¿Sabes por qué te sientes mal cuando lees en el coche?

¿Sabes por qué te sientes mal cuando lees en el coche?

los enfermedad del coche puede deberse a muchas razones. Seguramente hay una propensión por parte del individuo que la padece, pero no podemos pasar por alto que estabilidad del coche tiene su peso inconfundible: un vehículo que no tiene buenos amortiguadores, por ejemplo, corre el riesgo de hacernos saltar incluso en trayectos cortos, con consecuencias fáciles de imaginar. También hay que decir que, tal vez, si sabes que padeces mareos en el coche, sería bueno viajar a estomago vacio para reducir la incomodidad. Y no debemos olvidar que el fenómeno puede tener que ver con las habilidades -o mejor dicho, las incapacidades- del conductor: si los que están al volante provocan tirones, el viaje no será un placer en absoluto.

Luego hay una actividad que a muchos nos gustaría practicar en el coche, sobre todo cuando tenemos que quedarnos allí para desplazamientos de unas horas, pero no siempre es posible, o al menos no para todas las personas. Este es el leyendo. Ya sea que haya elegido una buena novela, un libro de poesía, un periódico o una revista de chismes, es lo mismo: cada vez que intentamos leer en el automóvil, las náuseas y el mareo vienen de inmediato. No todo el mundo es así. Entonces, ¿de qué depende?

Lectura de mareos en el coche
Fuente: Pixabay

En cuanto a todo lo que tiene que ver con la respuesta de nuestro cuerpo a las exigencias que nos plantea la vida diaria, depende de la cerebro. El sistema nervioso se encarga de leer el mareo del coche, es decir, ¿cómo es posible? La explicación parecería estar en el hecho de que el cuerpo humano, al intentar leer en un automóvil en movimiento, se ve afectado por dos estímulos. La primera es la de la vista fija sobre una zona concreta, el libro o periódico que sea. El segundo se refiere a todo el cuerpo que por tanto percibe movimiento.

La prueba contraria podría estar en el hecho de que el mareo en el automóvil no se desencadena inmediatamente, sino poco después de que uno está en movimiento. De hecho, tan pronto como se vaya, no importa si el automóvil es un automóvil o un vagón de tren, el punto de vista del observador se desplaza sobre sí mismo y uno siente que es el paisaje el que está en movimiento. Este es un regalo particular del física del universo, que está vinculado precisamente al punto de observación. Solo más tarde, quien está en el coche se da cuenta con todo el cuerpo de que se está moviendo.

Se puede entender "grande" pensando en el mismo planeta Tierra. La Tierra realiza varios movimientos. Ahi esta rotación alrededor de su eje, el Revolución alrededor del sol y finalmente el Traducción. Conocemos estos movimientos porque alguien antes que nosotros y mejor que nosotros los ha estudiado. Pero, en la antigüedad, como todo el mundo sabe, se pensaba que era el sol, por ejemplo, el que giraba alrededor de la Tierra y no la Tierra alrededor del sol. Siempre fue una cuestión de punto de observación: el sol hace una especie de viaje en el cielo, según el observador menos experimentado, pero sabemos que, en cambio, la alternancia del día y la noche se deriva precisamente de la rotación de la tierra.

Lectura de mareos en el coche
Fuente: Pixabay

Lo cierto es que sería bueno no tener que encontrarse con este trastorno solo porque haya intentado leer. Ahí náusea siempre es una alarma fundamental para el organismo, que suele ayudarnos a entender si hemos comido demasiado o muy poco, si sufrimos alguna alergia a algo -sí, porque es uno de los síntomas de alergia menos conocidos- y nos ayuda a comprender si estamos embarazadas. Las náuseas tampoco deberían estar relacionadas con ninguna libros: la lectura es una de las actividades más divertidas del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información