Rosalind Franklin, la mujer que descubrió el secreto de la vida, a quien "robaron" el Nobel

Rosalind Franklin, la mujer que descubrió el secreto de la vida, a quien "robaron" el Nobel

Hay muchas mujeres en la ciencia, pero no todas han recibido los premios a los que hubieran tenido derecho durante su vida. Entre ellos también hubo Rosalind Franklin, que el neoyorquino describe como la Sylvia Plath de la biología molecular. Una figura muy importante, de la que lamentablemente incluso sus colegas masculinos se burlaron. "Si se hubiera quitado las gafas y se hubiera cambiado el peinado, no habría sido tan poco interesante"uno de sus colegas escribió sobre ella. Los mismos colegas que habían utilizado los datos que recopiló para formular la teoría sobre la estructura del ADN, que luego recibió el Nobel.

Nacida en Londres el 25 de julio de 1920, Rosalind Franklin pertenec√≠a a una rica familia de clase media de editores y banqueros jud√≠os. Pas√≥ una infancia feliz, tranquila y confortable, entre la escuela, el deporte y las visitas a la casa de campo de su abuelo. Todo eso cambi√≥ en 1929, cuando la enviaron a un internado en Sussex, un √°rea que sus padres consideraban m√°s saludable para ella. Inscrito en el muy estricto Escuela Lindores para se√Īoritas, se apasion√≥ por la geometr√≠a, la geograf√≠a, pero sobre todo la ciencia, asignatura en la que destac√≥.

En enero de 1932, Rosalind Franklin regresó a Londres, donde comenzó a asistir a St. Paul, una escuela conocida por su rigor académico. Obsesionada con las calificaciones, tanto que constantemente pensaba que no podría hacerlo (aunque fuera un pensamiento infundado), ganó una beca para la escuela secundaria, donde se concentró en disciplinas científicas.

Cuando Hitler subió al poder, en 1938 Rosalind fue admitida en el Newnham College de Cambridge y se lanzó con entusiasmo a la vida universitaria. Escuchó a los nombres más importantes de la ciencia de Cambridge y asistió a una reunión delAsociación de Trabajadores Científicos de los cuales el presidente fue Lawrence Bragg quien, en ese momento, había compartido el premio Nobel con su padre por usar la difracción de rayos X para determinar la estructura de los cristales.

Todo lo que Rosalind Franklin quer√≠a era agregar pr√°ctica t√©cnica a las muchas nociones que estaba aprendiendo, pero el mundo fuera de Cambridge parec√≠a colapsar bajo la amenaza nazi-fascista. En octubre de 1940, ingres√≥ a su √ļltimo y tercer a√Īo: gracias a sus excelentes calificaciones sab√≠a que si la universidad se ve√≠a obligada a cerrar debido a la guerra, se encontrar√≠a en posesi√≥n de suficientes credenciales para trabajar como qu√≠mica de guerra.

Afortunadamente no hubo necesidad, y en 1941 Rosalind Franklin pudo graduarse. Luego comenzó a trabajar como investigadora, estudiando la porosidad del carbón. Su actividad ayudó a darle la idea de fibras de carbono muy fuertes, una idea que más tarde formó la base de su doctorado en 1945 en química y física. Después de que terminó la guerra, aceptó un trabajo en París, donde se especializó en la técnica de difracción de rayos X, un método utilizado para analizar moléculas grandes.

Al regresar a Londres en 1950, ahora experta en la estructura del carbón y el carbono, se trasladó al Laboratorio de Física de Wheatstone en el King's College de Londres, dirigido por Maurice Wilkins. Se convirtió en parte de un grupo de investigadores que participaron en el análisis de la estructura del ADN. Después de descartar inicialmente la idea de una estructura de doble hélice, logró obtener la prueba que necesitaba. De hecho, su capacidad para preparar preparaciones químicas y análisis de rayos X proporcionó la primera imagen clara del ADN.

Sus datos se utilizaron m√°s tarde para formular la hip√≥tesis de Maurice Wilkins, Francis Crick mi James Watson en 1953 sobre la estructura de doble h√©lice del ADN, gracias a lo cual recibieron el Premio Nobel. Rosalind Franklin ni siquiera fue mencionada. Despu√©s de terminar su parte del trabajo de ADN, dej√≥ el laboratorio y realiz√≥ un trabajo pionero sobre el mosaico del tabaco y el virus de la polio. Muri√≥ a los 37 a√Īos por complicaciones del c√°ncer de ovario. Solo despu√©s de su muerte, el mundo cient√≠fico se dio cuenta de la importancia de sus descubrimientos.

Se le ha dedicado una obra de teatro, Fotografía 51, de Anne Ziegler, que también se convirtió en una película dirigida por Michael Grandage y protagonizada por Nicole Kidman, la misma directora y actriz de la obra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información