Murder Dolls: Frances Glessner Lee, la mujer que reconstruyó las escenas del crimen

Murder Dolls: Frances Glessner Lee, la mujer que reconstruyó las escenas del crimen

Frances Glessner Lee era el heredero del Cosechadora internacional, uno de los mayores fabricantes de maquinaria agr√≠cola de Estados Unidos. √Čl podr√≠a haber tenido una vida c√≥moda sin siquiera trabajar, pero ella quer√≠a m√°s. √Āvido lector de novelas polic√≠acas de Arthur Conan Doyle, su verdadera pasi√≥n era la criminolog√≠a e hizo todo lo que pudo para lograr en ese campo. Y lo consigui√≥: no en vano, fue apodada "la madre de las ciencias forenses", como recuerda el sitio web Atlas Obscura. ¬ŅLa raz√≥n? Su habilidad para lograr miniaturas de escenas del crimen, posteriormente utilizado en Harvard para entrenar a agentes de polic√≠a. Una verdadera artista, tanto que sus casas de mu√Īecas tambi√©n han sido objeto de una exposici√≥n en el Smithsonian American Art Museum.

Nacida en Chicago en 1878, Frances Glessner Lee se educ√≥ en casa junto a su hermano. Inteligente y curiosa, pregunt√≥ a sus padres si pod√≠a matricularse en Harvard, pero no se le permiti√≥ hacerlo. Siguiendo su inter√©s por el derecho, se cas√≥ con un abogado, Blewett Lee. Ella le confes√≥ a su esposo su inter√©s por la ciencia forense, pero nuevamente se desanim√≥. En 1914, Frances se divorci√≥ de su marido: seg√ļn el testimonio de uno de los ni√Īos, el hombre no pod√≠a soportar que se dedicara a su trabajo manual, las casas de mu√Īecas que ya hab√≠a comenzado a construir.

Sin embargo, tuvo que esperar hasta 1930, a los 52 a√Īos, para seguir la carrera con la que tanto hab√≠a so√Īado. Despu√©s de la muerte de su hermano, ella fue de hecho la √ļnica heredera de la fortuna familiar. En 1931 hizo una gran donaci√≥n a la Universidad de Harvard para fundar una c√°tedra de medicina forense. Luego cre√≥ la biblioteca Biblioteca George Burgess Magrath y puso en marcha una organizaci√≥n para el avance de la ciencia forense, la Asociados de Harvard en ciencia policial. Por lo tanto, decidi√≥ utilizar su dinero para dedicarse por completo a la construcci√≥n de dioramas precisos que representan escenas del crimen.

Estos fueron asesinatos reales, que tuvieron lugar en Nueva Inglaterra entre las d√©cadas de 1940 y 1950. Sus casas de mu√Īecas eran a escala 1:12 y ricas en detalles. Antes de comenzar cualquiera de sus trabajos, recuperaba informaci√≥n de informes de autopsias, informes policiales y testimonios, a menudo agregando alguna peque√Īa desviaci√≥n, tal vez cambiando de nombre y alterando detalles que no son esenciales para la evidencia, como muebles. En algunos de sus dioramas gast√≥ cantidades asombrosas, casi tanto como hubiera pagado para comprar una casa real.

El objetivo de Frances Glessner Lee era convertir a los polic√≠as del vecindario en detectives. Fue por eso que cre√≥ las miniaturas, pero para poder difundirlas decidi√≥ organizar seminarios de una semana. En las reuniones, que todav√≠a tienen lugar todos los a√Īos en Baltimore hoy, Lee present√≥ su colecci√≥n de 18 modelos, llamada "Estudios de c√°scara de nuez de muerte inexplicable". A los estudiantes (polic√≠as y forenses) se les dio 90 minutos para estudiar la escena del crimen y proporcionar hip√≥tesis.

Gracias a su trabajo, en 1943 Frances Glessner Lee fue nombrada capitana honoraria de la Policía Estatal de New Hampshire: fue así que también se convirtió en la primera mujer en unirse a la IACP (Asociación Internacional de Jefes de Policía). Nada mal, dado que toda su vida Frances había luchado contra hombres que no la consideraban apta para una carrera tan "masculina".

Murder Dolls: Frances Glessner Lee, la mujer que reconstruyó las escenas del crimen

Fuente: Colección de la Universidad de Harvard

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información