Pro vita: las objeciones a 4 puntos de vista de un movimiento que pretende amar la vida

Pro vita: las objeciones a 4 puntos de vista de un movimiento que pretende amar la vida

Quizás, navegando por las redes sociales o leyendo los periódicos, te hayas topado con el término Pro vida, que forma parte de un movimiento no solo, por su propia definición, contra el aborto, sino, en general, orientado hacia posiciones que tradicionalmente se definirían como "conservadoras": Pro vidade hecho, es un movimiento que no ve con buenos ojos los matrimonios homosexuales, la eutanasia, y que mantiene una perspectiva más bien patriarcal en el tema de la familia.

Por supuesto que no escribimos este artículo para atacar a quienes han optado por unirse a este movimiento, pero por supuesto hay algunas objeciones que se pueden plantear a cada una de las teorías o creencias adelantadas por los pro-vida: la principal crítica que sentimos para trasladarnos al movimiento es ese la existencia de un derecho no significa necesariamente aceptarlo o utilizarlo.

Para ser claros, haber luchado - y seguir luchando - por la legalización del aborto no significa en absoluto ni compartir la elección de las mujeres que lo utilizan, ni utilizarlo nosotras, sino simplemente querer estar seguro de que en un país civil y democrático esta oportunidad se ofrece la opción; también porque, a fin de cuentas y analizando los rumbos históricos y los recursos, mucho antes de la aprobación de la ley de 194 en Italia, se practicaban las interrupciones voluntarias del embarazo y cómo, sólo en total clandestinidad, con todos los riesgos vinculados a la ilegalidad.

Por tanto, tratemos de profundizar en las piedras angulares de la pro vita y cu√°les son las objeciones que planteamos a sus posiciones.

√ćndice()

    Pro vida y aborto

    El movimiento pro-vida considera al embrión humano biológicamente como un ser humano desde las primeras etapas de su desarrollo, apoyando así su derecho a la vida y por lo tanto considerando al IVG como un verdadero "asesinato".

    Por ello, la prohibición del aborto no se considera como una limitación a la libertad de la mujer, sino simplemente como una prohibición socialmente aceptada, dirigida precisamente a preservar el derecho a la vida.

    Sin embargo, como se mencionó, estar a favor de la existencia de una ley que regule el aborto a nivel estatal no implica ni recurrir a él ni estar de acuerdo, sino solo querer evitar confiar en las mujeres que deciden , libremente y por su propia elección, a someterse a carniceros que operan en condiciones higiénico-sanitarias lastimeras y extremadamente peligrosas, como solía ocurrir antes de su legalización.

    En los 70 Emma Bonino se declar√≥ precisamente en un intento de sacar a la luz el tema de los abortos clandestinos, para acelerar la legalizaci√≥n de la IVG. Era 1975 y la Ley 194 llegar√≠a a Italia s√≥lo tres a√Īos despu√©s.

    En Europa, los baluartes del cristianismo provida son Espa√Īa, Irlanda e Italia; el movimiento es muy fuerte en el pa√≠s ib√©rico CitizenGo, nace como un proyecto paralelo de la asociaci√≥n HazteOir, fundada en 2001 por Ignacio Arsuaga, nieto de un general franquista. Entre las iniciativas de CitizenGo se encuentra, por ejemplo, la "Bus anti-g√©nero".

    De la mano del tema del aborto, el movimiento provida también se opone a la eutanasia y al suicidio asistido, incluyendo por derecho a la vida todo lo que se remonta desde la concepción hasta la muerte natural del ser humano.

    Pro vida y eutanasia

    En septiembre de 2019, la página de Facebook del movimiento Pro Vita e Famiglia Onlus lanzó este video sobre el tema del fin de la vida.

    El mensaje que transmite el video, tambi√©n confirmado por algunas fotos publicadas en la p√°gina social como parte de la campa√Īa que realiza el movimiento contra el no a la eutanasia, es que el suicidio asistido puede ser utilizado, por ejemplo, por ni√Īos acosados, ni√Īas deprimidas. despu√©s del final de una relaci√≥n, personas a las que se les acaba de diagnosticar una enfermedad u hombres que han perdido su trabajo.

    Todas las hipótesis sin fundamento, dado que la ley, en los estados donde está vigente, es extremadamente precisa y promulgada en un sentido restrictivo, con condiciones muy claras para solicitarlo, resumido en el estado vegetativo -con una solicitud que debe ser previa- o en una condición de sufrimiento físico prolongado junto con la imposibilidad de curación.

    En cuanto a nuestro país, sin embargo, el punto sobre la eutanasia y el suicidio asistido se resume en este artículo.

    En definitiva, no es una concesión que se haga a la ligera para remediar problemas que, por graves o graves que sean, pueden resolverse, y la gravedad de dejar pasar ese mensaje es evidente.

    Sin embargo, conceder la posibilidad a un enfermo terminal, oa una persona en estado vegetativo durante a√Īos (ver Eluana Englaro o Piergiorgio Welby en Italia, pero tambi√©n, m√°s recientemente, Vincent Lambert en Francia) es una elecci√≥n de compasi√≥n y cortes√≠a que, para como es complejo, se sigue el mismo razonamiento l√≥gico ligado al aborto: luchar por la garant√≠a del derecho subjetivo no significa necesariamente querer recurrir a √©l por uno mismo.

    Pro vida y la mujer

    Seg√ļn la misi√≥n presente en el sitio:

    ProVita es una asociaci√≥n sin √°nimo de lucro que trabaja en defensa de la infancia, de la vida desde la concepci√≥n hasta la muerte natural, que apoya a la familia fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer y que defiende el derecho de los padres a educar a sus hijos ‚ÄĚ.

    Vinculado a esto hay un punto de vista bastante patriarcal, seg√ļn el cual la visi√≥n de la mujer se limita a la de √°ngel del hogar-madre de la familia, y la √ļnica realizaci√≥n posible, para el sexo femenino, es obviamente convertirse en esposa y madre. Perspectiva m√°s bien limitante, aunque s√≥lo sea porque considera todo lo que debe apelarse como una "excepci√≥n" como algo antinatural o incorrecto.

    Está muy bien que una mujer quiera ser madre o esposa, pero no es bueno considerar a una mujer digna de ser llamada así solo si corresponde a las expectativas de lo que, en efecto, es una concepción masculina y sexista.

    Pro vida y homosexualidad

    Pro vida
    Manifiesto anti-adopción para homosexuales (Fuente: web)

    En el tema homosexualidad Vale la pena decir algunas palabras sobre todo porque transmitir un determinado tipo de mensajes, de forma voluntaria o no, puede dar lugar a conductas discriminatorias u homofóbicas que pueden afectar, incluso en gran medida, la libertad y la vida de las personas homosexuales.

    Los que, como era de esperar, suelen acabar siendo v√≠ctimas del ostracismo o de la violencia real, basados ‚Äč‚Äčprecisamente en el prejuicio que todav√≠a hoy los cataloga de "equivocados" o "antinaturales".

    Algunas aclaraciones:

    • La homosexualidad no es una opci√≥n: As√≠ como uno no elige ser heterosexual, hombre o mujer, la homosexualidad es una variante natural del comportamiento humano, que surge, en el campo de la orientaci√≥n sexual, en el continuo hetero-homosexual de la sexualidad humana y no depende de situaciones, hechos fortuitos o cambios en la persona. La conciencia de ser homosexual puede ir m√°s all√° a lo largo de los a√Īos, pero esto es muy diferente de asumir o decir que "uno se vuelve homosexual".
    • la homosexualidad no es una enfermedad: por las razones enumeradas anteriormente, el homosexual no es un enfermo, as√≠ como el transexual no lo es, aunque pasaron a√Īos antes de que la OMS aceptara el razonamiento, eliminando la transexualidad de la lista de enfermedades mentales para ubicarla en la de condiciones sexuales. Sin embargo, a√ļn hoy, especialmente en los c√≠rculos estadounidenses m√°s conservadores, existen diversas terapias de conversi√≥n a trav√©s de las cuales intentamos devolver a la persona a la heterosexualidad, mientras que no faltan testimonios, como el del periodista. Nausica Della Valle, quien dice estar "curado" de la homosexualidad.
    • la homosexualidad no es contra natura: es uno de los pilares de quienes atacan a los homosexuales, apoyando las razones de la familia tradicional formada por hombres y mujeres. Sin embargo, la biolog√≠a y el comportamiento son dos aspectos muy diferentes de la naturaleza humana.: si es cierto que biol√≥gicamente se necesitan un hombre y una mujer para procrear, es igualmente cierto que la homosexualidad siempre ha existido y es absolutamente normal entre muchas especies animales, por ejemplo, el reino al que nosotros mismos pertenecemos. Por eso, hablar de algo que va ‚Äúen contra de la naturaleza‚ÄĚ, en el sentido m√°s amplio del t√©rmino, est√° mal.
    • la homosexualidad no se "pega": por las razones explicadas en el primer punto, la conducta sexual, partiendo de algo extremadamente subjetivo y personal, no es algo que ‚Äúcontagie‚ÄĚ a quienes rodean a una persona homosexual; por tanto, los que luchan contra las adopciones homosexuales y la adopci√≥n de hijastro citando supuestos temores de que "Incluso los hijos de parejas homosexuales se volver√°n homosexuales" puede dormir profundamente. As√≠ como es posible que su hijo no tenga los mismos sabores de comida que usted, el hijo de una pareja gay no se convertir√° autom√°ticamente en gay.

    Artículo original publicado el 4 de diciembre de 2019

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información