Masajeador facial, limpieza y exfoliación a tu alcance

Masajeador facial, limpieza y exfoliación a tu alcance

El rostro muestra los signos del paso del tiempo y el estrés diario. Contaminación, rastros de maquillaje, producción excesiva de sebo, líneas de expresión, envejecimiento cutáneo, poros dilatados: toda piel tiene sus problemas.

Los rostros perfectamente lisos de las fotos de las revistas no se adhieren a la realidad y obviamente todo lo que llamamos "imperfección" sigue siendo un rasgo distintivo: no se puede ser implacable, pero ciertamente se puede trabajar para mejorar. En este sentido, uno cuidado de la piel diario adecuado es un paso muy útil para mantener tu rostro joven y fresco.

El secreto es combinar constantemente los productos adecuados, ayudándose a sí mismo por qué no con dispositivos especiales diseñados específicamente para la limpieza. Uno de estos es el masajeador facial.

Índice()

    Masajeador facial: ¿para que sirve?

    El masajista es mucho más que eso, en realidad. Desde los más económicos hasta los más tecnológicos, todos son un poco mimos para el rostro y ayudan al cuidado diario de la piel.

    Hay uno para cada necesidad. Su finalidad es básicamente suavizar, desinflar y limpiar la piel, reduciendo o eliminando imperfecciones cutáneas como puntos negros, exceso de sebo, poros dilatados, arrugas.

    Masajeador facial: tipos

    Existen diferentes tipos de masajeador facial, por eso, a la hora de comprar, hay que guiarse en primer lugar por el problema que se quiere abordar. El mercado ofrece muchos modelos, cada uno adecuado para una necesidad cutánea específica.

    Existen en silicona, metal, ultrasonidos, a pilas o que requieren corriente eléctrica, también de diferente forma. Este, por ejemplo, es uno de los elementos a tener en cuenta.

    Es necesario evaluar la ergonomía del dispositivo, asegurarse de que puede moverlo fácilmente donde lo desee y que eventualmente logre llegar hasta los puntos más difíciles (como la base de las fosas nasales, por ejemplo).

    Los tipos más comunes son:

    • masajeador electrico: funciona aprovechando diferentes velocidades combinadas gastadas en vibraciones (que estiran los músculos faciales) o ultrasonidos (que llegan a los tejidos en profundidad). Se utiliza para limpiar la piel con mucho cuidado, eliminando los restos de maquillaje y el exceso de sebo, que tienden a opacarla y apagarla. Su uso, en cambio, devuelve la luminosidad y el rostro aparece mucho más tonificado;
    • rodillo de cuarzo: está diseñado sobre todo para combatir los signos de cansancio y fatiga, explotando el poder del cuarzo, que según los principios de la medicina china es un aliado de la belleza. La acción de los rodillos sobre la piel estimula la circulación y por ello genera una leve sensación de hormigueo, una sensación de malestar que sin embargo es muy leve y soportable, señal de que el instrumento está haciendo su trabajo;
    • masajeador frío-calor: aprovecha la alternancia de diferentes temperaturas, que varían entre 15 y 42 grados. Se utiliza principalmente para devolver el tono y la elasticidad a la piel. En concreto, el calor reactiva la circulación para que el oxígeno llegue a los tejidos; el frío las reafirma y tonifica;
    • multifunción: es el más completo y profesional. Cuenta con cabezales extraíbles: el calentado, el exfoliante, el vibrador, el de aplicar la crema o extender la mascarilla.

    Masajeador facial: 6 productos en Amazon

    Si estás pensando en comprar este producto para ti o quizás regalarlo a un amigo, aquí tienes una útil guía con algunas indicaciones sobre los mejores productos a la venta actualmente. Un masajeador facial es una inversión segura y una buena alternativa al masaje facial tradicional que se realiza en centros de estética especializados. Los precios son variables, pero aún más bajos que los de un tratamiento de belleza profesional. Además, el masajista puede ser entonces reutilizado con el tiempo.

    Suelen ser dispositivos seguros, pero claramente, especialmente en presencia de problemas cutáneos más graves o acné, mejor pida consejo a su dermatólogo. Esto es para no agredir la piel ni estresarla demasiado, agravando la situación.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información