¡Perdona y sé feliz!

¡Perdona y sé feliz!

Este artículo ofrece un proceso extremadamente poderoso para liberarse de las cargas negativas y dejar la vida libre para disfrutar de lo mejor que hay: más felicidad y menos sufrimiento.

Esto se debe a que el proceso que proponemos aquí para el perdón nos permite descargar las cargas del pasado y los sentimientos negativos del presente.

Siguiendo las indicaciones a continuación, verá resultados increíbles cuando se trata de cultivar más paz y serenidad en su vida.

¡De esa manera no se queda atascado porque sana problemas pasados ​​y no crea nuevas heridas profundas o heridas que se curarán en el futuro!

¡Buena lectura (y práctica)!

Índice()

    Rendición

    Rendirse se refiere al hecho de que no tenemos control sobre la mayoría de las cosas que nos suceden.

    Entonces, habiendo hecho todo lo posible y en tu poder para resolver una situación, lo mejor es relajarte y dejar que la vida se haga cargo.

    Debemos aceptar que no podemos hacer que todo lo que queremos suceda en el momento que queremos. Tienes que rendirte a la vida y dejar que te ayude a lograr lo que más deseas, dejando ir los resultados.

    Sí, sé que no es fácil, porque queremos conseguir lo que preferimos a toda costa. Pero el hecho es que no tenemos el control de todo. Solo tenemos el control de nuestro estado interior, si estamos preparados para ello.

    Su estado mental, espiritual y emocional se puede "ajustar" a las situaciones que se presenten. Es decir, puedes entrenarte para afrontar las situaciones para no dejarte llevar por las emociones negativas (para ello practica los procesos que se indican a continuación).

    Te das cuenta de que los problemas son solo situaciones que hay que resolver en el momento, o para callar. Si comienza a ver sus problemas como desafíos que le brindan una buena lección, perderán la carga de preocupaciones innecesarias y estará "a salvo".

    Así que el consejo más sabio es actuar sobre las cosas que te presenta la vida, sin resistirte inútilmente al fluir de lo que aparece. Este es un gran ejercicio para una mayor satisfacción y menos sufrimiento.

    Perdonar

    Perdonar significa dejar ir las cargas negativas que llevamos en relación con personas o situaciones que nos han lastimado.

    Esta carga nos molesta porque nos hace sentir mal, y esto crea resistencia al fluir de la vida, obstruyendo el estado de fluidez y felicidad necesario para crear nuestra mejor versión.

    El acto de perdonar no es más que dejar de pensar en la persona o situación de forma negativa. Esto no significa que debamos aprobar el comportamiento del otro que nos lastimó. Pero solo para que ese recuerdo no nos moleste más.

    Te das cuenta de que fuiste capaz de perdonar desde el momento en que pensar en la persona o situación problemática no trae malestar emocional.

    Visualización para el perdón:

    • En un momento de tranquilidad, en un lugar sin interrupciones, centra tu atención en la persona o situación que quieres perdonar (puede ser que esa persona seas tú mismo).
    • Preste atención a la región de su corazón y observe lo que siente. Si siente un aprieto en el corazón o cualquier signo de malestar, es necesario el perdón.
    • Tómese 10 minutos para hacer el "Visualización para el perdón", con instrucciones para el proceso de perdón (haga clic aquí para acceder).

    ¡Sea feliz!

    Para continuar el proceso del perdón y ser cada vez más feliz, es importante que siempre prestes atención para que las incomodidades emocionales del presente no se conviertan en heridas futuras.

    Para ello, es fundamental estar muy atento a cómo te sientes en el presente.

    Es decir, cuando se producen situaciones incómodas, es necesario que el sentimiento negativo tenga espacio para expresarse. Así que cuando te sientas mal, tómate unos minutos y dedícalos totalmente a dejar que tu cuerpo sienta esa sensación, sin juzgarla, asfixiarla o desquitarse con otra persona.

    De esta manera, das espacio para que la sensación se experimente en el momento y se vaya. ¿Y por qué es esto tan importante? Porque actuar de esta forma no genera dolor, que será mucho más difícil de curar en el futuro.

    Dejar que el sentimiento te atraviese en el momento en que aparece es la mejor manera de deshacerte de esa carga negativa y no crear un “monstruo” emocional en tu vida.

    Esto no significa que debas explotar y reaccionar negativamente ante la otra persona. Responder o tratar a la persona que nos lastimó gravemente solo sirve para crear un torrente de negatividad, en el que el sentimiento, en lugar de resolverse personalmente, se transmitirá y ganará más fuerza.

    No descartes todo en la otra persona. Por el contrario, asume la responsabilidad de lo que sientes y resuelve el sentimiento tú mismo, dejándolo pasar.

    Proceso para rendirse y ser feliz:

    • Pregúntese: ¿Estás feliz, tranquilo y ligero con lo que estoy haciendo ahora?
    • Al hacer la pregunta, ponga su atención en su corazón y sienta lo que le dice.
    • Si siente alguna molestia, como un corazón apretado, concéntrese en el sentimiento y déjelo manifestar por unos momentos. Aceptarlo. Agradézcale por hacerle saber que algo debe ser escuchado.
    • Haga una intención de lo que quiere hacer a continuación: continúe con el sentimiento o déjelo ir y concéntrese en algo más constructivo para usted.
    También te puede interesar
    • Aprende a decir una oración de perdón y libérate
    • Quita la carga de la culpa de tu corazón con una oración de perdón
    • Reconoce los beneficios del perdón para tu vida.

    Conclusión

    Siguiendo las instrucciones de este artículo, sin duda podrá tener más felicidad, tranquilidad y ligereza en lo que hace.

    Con estas prácticas dejas espacio para que los malos sentimientos del momento presente pasen por ti. No te identificas con ellos. Te das cuenta de que son solo "cosas" que forman parte de tu condición como humano, pero no dejas que te cuiden.

    Te liberas de las heridas del pasado y de las heridas que obstruyen tu felicidad presente.

    Esto hace que sea más fácil dejar que los malos sentimientos lleguen, pasen sin resistencia y puedan desaparecer, sin permanecer en ti. Ya no obstaculizan tu felicidad.

    ¡Muchas gracias!

    PD - Aprovecha la oportunidad de realizar la prueba gratuita que indica tu grado de conexión con la naturaleza por dentro y por fuera: "¿Cuál es su grado de conexión con la naturaleza interior y exterior?" (haga clic en el enlace para comenzar).

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información