Los eternos 23 a√Īos de Norma Cossetto, torturados, violados y desechados

Los eternos 23 a√Īos de Norma Cossetto, torturados, violados y desechados

La historia de Norma Cossetto se ha convertido en una pel√≠cula, tierra roja, "Red Istria" (el tr√°iler est√° disponible en este enlace), que retoma el t√≠tulo de la tesis que la ni√Īa de Istria, brutalmente violada y arrojada a los sumideros a√ļn con vida por los soldados de Tito, estaba escribiendo para obtener su t√≠tulo en Literatura y Filosof√≠a en Universidad de Padua.

La historia de Norma es la de muchas, demasiadas vidas sacrificadas por esa violencia que genera violencia, ese movimiento perpetuo que agrega dolor y muerte ininterrumpidamente, de las víctimas de una página negra, en verdad muy negra, de nuestra historia contemporánea de la que, quizás, estamos hablando. todavía muy poco. El intentó Maximiliano Hernando Bruno, que con esta película quiere devolver no solo la dignidad, sino también y sobre todo la verdad a Norma y a todas las personas que perdieron la vida en los sumideros, ayudando a que quienes no conocen esta parte de la historia tomen conciencia de ella.

√ćndice()

    La masacre de los sumideros

    De 1943 a 1947, miles de italianos de la frontera oriental fueron asesinados por las tropas comunistas partidistas de Tito. Entre ellos tambi√©n hubo Norma Cossetto, una joven de 23 a√Īos que fue violada, torturada y arrojada viva a un agujero en Istria. La hermana Licia Cossetto, premiada en su lugar en 2005 con la medalla al valor civil por el entonces Presidente de la Rep√ļblica Carlo Azeglio Ciampi, estuvo presente cuando su cuerpo fue recuperado por un equipo de bomberos. As√≠ lo cont√≥ ese maldito d√≠a en una entrevista hace unos a√Īos.

    Incluso ahora tengo pesadillas por las noches, recordando c√≥mo lo encontramos: las manos atadas a la espalda, el jersey de lana tirolesa que nos compr√≥ mi padre la vez que nos llev√≥ a los Dolomitas todo abierto sobre el pecho, toda la ropa puesta por encima del abdomen ... S√≥lo el rostro parec√≠a bastante sereno. Trat√© de ver si ten√≠a alg√ļn disparo, pero no ten√≠a nada; Estoy convencido de que la arrojaron todav√≠a viva. Mientras estaba all√≠, tratando de volver a armarlo, una se√Īora se me acerc√≥ y me dijo: Se√Īorita, no le dir√© mi nombre, pero esa tarde, desde mi casa que estaba cerca de la escuela, con las contraventanas entreabiertas, vi a su hermana. una mesa y bestias abusando de ella; por la tarde tambi√©n o√≠ sus gemidos: invocaba a su madre y ped√≠a agua, pero yo no pod√≠a hacer nada porque yo tambi√©n ten√≠a miedo.

    A√ļn hoy el nombre de Norma Cossetto es v√≠ctima de reclamos pol√≠ticos o olvidos hist√≥ricos que en ning√ļn caso honran su memoria. Su historia merece ser contada, as√≠ como la de muchas otras personas que quedaron atrapadas en la trama de la guerra. Hay que compartirlo como lo hizo su hermana Licia, quien falleci√≥ en 2013 a los 90 a√Īos, despu√©s de una vida dedicada a recordar esos d√≠as de dolor.

    Red Land, reacciones y controversias

    Producida por Venice Film en colaboración con Rai cinema, Red Land ha provocado numerosas controversias desde su lanzamiento; el director, Maximiliano Hernando Bruno, dijo

    Estoy cansado de preguntarme por qué hice esta película. Parece que se necesita una razón para contar esta historia. La verdadera pregunta debería ser por qué nadie ha hecho esto hasta ahora. El cine es un medio muy poderoso, debe dar voz a estos gritos de muerte y gritar con ellos. Hacer esta película no fue una elección, sino un deber.

    Las principales críticas que llovieron a la producción son, por supuesto, las de profascismo y revisionista, pero FederEsuli, a través de las palabras de su presidente, Antonio Ballarin, ha hecho saber que en cambio está muy satisfecho con la idea de que, finalmente, también hay una discusión generalizada. de las víctimas de los partisanos de Tito.

    Hemos sido 'violadas' durante 70 a√Īos, pidiendo justicia pero consider√°ndonos hijos de un Dios menor. Lo hab√≠amos perdido todo y el Estado italiano todav√≠a nos debe cuatro mil millones de euros, una deuda de guerra nunca pagada. Esperamos que la pel√≠cula despierte emociones en la conciencia de las personas. En el Ministerio de Patrimonio Cultural hemos sufrido una terrible humillaci√≥n. Cuando fuimos con el productor Alessandro Centenaro a la Comisi√≥n, para ilustrar el proyecto, nos miraron como una peste. Hoy todav√≠a pedimos justicia contando una historia negada.

    Bruno, poco antes del lanzamiento de la película, estrenada el 15 de noviembre de 2018, también quiso darle un pensamiento a Norma, compartiendo una publicación en su página de Facebook.

    Hacer esta película no fue una elección, sino un deber.

    Dijo el director.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información