"Por eso amaré a mi esposo más y más que a mis hijos" La carta de YourTango dando la vuelta al mundo

"Por eso amaré a mi esposo más y más que a mis hijos" La carta de YourTango dando la vuelta al mundo

Esta carta apareció por primera vez en YourTango, solo para haber sido publicado en elCorreo Huffington y traducido por Milena Sanfilippo.
Una carta de una mujer que, antes de ser madre, siempre se sentirá esposa.
Una carta que puede que no sea entendida por todos, pero que vale la pena compartir y leer.
Porque quizás, como madres, nos olvidamos demasiado rápido del amor por nuestro hombre, solo lastimándonos a nosotros mismos.

Porque si llegan los hijos, elegimos marido.
Y para toda la vida.

Léalo y hablemos de él juntos si lo desea.

“Menos de un mes después de mi boda, incluso antes de agradecer los regalos, encontré una prueba de embarazo positiva en mis manos.

Ocho meses y medio después, mientras todavía nos estábamos acostumbrando a nuestros roles de esposo y esposa, nos convertimos en mamá y papá. Ciertamente no puedo decir que no estuviera en nuestros planes, estábamos ansiosos por construir una familia, pero en retrospectiva, admito que ser madre el mismo año en que se convirtió en esposa no es para todos.

El primer año de vida de nuestro hijo también fue el más difícil del matrimonio y fue entonces cuando aprendí una lección importante: mi esposo siempre debe tener prioridad sobre sus hijos.

No me malinterpretes, amo a mis chicos y haría cualquier cosa por ellos. Pero amo más a mi esposo.

Cuando les cuento a otras madres, las reacciones suelen ser de desdén y asombro. Después de todo, esta decisión mía no respeta la regla de oro de la maternidad, según la cual ser una buena madre significa sacrificarlo todo por la felicidad y el bienestar de los hijos.

Dejar nuestras necesidades a un lado para satisfacer las de ellos es un requisito previo pero, perdóname, no es para mí.

Para algunas personas, la idea de que los niños puedan quedar eclipsados ​​es absurda. En una encuesta realizada por YourTango, la mitad de los expertos encuestados sugirió que las mujeres deberían priorizar a sus maridos, en lugar de a sus hijos. Como puedes imaginar, los comentarios no fueron entusiastas.

Entiendo. No se trata del vínculo inquebrantable que existe entre madre e hijo. Pero creo que el compromiso en la relación con mi esposo puede beneficiar a toda la familia. Poner sus necesidades primero disminuirá las posibilidades de divorcio, haciendo que nuestros hijos crezcan con ambos padres.

Creo que dar el ejemplo de una relación sana a nuestros hijos puede ayudarlos en sus relaciones futuras. Mi esposo y yo podemos ser vistos como un modelo de felicidad matrimonial. Por lo tanto, nuestros hijos entienden cómo tratar a su futura otra mitad (y qué esperar a cambio), simplemente observándonos.

Estoy convencido de que vivir en un hogar donde los padres se amen y se valoren es la clave para un crecimiento saludable. Para mí, esto significa poner a mi esposo en primer lugar.

Con raras excepciones, nunca encontrará a nuestros hijos en la cama con nosotros. Si solo podemos permitirnos unas vacaciones al año, vamos solos y no nos sentimos culpables de pedir ayuda a la familia cuando queremos una velada para nosotros solos, donde podamos hablar de todo menos de los niños.

Dentro de unos años, nuestro hijo y nuestra hija se irán de casa. Cuando suceda quiero poder ser feliz con el trabajo que hice con mi pareja y no quedarme en una casa silenciosa al lado de una persona que se ha convertido en un extraño después de años de estar separados.. "

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información