Liposuccion

Índice()

    Liposuccion

    La liposucción es un procedimiento quirúrgico que elimina el exceso de grasa de las áreas del cuerpo a través de instrumentos pequeños y huecos llamados cánulas. Estos instrumentos se insertan dentro de pequeños cortes (incisiones) en general no más grande que un cuarto de pulgada de diámetro, donde la grasa será eliminada. Un médico es el encargado de realizarlo, en el cual a través de las incisiones, la grasa es eliminada por una cánula que va a un recipiente.

    También está disponible la liposucción asistida por láser. Si bien hay muchas formas de láseres, se combinan uno o dos tipos de láseres que derriten la grasa antes de la parte tumescente de la liposucción. “Smart Lipo”, fue la primera liposucción asistida por láser, pero hay muchos otros disponibles. Invariablemente, estos se utilizan junto con otros métodos, como la liposucción tumescente.

    En la liposucción se utiliza anestesia local y otros medicamentos se inyectan en la capa de grasa antes de la aspiración de la grasa en exceso.

    Los métodos de liposucción asistida por láser son nombrados por el láser usado junto con la liposucción, como Smart Lipo, Vaser, lipólisis láser, y otras nuevas formas. La liposucción asistida por láser no es la misma que LipoDissolve, o la mesoterapia, que no son aprobados por la FDA, procedimientos que están constituidos por materiales inyectados en las áreas de la grasa con la esperanza de que estas áreas se disuelvan. Cualquier láser que se utiliza, además de la liposucción debe ser aprobado por la FDA sólo para esa tarea.

    Liposucción Preparación

    Hay una primera consulta antes del procedimiento, momento en el cual el cirujano evaluará las áreas a ser succionadas. Estas áreas pueden ser el mentón, el abdomen, el pecho (tanto hombres como mujeres), las caderas, los muslos (interior y exterior), las rodillas, las pantorrillas y los brazos. Se toman fotografías iniciales, y los resultados de trabajos anteriores del cirujano o ejemplos ilustrativos del procedimiento pueden ser mostrados al paciente. Además, se pueden ver las imágenes sacadas en una computadora y manipular la imagen para ilustrar los resultados esperados.

    Durante esta consulta, se da la información sobre el procedimiento como así también, se explican los posibles riesgos que puedan ocurrir. El paciente pregunta y exclarece todas sus dudas. Si el paciente se considera un buen candidato para la liposucción tumescente, entonces será programado para una evaluación previa a la liposucción. La liposucción asistida por láser se puede recomendar para acompañar el método tumescente también.

    El paciente que se somete a este procedimiento suele ser evaluado al menos una o dos semanas antes del procedimiento y, en ese momento, se toman los análisis de sangre, historial médico y físico, las mediciones y las fotografías. Dependiendo de los resultados de la historia y examen físico, el paciente puede necesitar una evaluación adicional, la certificación médica de un médico de atención primaria, EKG, y / o pruebas adicionales realizadas antes del procedimiento.

    En el momento de la pre evaluación, se le otorga un consentimiento informado. Esto puede incluir un escrito, un formulario de consentimiento informado con ejemplos de posibles complicaciones y expectativas de la cirugía.

    Antes de la cirugía, el paciente será informado de qué medicamentos va a tomar antes, durante y posterior a la cirugía. Ciertos analgésicos, tales como la aspirina y los agentes antiinflamatorios no esteroides anti (como el ibuprofeno o naproxeno) se deben evitar durante al menos siete días antes de la cirugía. Algunos cirujanos pueden aconsejar al paciente que deje otros medicamentos, como medicamentos para la tiroides, los antidepresivos, y varios antibióticos en preparación para la cirugía.

    Durante el Procedimiento

    Liposuccion

    En el día del procedimiento, el paciente suele tener una primera oportunidad de hacer preguntas a la enfermera y el cirujano, después de que se le da un formulario de consentimiento para ser firmado por él. En este momento, el cirujano marca las áreas a ser succionadas y una vía intravenosa línea (IV) se coloca a la administración de líquidos y medicamentos en caso de ser necesario. Si la liposucción tumescente es programada, al paciente se le administra por vía oral un leve sedante y es llevado al quirófano. En la sala de operaciones, a continuación, una enfermera le inyectará aproximadamente entre 4 a 20 pequeñas áreas una solución de anestésico y así empezar a inyectar el líquido tumescente con una pequeña aguja.

    Dependiendo del área que será succionada, el proceso de adormecer un área puede tardar entre 30 minutos (por ejemplo la barbilla o las rodillas) a varias horas (muchas otras áreas del cuerpo). Para obtener una buena anestesia de la zona, es importante llevar a cabo la anestesia lentamente, ya que esto puede hacer la experiencia más agradable. La mayoría de los pacientes tienen muy poca, o ninguna, incomodidad en esta parte del proceso. Además, pueden dormir, ver la televisión, o escuchar música durante este momento.

    Si el cirujano realiza el método no tumescente (sin inyectar la solución en el área para ser succionada), pueden dar la anestesia en los límites de intramuscular como así también utilizar la anestesia general. Tanto el procedimiento de liposucción tumescente y el procedimiento no tumescente tienen excelentes resultados, sin embargo, la primera evita los riesgos de la anestesia inyectada. Los beneficios adicionales de la liposucción tumescente incluyen el uso de cánulas más pequeñas, menos sangrado, menor necesidad de control del dolor post-procedimiento, menos moretones y una rápida recuperación.

    Después de que la zona está anestesiada (en caso que se realice el método tumescente) o si el paciente está sedado, el cirujano procederá a realizar el procedimiento. Antes de realizar el método tumescente o realizar la succión, la liposucción asistida por laser puede ser utilizada para ayudar a derretir la grasa, dado que los resultados son maravillosos.

    Generalmente, en la liposucción tumescente, menos áreas pueden ser succionadas en un primer momento, dado que los líquidos que se inyectan, como por ejemplo, la anestesia, las áreas contienen lidocaína y varios otros ingredientes. El importe total que se puede utilizar se basa en el peso del paciente. Normalmente, esto significa que no más de un área grande o dos áreas más pequeñas se puede hacer en un momento, salvo en casos excepcionales.

    Por otra parte, en el método tradicional, muchas áreas típicamente pueden ser succionadas a la vez. Sin embargo, una gran cantidad de aspiración de grasa a la vez puede aumentar los riesgos para el paciente.

    Todo el procedimiento puede durar aproximadamente una hora, dependiendo de las áreas a ser succionadas. Puede ser necesario, durante el procedimiento, de dar un refuerzo a la anestesia. Además, algunos cirujanos pueden usar un medicamento intravenoso relajante durante el procedimiento.

    Después del procedimiento

    Luego del procedimiento, el paciente es puesto en un área post-operatoria de recuperación, donde se le aplican los vendajes. El vendaje va a variar de acuerdo a la zona que se procedió a tratar. Por último, una prenda especializada está preparada para el paciente, que debe ser usada durante aproximadamente un mes. Para liposucciones de barbilla, la prenda se lleva durante tres días. Esto ayuda a la zona a que se una firmemente hacia abajo. Existe un gran número de prendas de vestir para cada situación.

    Por lo general, el paciente estará en observación durante al menos una hora o más y luego será dado de alta con algún familiar que deberá acompañarlo durante el resto del día. Aunque muchos pacientes piden irse solos a sus casas, es posible tener pequeños inconvenientes que puedan llegar a surgir y, es por esa razón que se recomienda de una cuidadosa observación durante las próximas 12 a 24 horas. La necesidad de medicamentos para el dolor varía según el tipo de procedimiento. Los pacientes que se someten al procedimiento de liposucción tumescente normalmente requieren acetaminofeno, pero los narcóticos por vía oral son a menudo necesarios para los pacientes que se someten al procedimiento no-tumescente.

    Luego de realizarse el procedimiento, el momento más común donde pueden aparecer posibles mareos, puede producirse cuando el paciente use el baño por primera vez o cuando se quite la ropa las primeras veces. Por esta razón, siempre es bueno estar acompañado por algún familiar o amigo los primeros días.

    Próximos pasos

    El cuidado de seguimiento es típicamente por la mañana luego de realizado el procedimiento. Además la atención de seguimiento puede variar de acuerdo a la zona que se trató. La mayoría presenta mejoría al cabo de uno o dos meses posteriores al procedimiento, pero, en algunas áreas, como la barbilla, los resultados pueden ser incompletos hasta los seis meses.

     

    Si se realiza el método de liposucción tumescente, la mayoría de los cirujanos no tendrán que suturar la zona cerrada, en cambio, si el cirujano ha suturado la zona, otra visita es necesaria para quitar las suturas.

    Durante el proceso de recuperación, los pacientes deberán mantener las prendas por el tiempo completo recomendado por el cirujano y deberán informar cualquier problema o asunto que presenten. Además, es muy importante que el paciente no use ropa ajustada durante la fase de recuperación, ya que pueden actuar para impulsar la grasa lejos de las áreas determinadas, produciendo finalmente una ranura en la zona. Por lo general, es recomendable usar ropa más holgada adecuada para el primer par de meses posterior al procedimiento.

    Riesgos

    El método de liposucción tumescente, cuando se realiza como se describe, no ha reportado ninguna muerte, en cambio el método de liposucción tradicional presenta una tasa de mortalidad de aproximadamente uno en 5000. Otras complicaciones que presenta el método tradicional pueden incluir embolia pulmonar, alergia a uno de los medicamentos utilizados, acumulación de líquido luego de realizada la cirugía denominada, un seroma o hematoma, un pinchazo de cualquiera de los pulmones o de la cavidad abdominal , y una sobredosis de la medicación utilizada para adormecer el área (lidocaína). Las complicaciones menos graves incluyen el empeoramiento de la celulitis en la zona tratada, o bultos en la zona tratada, infecciones, hoyuelos, y las reacciones a la cinta, vendajes o ungüentos utilizados en el período de recuperación.

    Si la liposucción asistida por láser se realiza, hay un riesgo leve de daño a los tejidos, especialmente si el cirujano ignora los peligros potenciales de los tratamientos con láser. El láser puede provocar quemaduras en los tejidos, sobre todo si se introduce demasiado cerca de la piel. Por esta razón, es imperativo que el procedimiento sea realizado por un experto en láseres y liposucción. En general, los riesgos del método de liposucción tumescente son mucho menores que los riesgos del método asistido por láser.

    Resultados

    El tiempo de recuperación varía de acuerdo al método utilizado. Puede ser de unos días con el método de liposucción tumescente a dos semanas con el método tradicional. El paciente debe preguntar al cirujano para poder estimar el periodo de recuperación. Debido a que muchos cirujanos tienden a utilizar el método tumescente junto con el láser, ellos dicen que los resultados con el láser causan menos tiempo de recuperación, pero esto es realmente una consecuencia de la utilización del método tumescente, que tiene un tiempo de recuperación reducido en comparación con el método tradicional.

    Los resultados pueden variar de leves a una mejoría más que significativa. Este tipo de mejora varía con el tipo de procedimiento utilizado, la habilidad del cirujano, y la laxitud general de la zona anterior a realizar la cirugía. Y la mayoría de los resultados se prevé que sean buenos o excelentes.

    Vale la pena señalar que las habilidades del cirujano varían mucho, y siempre es mejor verificar cuántos de estos procedimientos el cirujano ha realizado, ver fotos de pacientes anteriores, e incluso pedir referencias de pacientes anteriores que podrían estar dispuestos a discutir sus experiencias de ser necesario.

     

    Las áreas con potenciales desafíos

    Técnicamente, cualquier parte del cuerpo es capaz de ser succionado, pero hay diversos grados de mejora en función de la zona a ser tratada. La mejor manera de saber si un área específica será exitosa es la habilidad de poder ver una diferencia de forma en el área a ser operada. Si el área no es dramáticamente diferente de las zonas circundantes, la liposucción probablemente no será tan eficaz como la dieta y el ejercicio. Además, ciertas áreas son menos sensibles a la liposucción y/o mayor probabilidad de tener complicaciones. Esto no quiere decir que no puede haber excelentes resultados, pero la posibilidad de resultados menos que pendientes se magnifica en estas áreas:

    Los brazos (la piel puede colgar después del procedimiento)

    Interior de los muslos (puede ser desigual y asimétrica luego del procedimiento)

    Mentón (puede tener un problema de nervio leve en el área de los labios después del procedimiento, que dura entre dos a tres meses). Además, el líquido y la grasa pueden permanecer en los casos en que la barbilla era muy grasa antes del procedimiento, dando lugar a una necesidad de volver a realizarse el procedimiento.

    Pechos femeninos y masculinos (Estos pueden plantear el problema de la mejora mínima.

    Diferentes Áreas que se pueden tratar con la liposuccion

    Las áreas del cuerpo que pueden tratarse con la liposucción son diferentes para los hombres como para las mujeres.

     

    Las áreas frecuentemente más tratadas por las mujeres son el abdomen, los senos, las caderas, los muslos externos, los muslos anteriores, los muslos, rodillas, brazos, glúteos, mejillas y cuello.

    En los hombres, que representan alrededor del 15% al 25% de los pacientes de las liposucciones, las áreas comúnmente más tratadas incluyen la barbilla y el cuello, el abdomen, y los pechos.

    Liposuccion Abdominal

    Abdomen

    El abdomen es el área del cuerpo más común a tratar mediante la liposucción entre hombres y mujeres. Los factores importantes que influyen en el éxito de la liposucción abdominal son: la cantidad y localización de la grasa abdominal, historial del aumento y pérdida de peso, antecedentes de embarazo, la edad y el sexo del paciente.

    Embarazo Anterior

    Un embarazo anterior tiende a estirar los músculos abdominales, y hacer que el abdomen inferior se hinche a un cierto nivel. Esta curvatura de los músculos de la pared abdominal determina el plano o la forma de la silueta abdominal para realizar la liposucción.

    C-Section Bulge

    La incisión de Pfannenstiel es el nombre de la incisión a través de la parte inferior del abdomen que se llevan a cabo principalmente en aquellas mujeres que tuvieron partos por cesárea, o se realizaron una histerectomía. Una consecuencia indeseable pero común de una incisión de Pfannenstiel es una dilatación persistente de la grasa subcutánea justo por encima de la incisión. La liposucción puede reparar fácilmente esta deformidad tan molesta.

     

    Obesidad previa

    La obesidad previa y la pérdida de peso subsecuente producen que la grasa desarrollada por el cuerpo sea más fibrosa. Esto hace a la liposucción más difícil.

    Ubicación de la grasa abdominal

    La ubicación de la grasa abdominal es un factor importante para predecir el éxito de la liposucción abdominal. La grasa abdominal se produce en dos niveles: superficial y profundo. La grasa abdominal superficial está localizada justo debajo de la piel y por encima de los músculos abdominales. La grasa abdominal profunda se encuentra dentro de la cavidad abdominal en los intestinos. Algunas personas tienen más profunda (intestinal) la grasa que la grasa subcutánea. La grasa subcutánea puede ser removida por la liposucción, en cambio, la grasa intestinal no puede ser eliminada mediante la liposucción, ya que sería demasiado peligroso. La grasa en los intestinos sólo puede ser afectado por la pérdida de peso mediante la dieta y el ejercicio físico. Así, la liposucción no puede quitar toda la grasa abdominal. La mayoría de los pacientes tienen más grasa subcutánea que grasa intestinal. Por lo tanto, la mayoría de los pacientes lucirán de un mejor aspecto con la liposucción abdominal.

    El éxito de la liposucción

    Esto se define y se determina a través del grado de felicidad de un paciente con los resultados. En última instancia la opinión del paciente con los resultados cosméticos depende de múltiples factores, incluyendo

    las expectativas del paciente

    las deficiencias cosméticas del preoperatorio del paciente

    la competencia técnica del cirujano y la técnica. Los resultados nunca son completamente predecibles.

    Edad

    La edad del paciente no es un factor importante en el éxito de la liposucción. Muchas mujeres que tienen más de 60 años de edad se hacen liposucciones. En una mujer sana de más edad, la liposucción puede mejorar un abdomen obeso con poco riesgo o incomodidad.

    Pacientes Mujeres

    Las pacientes mujeres tienen grasa más suave y menos fibrosa que la de los hombres, y por lo tanto la liposucción a una mujer es más fácil de realizar.

    Abdomen superior

    La parte superior de la piel del abdomen puede aparecer ligeramente arrugada después de la liposucción. En pacientes mayores con disminución de la elasticidad de la piel del abdomen superior, hay una tendencia a la piel para parecer algo arrugada.

     

    La grasa en el abdomen superior

    Esto es generalmente menos preocupante que la grasa en el abdomen inferior. Sin embargo, si la grasa abdominal superior, o bien no se succiona o se succiona de forma inadecuada, el aumento de peso posterior ampliará la parte superior del abdomen y puede dar la apariencia de un abdomen abultado.

    El Estilo Antiguo de la Cirugía Estética

    La liposucción tumescente del abdomen es tan eficaz que algunos pacientes requieren la más peligrosa cirugía estética de abdomen, también conocida como abdominoplastia. Los pacientes que son obesos y tienen un abdomen péndulo inferior, a menudo encuentran que la liposucción tumescente dará un mejor resultado estético de una cirugía estética de abdomen.

    La cirugía estética de abdomen tradicional abarca varias etapas quirúrgicas. En primer lugar, la grasa subcutánea se elimina por liposucción o resección con un bisturí y, seguidamente, el cirujano extirpa un gran trozo de piel de la parte baja del abdomen justo por encima del área púbica y, a continuación, los músculos abdominales se tensan por medio de suturas, y por último, la gran herida donde se extirpó la piel se cierra con grapas o suturas.

    Las dos razones más importantes para tener una cirugía estética de abdomen son:

    la laxitud o la propagación extensa de los músculos rectos anteriores del abdomen como consecuencia del embarazo

    exceso de piel floja y las marcas de estiramiento excesivo. El hecho de que un cirujano recomienda una abdominoplastía no significa que una abdominoplastia sea necesaria. Algunos cirujanos no son conscientes de los excelentes resultados que pueden ser producidos por la liposucción sin necesidad de recurrir a la más peligrosa y a la cirugía estética de abdomen más cara. En comparación con la liposucción, la abdominoplastia se asocia con un riesgo mucho más alto de complicaciones graves, incluida la embolia pulmonar fatal (coágulos de sangre en el pulmón).

    Recuperación Post-operatoria

    El dolor después de la liposucción tumescente del abdomen por lo general no requiere ningún medicamento más fuerte que el acetaminofeno (Tylenol). La calidad del dolor es similar a la del dolor muscular después de haber trabajado demasiado. La intensidad del dolor es similar al de una quemadura de sol, es más intenso cuando la piel de la zona se flexiona o es tocada. Hay muy pocas molestias al caminar o sentarse.

    Con la liposucción realizada totalmente con anestesia local, los pacientes no suelen necesitar medicamentos para el dolor inmediatamente después de la liposucción abdominal porque la anestesia local tumescente dura hasta 18 horas. De 36 a 72 horas después de la cirugía, los pacientes experimentan el mayor grado de dolor e incomodidad, pero rara vez necesitan algo más que el acetaminofeno (Tylenol).

    Cuando la anestesia general se ha utilizado para la liposucción, hay a menudo un poco más de dolor luego de realizada la liposucción. Esto se debe a que los cirujanos que utilizan anestesia general suelen utilizar menos anestesia local tumescente, hacen la liposucción de otras áreas del cuerpo durante el mismo día, usan cánulas más grandes, y por lo general cierran las incisiones con suturas.

    El uso de cánulas de liposucción más pequeños (microcánulas) requiere un poco más de tiempo para completar la cirugía, pero se asocian con tener menos dolor postoperatorio, y permiten resultados más suaves. Puesto que las incisiones son más pequeñas, no tienen que ser cerrados con suturas, las incisiones abiertas permiten más el drenaje del líquido tumescente teñido de sangre. Cuando se cierran las incisiones con suturas está atrapado este líquido bajo la piel y causa hinchazón prolongada y aumento del dolor.

    Inflamación y Dolor

    El día después de realizada la cirugía, como consecuencia de la apertura de drenaje (las incisiones no se cierran con suturas) del líquido anestésico teñido de sangre y con una prenda de compresión, el grado de mejoría estética es fácilmente visible y dramática del todo. En los próximos días, después de que el drenaje ha cesado, y como el proceso de cicatrización inflamatoria progresa, hay un inicio gradual de la inflamación que disminuye en las próximos 4 a 12 semanas. Esta hinchazón abdominal subcutánea puede reducir la facilidad con que el paciente se inclina hacia delante. El edema que se produce luego de la liposucción del abdomen suele tardar más tiempo en resolverse que el edema en otras áreas tratadas. Un cierto grado de inflamación, la firmeza y presencia de nódulos que es normal para los primeros 4 a 12 semanas. Esta firmeza de la piel abdominal y el tejido subcutáneo disminuye gradualmente en 3 a 4 meses después de la cirugía.

    La técnica abierta de drenaje, lo que reduce la hinchazón y el dolor, requiere el uso de almohadillas especiales super-absorbentes para absorber el drenaje y prendas especiales para sostener los protectores en su lugar.

    Actividad y Baño

    No hay ninguna restricción en la actividad física postoperatoria. De hecho, se les recomienda a los pacientes no permanecer en la cama, sino que deben caminar dentro de su casa o salir de su casa por un corto paseo en la noche de la cirugía. El paciente se espera que se duche al menos una o dos veces al día a partir de la mañana después del día de la cirugía.

    Peligros de la liposucción abdominal

    Factores de Riesgo – Antes de decidir hacer la liposucción, el paciente es evaluado por el cirujano para determinar si hay algún problema de salud que podría aumentar el riesgo de complicaciones quirúrgicas.

    Hernia abdominal

    Una hernia abdominal (separación del músculo) cerca del ombligo aumenta el riesgo de pinchazo accidental en la cavidad abdominal por la cánula de liposucción. Para eliminar este riesgo, puede ser reparada por un cirujano general, varias semanas antes de la liposucción abdominal. Por lo general la reparación de una hernia abdominal es un procedimiento simple que a menudo se puede realizar bajo anestesia local.

    Antes de la liposucción abdominal

    Antes de la liposucción abdominal a menudo provoca un cierto grado de cicatrización o fibrosis en el resto de la grasa subcutánea. Hacer la liposucción por segunda vez será más difícil a causa de esta fibrosis excesiva.

    Procedimientos múltiples

    Hacer liposucción abdominal, junto con otros procedimientos quirúrgicos aumenta el riesgo de complicaciones quirúrgicas. Hacer múltiples procedimientos quirúrgicos requiere una exposición más larga a la anestesia general, y más medicamentos para el dolor. Se requieren reposo en cama más postoperatoria que aumenta el riesgo de coágulos sanguíneos fatales en los pulmones. Estas complicaciones son extremadamente extrañas en la liposucción que se realiza completamente solo y con anestesia local.

    Peritoneoscopia

    Liposucción abdominal y otra cirugía dentro del abdomen es innecesariamente peligroso. La Peritoneoscopia, utiliza un microscopio para observar el interior del abdomen, crea un camino directamente en la cavidad abdominal y aumenta el riesgo de una cánula de liposucción que entra en el abdomen y perjudica a los intestinos o el hígado.

    Anestesia General

    El riesgo de una cánula de liposucción accidentalmente penetrando en la cavidad abdominal, causando una lesión intestinal es muy pequeño. Si una cánula de liposucción produce una perforación intestinal con anestesia general, no puede ser diagnosticada de inmediato. Cuando el paciente se despierta, es probable que cualquier queja de dolor abdominal pueda ser desestimada por las molestias normales y esperadas de la liposucción abdominal. Si la demora va más allá de 18 a 24 horas, hay un grave riesgo de una infección potencialmente mortal. Por el contrario, con la liposucción en su totalidad por la anestesia local, cualquier perforación intestinal traumática se diagnostica de inmediato y un cirujano general puede reparar la herida antes de que haya una infección grave.

    Excesiva compresión

    La Compresión excesiva después de realizada una liposucción abdominal puede afectar la respiración, al limitar la expansión de los pulmones. Las prendas de alta compresión postoperatoria son especialmente peligrosas después de la anestesia general, cuando las drogas depresoras respiratorias se han dado. A diferencia de las prendas de compresión ajustables que son más seguras.

    Eliminación de grasa excesiva

    La eliminación excesiva de grasa del abdomen puede ser un gran error. El objetivo no es eliminar la mayor cantidad de grasa posible, sino más bien producir un resultado que es una mejora estética y dar un aspecto natural.

    Otros factores de riesgo que pueden afectar a la seguridad relativa y en última instancia los resultados cosméticos de la liposucción abdominal son: cirugía abdominal previa, los procedimientos laparoscópicos, y la radioterapia en el área abdominal.

    Liposuccion Muslos anteriores

    En los muslos anteriores los resultados óptimamente lisos son más importantes que la reducción de volumen máximo. La liposucción excesiva de los muslos anteriores puede producir fácilmente aspectos irregulares de la piel. Eliminar más del 60% de la grasa subcutánea del muslo anterior tiene que ver con una incidencia relativamente alta de insatisfacción de los pacientes.

    Peligros de la liposucción de muslos circunferencial

    La liposucción de todo el muslo durante un día no es recomendada. La liposucción circunferencial realizado por un procedimiento quirúrgico a menudo resulta en una inflamación prolongada de los pies y las piernas, con muchas molestias y el problema en el retraso significativamente a las actividades normales. Es posible que la liposucción de toda la circunferencia del muslo pueda predisponer al paciente a una trombosis venosa profunda en la pierna y los coágulos de sangre en el pulmón. La liposucción circunferencial de los muslos es más seguro si se realiza como un procedimiento de serie.

    Cirugías de serie

    Las cirugías de serie son las preferidas, con las sesiones espaciadas con un mes o más de diferencia. Por ejemplo, se podría tratar el exterior de los muslos y las caderas durante un período de sesiones. A continuación, los muslos anteriores, muslos internos y las rodillas pueden ser tratados durante la sesión por separado. De esta manera, la hinchazón que le cause molestia de las extremidades inferiores es poco frecuente. Por lo general, los pacientes pueden esperar a regresar a trabajar dentro de uno o dos días luego de realizada la cirugía.

    Hinchazón de las piernas

    La causa de la hinchazón en las piernas luego de la liposucción de todo el muslo es una lesión en los vasos linfáticos se encuentran en los tejidos grasos. Los vasos linfáticos drenan líquido desde los tejidos lesionados. Cuando el muslo se trata, el muslo está hinchado, y permanece hinchado durante un período considerable de tiempo. Al subdividir la liposucción circunferencial en dos procedimientos distintos, habrá menos número total de días de incapacidad postoperatoria. La porción del muslo que no se trata proporciona funcionamiento linfáticos que compensan la alteración del drenaje linfático en el área tratada.

    Liposucción de brazos

    La liposucción tumescente de los brazos con microcánulas ofrece excelentes resultados estéticos. Los brazos son una de las áreas de mayor rendimiento y de mayor satisfacción del paciente.

    Paciente Apropiado

    No todas las personas son buenos candidatos para realizarse este tipo de liposucción. Pero para aquellos pacientes que son los adecuados, los resultados son más gratificantes. La liposucción de los brazos es casi exclusivamente un procedimiento para las mujeres. Los ejercicios para los brazos no reduce el volumen de grasa localizada en los brazos.

    Supresión de piel

    Las técnicas más viejas de liposucción también incluyen a menudo una supresión adicional de la piel de la cara interna del brazo con el resultado de cicatrices antiestéticas. Con la liposucción tumescente de los brazos con microcánulas, la extirpación de la piel no es necesaria. La liposucción microcannular tumescente de brazos femeninos es fácil y produce resultados que son proporcionados y sin cicatrices quirúrgicas visibles.

    Objetivos Estéticos

    El objetivo estético de la liposucción de los brazos es para una mujer a sentirse más atractiva en situaciones sociales con ropa de manga corta. El objetivo de la liposucción de los brazos es

    para mejorar un aspecto desproporcionado del brazo, manteniendo al mismo tiempo la calidad de la belleza femenina

    para permitir que el paciente se sienta más cómodo y menos consciente de sí mismo al usar una blusa sin mangas

    para lograr una apariencia más delgada de los brazos cuando los brazos están en un ambiente relajado, junto a una situación de dependencia del torso.

    Piel colgante

    La caída pendular colgajo de la piel que cuelga de un brazo gordo cuando se sostiene en posición horizontal se puede eliminar mediante la liposucción tumescente con microcánulas. No es suficiente hacer sólo la liposucción en la parte posterior del brazo. El principio rector en la liposucción de los brazos es el concepto de eliminar el peso de la grasa subcutánea de 75% o más de la circunferencia del brazo. Haciendo la liposucción alrededor del brazo entero, el peso de grasa en la piel es eliminado y la elasticidad de piel normal causa una notable mejora.

    Almohadillas de grasa axilar- Anteriores

    Estas se encuentran en el pecho, justo en frente de la axila. Estos depósitos de grasa se vuelven más prominentes con la edad y con grados crecientes de la obesidad. Incluso en algunas mujeres relativamente delgadas, la parte anterior de la almohadilla de grasa axilar puede ser desproporcionadamente grande. Un sostén que ajuste bien hace que el abultamiento de las almohadillas de grasa poco atractivo por encima del sujetador. Estos depósitos de grasa se pueden eliminar utilizando microcánulas de liposucción tumescente. A menudo es conveniente hacer la liposucción de la parte anterior de las almohadillas de grasa axilar en el mismo tiempo que la liposucción de los brazos.

    Almohadillas de grasa axilar- Posteriores

    Estas se encuentran justo detrás de la axila del lado de la espalda. En algunas mujeres, estas almohadillas de grasa pueden ser un problema estético. A menudo es conveniente hacer la liposucción de la parte posterior de las almohadillas de grasa axilar en el mismo tiempo que la liposucción de los brazos. Las zonas de las axilas, tanto anterior como posterior, requieren relleno de absorción por sólo uno o dos días. Las almohadillas de absorción son los mejores en su lugar con una prenda de compresión del tronco.

    Técnica quirúrgica

    El uso de microcánulas permite una aproximación relativamente agresiva a la liposucción de los brazos, mientras se minimizan los riesgos de irregularidades estéticamente desagradables de la piel. Pequeñas incisiones múltiples (1,0 mm y 1,5 mm socavones) dan acceso a toda la circunferencia del brazo, pero siempre desaparecen rápidamente en pacientes de piel clara. Una fina capa de grasa residual debe permanecer para asegurar una apariencia femenina natural, una natural suavidad y la sensación de un cuerpo femenino. La liposucción excesiva puede producir una apariencia masculina de los brazos que algunos observadores pueden considerar como una deformidad.

    Cuidado Postoperatorio

    El cuidado postoperatorio luego de realizada la liposucción de los brazos es relativamente sencillo, con sólo un grado moderado de compresión necesaria para sólo unos pocos días. El drenaje de los brazos por lo general dura menos de 48 horas luego de realizada la cirugía. Existen unas almohadillas absorbentes, que son vendajes elásticos. El paciente generalmente puede quitar y volver a aplicar estos apósitos sin ayuda. La mejora postoperatoria es rápida. Prácticamente todos los pacientes alcanzan un grado significativo de mejoría a los pocos días después de la cirugía. La compresión excesiva puede causar hinchazón de los antebrazos y las manos.

    Dificultades y consideraciones

    El problema estético más común asociado con la liposucción de los brazos es la excesiva y desigual eliminación de la grasa. Los brazos que carecen de grasa subcutánea no son atractivos, y no se ven como brazos normales. Si casi toda la grasa subcutánea se retira de una zona de un brazo, el resultado es un aspecto poco atractivo, lleno de bultos. Esta apariencia grumosa se convierte en extremadamente acentuada si el paciente aumenta de peso.

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información