"Me entregaré por completo a ti": las interminables cartas de Juliette Drouet y Victor Hugo

"Me entregaré por completo a ti": las interminables cartas de Juliette Drouet y Victor Hugo

Este contenido es parte de la sección "Historias de mujeres".
Leer todo

Esta es la historia de un amor duro, pero no precisamente rom√°ntico, a pesar de tener como protagonista a uno de los padres del Romanticismo. La relaci√≥n ad√ļltera entre Juliette Drouet mi Victor Hugo, gran erudito y escritor franc√©s de Los Miserables, desenredado durante cincuenta a√Īos, a pesar de que ya estaba casado y tambi√©n se inclinaba por otras correspondencias amorosas. Ella, una actriz de incomparable gracia y belleza, escribi√≥ m√°s de 20.000 cartas a su amado. Un inmenso corpus epistolar, gracias al cual fue posible reconstruir no solo la vida sentimental, sino tambi√©n el trasfondo de la obra de la autora, como tambi√©n recuerda el sitio dedicado a Juliette Drouet.

A menudo escrito de una manera, ya que, después de una prisa inicial, Víctor Hugo se había limitado a enviar tarjetas de felicitación o recordar su primera noche de amor. Las cartas dejaron de enviarse solo durante los períodos en que los dos amantes viajaban juntos. Juliette le escribía hasta ocho cartas al día a la escritora francesa, utilizándolas como diario personal, en las que contar sus preocupaciones, su estado de ánimo, su amor e incluso sus celos.

Muy importante para entender el debut de su historia es sobre todo la nota que Juliette le escribió a Victor Hugo el día antes de su primera noche de amor: 'Ven a verme esta noche en casa de Madame K. y esta noche, ¡oh, esta noche será todo! Me entregaré por completo a ti. J. '.

Era el 16 de febrero de 1833, aniversario que el escritor sigui√≥ recordando todos los a√Īos durante el resto de su vida. Una fecha importante, que decidi√≥ incluir tambi√©n ne Los Miserables. El cap√≠tulo dedicado a la noche de bodas de Marius y Cosette se titula de hecho 16 de febrero de 1833.

Pero, ¬Ņqui√©n era Juliette Drouet? Nacida en 1806 en Foug√®res, qued√≥ hu√©rfana cuando a√ļn no ten√≠a dos a√Īos. Tras permanecer con sus t√≠os hasta diez a√Īos, en 1816 fue enviada a vivir a un convento en Par√≠s, donde residi√≥ hasta 1821. Tras varias penurias, descubri√≥ que quer√≠a ser actriz y debut√≥ en Bruselas en 1828. Fue precisamente en el teatro , mientras juego Lucrezia Borgia en Par√≠s, que conoci√≥ a Victor Hugo. El ya estaba casado con Adele Foucher, de quien nunca se separ√≥ y que le dio cinco hijos. Juliette era hermosa, talentosa y ya muy cortejada, pero no pudo resistirse al gran autor, como lo demuestra una de sus primeras cartas:

Te dej√©, amada m√≠a. Que el recuerdo de mi amor te acompa√Īe y te sirva de consuelo durante nuestra separaci√≥n. Si supieras lo mucho que te amo, lo necesario que eres para mi vida, no te atrever√≠as a estar ausente ni por un momento. Siempre estar√≠as cerca de m√≠, tu coraz√≥n cerca de mi coraz√≥n, tu alma cerca de mi alma. Son las once de la noche - no te he visto - te espero con impaciencia, siempre te espero, me parece que no te he visto desde hace un siglo, que no he contemplado tus facciones [‚Ķ] Si supieras cu√°nto te deseo, c√≥mo el recuerdo de esa noche me enloquece e impaciente de felicidad, cu√°nto deseo emborracharme con tu aliento y tus besos.

El comienzo de su historia fue algo tormentoso y apasionado. En noviembre, Juliette perdió su papel protagónico en Marie Tudor, una obra de teatro compuesta por el propio Hugo. A partir de ese momento el trabajo de actriz fue cada vez menos importante para ella, reemplazado por el loco amor por la escritora. Comenzó a vivir como una reclusa en su propia casa parisina, esperando solo las visitas de su amante. Luego, en noviembre de 1838, los dos celebraron una boda "simbólica", a través de la cual Juliette abandonó su carrera para siempre, con la seguridad de que nunca la dejarían sola. Y Víctor Hugo también tuvo palabras para ella:

Te beso mil veces, querida Juliette, en todas las partes de tu cuerpo, porque me parece encontrar el lugar de tu corazón en todas partes de tu cuerpo como en todas partes de mi vida encuentro el lugar de tu amor. Te amo, eres mi alegría.

Una vez elegido paraAcademia francesaSin embargo, en 1841, Hugo comienza a llevar una vida p√ļblica y mundana muy intensa, lo que lo aleja de Drouet. Los viajes que ocasionalmente lograron realizar juntos representaron per√≠odos de pura alegr√≠a para ella. Fue en una de estas "fugas", en el verano de 1843, que se produjo uno de los hechos que m√°s influyeron en la vida y obra de V√≠ctor Hugo: la muerte de su hija. Leopoldine, que se enter√≥ por el peri√≥dico mientras estaba en Rochefort con su amante.

En el mismo a√Īo V√≠ctor Hugo conoci√≥ a otra mujer, Leonie Biard, con quien mantuvo una relaci√≥n de siete a√Īos. En 1851, despu√©s de que Hugo se negara a dejar a Juliette por ella, Biard le envi√≥ a su rival todas las cartas de amor que le hab√≠a enviado. Juliette se entreg√≥ a la desesperaci√≥n, aunque al mismo tiempo se maravill√≥ de que √©l la hubiera preferido a una mujer m√°s joven, m√°s hermosa y m√°s brillante. Unos a√Īos m√°s tarde, en 1853, reafirm√≥ su perd√≥n:

Mi amado V√≠ctor, amado, amado, no debes sufrir por nuestros males. No est√°s hecho para esto y nunca lo estar√°s. Para protegerte de cualquier tentaci√≥n al respecto, te entrego esta ramita de boj bendecida con mis oraciones y besos. Cada una de sus hojas contiene el perd√≥n de esos siete a√Īos que le robaste a mi amor.

En los a√Īos siguientes, el exilio voluntario de Juliette se volvi√≥ m√°s dulce, a diferencia del verdadero exilio de V√≠ctor Hugo, por razones pol√≠ticas. Fue m√°s amable y amable con ella, especialmente desde que se hab√≠a mudado fuera de Francia gracias al pasaporte falso que Drouet le hab√≠a dado en 1851. En diciembre de 1864, Juliette incluso recibi√≥ una invitaci√≥n a la fiesta de Navidad organizada por Madame Hugo, que rechaz√≥ solo porque era demasiado discreta para asistir. No hubo rivalidad entre los dos, tanto que en el testamento la esposa del escritor pidi√≥ a sus hijos que no abandonaran a Juliette.

Despu√©s de la muerte de Madame Hugo en 1868, Drouet comenz√≥ a vivir al lado de Hugo, ayud√°ndolo tambi√©n en sus esfuerzos p√ļblicos. Reci√©n en 1878 se enter√≥ de otra relaci√≥n duradera y secreta del hombre, con la joven. Blanche Lanvin, hija adoptiva de unos amigos, que trabajaba en su casa como ayudante desde el a√Īo anterior. "Le pido a Dios que siembre menos mujeres j√≥venes y bonitas en su camino", escribi√≥ en una de sus cartas ese mismo a√Īo. No ayud√≥.

A pesar de todo, ella sigui√≥ am√°ndolo hasta el final y escribi√©ndole palabras tiernas. "No puedo hacer nada m√°s que amarte con todas las fuerzas de mi coraz√≥n y mi alma", le escribi√≥ el 6 de julio de 1882. Desgarrada por dolores f√≠sicos y mentales, Juliette muri√≥ el 11 de mayo de 1883 de un c√°ncer de est√≥mago que padec√≠a desde hac√≠a a√Īos. Sus amigos impidieron que Hugo asistiera al funeral. Su muerte ocurri√≥ solo dos a√Īos despu√©s, el 22 de mayo de 1885.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información