debe forjarse independientemente de la llegada de un hijo; entonces es necesario recuperar una dimensi√≥n er√≥tica, para volver a conectar con la sexualidad lentamente.

    Desde el punto de vista del acto real, existen algunos "expedientes" para ayudar a ambos socios a recuperar una sexualidad saludable: por ejemplo, en los primeros días se pueden preferir posiciones que vean a la mujer arriba, ya que en estos circunstancias, la presión sobre el perineo es mucho menor; también podrías pensar en el gimnasia perineal, para devolver la elasticidad a la vagina. Si incluso con estas precauciones el dolor no desaparece, es importante que se comunique con su ginecólogo.

    El componente psicológico también es muy importante con respecto al tema, de hecho suele ser la clave de interpretación que sobre todo afecta el componente sexual en la pareja de nuevos padres.

    Sexo después del parto: el consejo del psicólogo.

    "El embarazo es un estado de gracia", "el embarazo es un momento maravilloso", "el embarazo embellece a las mujeres". Los dichos sobre los 9 meses son interminables y sin duda son todos ciertos - explica la Dra. Cristina Colantuono, psicóloga y psicoterapeuta -

    Dar a luz a un ni√Īo, ver crecer la barriga, escuchar el primer bal√≥n de f√ļtbol, ‚Äč‚Äčverlo en la ecograf√≠a son momentos irrepetibles y tambi√©n dif√≠ciles de describir.
    9 meses dedicados al crecimiento del peque√Īo en el lugar m√°s seguro que existe y 9 meses para que mam√° y pap√° se familiaricen con esta nueva realidad que los ve encarnar un rol especial, con todas las cargas y honores.

    El acercamiento de la fecha prevista del parto trae consigo también toda la emoción del primer outfit, de las bolsas de cambio para el hospital, del curso prenatal pero también el miedo al dolor, las complicaciones y los imprevistos.

    La mujer es la principal protagonista, pero los cambios tambi√©n afectan al padre y en consecuencia la pareja misma: cambios, seg√ļn el psic√≥logo, que pueden crear muchas dificultades si no se abordan con previsi√≥n y lucidez.

    Transformarse de pareja en familia es un trastorno complejo, una etapa evolutiva de la familia que hay que afrontar "con mimo" porque el nacimiento de un hijo en una pareja es comparable a la fuerza de un tornado en una casa: si tu casa es de paja, el tornado la barrerá, por el contrario resistirá si, por el contrario, los cimientos se han reforzado con hormigón.

    ¬ŅY c√≥mo se consolida una relaci√≥n? ¬°Con comunicaci√≥n! Est√° mal pensar que el amor lo deja todo claro, nadie tiene la capacidad de leer la mente, ni siquiera la pareja m√°s enamorada. Si compartes todo, perplejidades, preocupaciones pero tambi√©n satisfacciones y alegr√≠as, evitas que lo t√°cito y las dudas debiliten la relaci√≥n.

    Compartir expectativas sobre el ni√Īo, miedos, preocupaciones sobre la paternidad, los espacios de pareja y el deseo de proteger los momentos para dos har√° que la relaci√≥n sea m√°s s√≥lida y por tanto tambi√©n la har√° sobrevivir al nacimiento de un hijo. Una buena relaci√≥n con tu pareja tambi√©n te permite afrontar las dificultades que puedan surgir a nivel sexual.

    El embarazo es una experiencia increíble para todo el mundo psicológico de la madre, pero también es un momento de agitación física no son indiferentes y las hormonas, de aliadas en la concepción y en el puerperio, se vuelven enemigas de la pareja después del parto ya que afectan el deseo sexual de la mujer.
    Los mal pensadores atribuyen la falta de libido al nuevo rol de madre porque est√° mal asociado al concepto de protecci√≥n y cuidado del reci√©n nacido, ¬°pero en realidad no es as√≠! Sin duda, la mujer est√° investida de enormes responsabilidades y un instinto maternal reforzado que la empuja consciente e inconscientemente a anteponer las necesidades y necesidades del ni√Īo.

    Pero eso no es todo, seg√ļn el m√©dico:

    El sexo se convierte en el √ļltimo pensamiento tambi√©n por razones puramente f√≠sicas: deficiencia de hierro, s√≠ntomas de depresi√≥n posparto, prolactina (que estimula la producci√≥n de leche), laceraciones y episiotom√≠a, dolor de la zona genital. todas estas son condiciones que pueden afectar f√≠sicamente causando una mala lubricaci√≥n de la vagina, por ejemplo, y una disminuci√≥n del deseo en general. La consecuencia m√°s obvia es que la penetraci√≥n puede volverse dolorosa.
    Por tanto, los problemas sexuales tras el parto son causados ‚Äč‚Äčpor componentes multifactoriales que se originan tanto a nivel f√≠sico como psicol√≥gico.

    Son situaciones que siempre han creado prejuicios contra la mujer "culpable" y a favor de un hombre que se convierte en "víctima", pero el asunto es mucho más complejo: las dificultades de las mujeres tienen una base orgánica clara y es trabajo del hombre apoyarla y enfrentarlos con ella para encontrar una solución.

    Una soluci√≥n, seg√ļn el Dr. Colantuono, siempre hay y est√° al alcance de todos:

    el ginec√≥logo puede recetar medicamentos para contener los efectos de las hormonas posparto y el psic√≥logo puede ayudar tanto a la madre a lidiar con los miedos, inseguridades y emociones relacionadas con el nuevo papel que la pareja misma tiene para encontrar un nuevo equilibrio juntos despu√©s la llegada de un ni√Īo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información