Las tomas de la cesárea de Emily, extrayendo al bebé de su vientre

Las tomas de la cesárea de Emily, extrayendo al bebé de su vientre

los seccion de cesárea con demasiada frecuencia se demoniza. Una de las razones es que, según algunas personas, la mujer no es parte activa del proceso - lo cual está completamente mal, dado que a menudo se realiza una cesárea de emergencia después de muchas horas de trabajo de parto. Y, aunque no fuera así, las mujeres deberíamos estar todas unidas en un punto: no importa la forma en que ella dé a luz, es importante que la madre y el bebé estén bien, el tipo de parto no tiene absolutamente nada que ver con el potencial para ser uno cariñosa y enamorada mamá de su pequeño.

Volviendo a la cuestión de la parte activa de una cesárea, sin embargo, algo particular ha ocurrido en estos días. La historia que vamos a contaros en imágenes es la de Emily Dial, enfermera y Partera de Kentucky que dio a luz a su hija, Emma, ​​el 11 de marzo, según informó Cosmopolitan. Lo leíste bien: dio a luz, en todos los sentidos literales posibles. Es decir, Emily es la madre biológica de Emma y al mismo tiempo se “ayudó a sí misma” en la cesárea, agarrando al recién nacido después del corte. Tenemos este testimonio extraordinario porque con la parturienta también ingresó al quirófano fotógrafa Sarah Hill.

La historia de Emily es agridulce. Ella está en su tercer nacimiento. Sin embargo, la primera vez, el pequeño Grayson, el hijo mayor, falleció 10 días después del nacimiento. Luego estaba Ella, que ahora tiene 4 años. Y finalmente Emma, ​​que nació casi el mismo día del cumpleaños de Grayson, el 17 de marzo. Emma llegó de alguna manera por sorpresa, en el sentido de que la ultrasonido había demostrado que el feto era de sexo masculino. Pero estaban equivocados. Emily también dijo que durante la cesárea nunca pensó que su barriga estaba abierta, sino solo cuando quería abrazar a ese bebé, aunque restringida por la necesidad de un ambiente estéril alrededor de ella.

Seguí acercándola a mi cara para mirarla - dijo la mujer - como diciendo: te quiero tanto en mis brazos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información