¿Por qué es tan difícil disculparse?

¿Por qué es tan difícil disculparse?

Hay quienes, a fuerza de pedir perdón, dan la impresión de que abusan de esta expresión y que la consideran casi una. pasando la pelota. Entonces podemos encontrarnos con la situación diametralmente opuesta (y quizás más común): para algunas personas, incluso si se encuentran en una situación equivocada, pedir disculpas parece la más imposible de las empresas.

Algunos, desea un componente dañino de orgullo y de amor propio, para sacarse la palabra "lo siento" de los dientes, preferirían continuar la discusión a espada o mantener la cara larga durante días.

Una pelea puede ser causada por varias situaciones: malentendidos, acciones recibidas de forma incorrecta, tanto en contextos en pareja, familiares o en compañía de amigos. Y a menudo esa palabra mágica sería suficiente para devolver la calma después de la tormenta.

Pero, ¿cómo es que disculparse requiere un esfuerzo tan titánico?

Índice()

    Disculparse: las razones por las que es difícil

    pedir disculpas
    Fuente: Foto de Vera Arsic en Pexels

    Suponemos que disculparse es en realidad el lo más difícil de hacer: el orgullo debe dejarse de lado, nos cuestionamos. Ciertamente porque provoca esa sensación de pesadez en el pecho que nos hace sentir tremendamente culpables, y al mismo tiempo nos pone en "desventaja".

    Es especialmente difcil encontrar un manera espontánea para nosotros, ya sea una carta, un regalo, un simple abrazo o cualquier otra cosa que nos permita pedir perdón con sinceridad y sin demasiadas palabras.

    Por eso pueden darnos unos pequeños consejos, que veremos en breve.

    7 consejos sobre cómo disculparse

    pedir disculpas
    Fuente: Foto de Andrea Piacquadio de Pexels

    La escritora Jen Kim, en el sitio web Psychology Today, ofrece su propia lista de 7 modi mejor pedir disculpas, siempre y cuando se haga con sinceridad. ¡Aprobado por expertos!

    1. Explica tu error

    Dar una explicación a lo que se ha hecho significa Reconócelo. Este es el primer paso para iniciar un diálogo de reconciliación con la persona que se ha sentido herida.

    2. Sea honesto

    Se supone que el sinceridad está presente como pilar de apoyo en esta situación. Desafortunadamente, tenemos que contradecirlo: el superficialidad a algunas personas les lleva a dejar escapar pocas o ninguna excusa inaudita, solo para deshacerse de una molestia.

    3. Finalmente discúlpate

    Cuando se sienta realmente listo, entonces puede pedir disculpas. Una vez dicho, es respetuoso observar y esperar la reacción del otro. Porque este hecho también es cierto: disculparse es difícil, perdonar es igualmente cierto.

    4. No pienses en las excusas como una derrota

    Es decir, las disculpas no deben interpretarse como una rendición. Muchos se sienten culpables después de disculparse, cuando en realidad significa que han alcanzado un cierto grado de madurez, que solo honra.

    5. No te culpes

    Este es un problema para las personas más ansiosas, que tienden a reflexionar sobre lo que hicieron mal y se culpan excesivamente por su comportamiento. En cambio, recordemos que, después de una disculpa, es normal escuchar el carga de culpa.
    Es cuestión de tiempo, pero ya sabes: el tiempo es a veces la mejor medicina.

    6. Una excusa a veces no es suficiente

    Es bueno estar preparado para la eventualidad de que podamos repetir el mismo error dos o tres veces más. No es un discurso de indiferencia (esas personas se pueden identificar de inmediato), tal vez uno vuelve a caer en ese error porque el mensaje anteriormente no fue bien recibido.
    Estar equivocado es humano. Y si nos acompaña una persona que nos conoce y nos ama, el perdón puede llegar cuando menos lo esperamos.

    7. Cambiar para mejorar

    Es un paso que marca la diferencia. Además de las disculpas, es importante explicarle a nuestro interlocutor qué cambiaremos en nuestro comportamiento para no repetir el error, o para repetirlo lo menos posible.

    No olvidemos, en cualquier caso: estar equivocado es humano.
    Pero disculparse y perdonar son la prueba más clara de humanidad.

    Artículo original publicado el 16 de marzo de 2020

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información