Radiofrecuencia facial: qué es, costos y contraindicaciones

Radiofrecuencia facial: qué es, costos y contraindicaciones

Hoy hablamos de radiofrecuencia facial, un tratamiento estético que todos podemos probar, no invasivo e indoloro, lo que nos ayuda a mejorar la piel del rostro, creando un efecto lifting, perfecto para quienes quieran combatir los signos del envejecimiento. Por tanto, puede considerarse un tratamiento muy interesante, como alternativa a la cirugía, para combatir imperfecciones como arrugas o celulitis.

De hecho, la radiofrecuencia no solo puede ser útil para nuestro rostro, sino que también se puede realizar en otras partes del cuerpo, como glúteos, abdomen, muslos y la parte interna de los brazos. Finalmente, también existe la posibilidad de elegir si hacerlo en un centro de estética profesional o directamente en casa, mediante la compra de los dispositivos adecuados.

En este artículo veremos juntos cómo frecuencia de radio, cuales son las contraindicaciones y sobre todo sus costos.

Índice()

    1. ¿Qué es la radiofrecuencia facial y cómo funciona?

    Radiofrecuencia facial
    Fuente: Web

    La radiofrecuencia es un tratamiento que se realiza mediante el uso de ondas electromagnéticas. Estos, dirigidos a la zona afectada, calientan la hipodermis, despertando así las fibras de colágeno útiles para alisar la zona. Las ondas electromagnéticas luego calientan la dermis de la piel, aumentando el calor a medida que avanzan, de esta manera también hay una mejora en la microcirculación cutánea.

    Como ya hemos mencionado, es un proceso completamente indoloro, la sensación que obtendrá será simplemente de calidez. El ciclo completo para obtener efectos duraderos (siempre temporales en cualquier caso) puede variar según el tipo de tratamiento. De hecho, pueden ser solo dos sesiones, cuatro o incluso diez. Evidentemente, el costo también variará con el número de sesiones realizadas.

    Además, a diferencia de los peelings químicos, también podemos someternos a radiofrecuencia en verano, ya que podríamos tomar el sol fácilmente sin contraindicaciones. Por último, podemos decir que el mejor resultado del tratamiento se observa en skins de entre 35 y 60 años.

    Hoy también existe la posibilidad, gracias a la continua evolución de la tecnología, de realizar la radiofrecuencia incluso desde casa: sigue siendo importante realizar una visita al especialista, quien podrá ayudarte a decidir la cantidad de sesiones a realizar y la frecuencia de las mismas.

    2. Contraindicaciones de la radiofrecuencia facial

    Contraindicaciones de radiofrecuencia facial
    Fuente: web

    Pero, ¿cuáles son las contraindicaciones de este tipo de tratamiento? Al no ser invasivos no tenemos contraindicaciones demasiado pesadas, lo cierto es que siempre debemos prestar mucha atención, tanto cuando realizamos el tratamiento desde casa, como cuando acudimos a un especialista en el sector. Esto se debe a que a veces los dioses pueden ocurrir pequeño eritema datos del calor que emana de la máquina utilizada para el proceso, que sin embargo suele tener una vida corta.

    Por tanto, siempre es muy importante realizar una visita antes de empezar a exponerse al tratamiento, para estar seguro de no tener irritaciones o dermatitis antes del inicio del ciclo, que por tanto podrían empeorar. La radiofrecuencia también está contraindicada para pacientes cardíacos, personas con epilepsia y mujeres embarazadas y, si lo realiza personal no calificado, podría provocar infecciones o quemaduras en la piel.

    3. Los costos de la radiofrecuencia facial

    Radiofrecuencia facial: costos
    Fuente: web

    Hablemos ahora de los costos de este útil tratamiento. Obviamente, como ya hemos mencionado, los costos pueden variar según el área tratada y el número de sesiones y estos últimos varían según la imperfección a combatir.

    En cuanto al precio por sesión, las cifras oscilan entre los 80 euros y los 150 euros. No obstante, también hay sesiones que pueden tener un coste muy superior, que ronda los 300 euros. Obviamente esto también depende de a quién decidas contactar para realizar el tratamiento.

    Si hablamos de equipos que también se pueden usar en casa, entonces el precio parte desde alrededor de 400 euros, hasta 1000 o más por la compra de la máquina. Obviamente, cuanto más potente sea la máquina utilizada, más resultados se pueden obtener.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información