Las asombrosas propiedades del jengibre para curar la influenza (¡y no solo!)

Las asombrosas propiedades del jengibre para curar la influenza (¡y no solo!)

El jengibre se ha utilizado en la cocina y también en la medicina durante siglos.

Es una planta con mil propiedades que se puede utilizar en diversas formas como polvo, aceite o incluso jugo.

El jengibre también es una fuente maravillosa de vitamina A, C, E y B y más, también es rico en magnesio, potasio, fósforo, silicio, hierro, sodio, calcio, zinc y betacaroteno.

Por tanto, no es de extrañar que cuente con increíbles beneficios para la salud.

Aquí tienes 8 buenas razones para apreciar esta planta originaria del Lejano Oriente.

Índice()

    1. Alivia los trastornos gastrointestinales

    El jengibre es sin duda una de las curas más eficaces para los problemas de estómago.

    También es una excelente cura para la distensión abdominal y los problemas intestinales, cólicos y diarreas.

    Planta también muy utilizada en dietas ya que mejora la asimilación y absorción de nutrientes en la sangre.

    2. Cura enfermedades

    El jengibre es una gran ayuda para quienes sufren de mareos y es muy eficaz para curar los vómitos, mucho más que cualquier otra droga del mercado.

    Con un poco de jengibre también puedes aliviar los síntomas de iinfluencia, náuseas, mareos y sudores fríos.

    También es muy adecuado para las madres en las primeras etapas del embarazo: comer jengibre de hecho reduce el riesgo de defectos de nacimiento y todos los diversos efectos secundarios.

    (foto: Web)
    (foto: Web)

    3. Reduce la inflamación y el dolor.

    El jengibre es conocido por sus propiedades antiinflamatorias y muchos estudios demuestran que sus agentes activos son tan eficaces como los de cualquier analgésico.

    Por ejemplo, el jengibre es imprescindible si sufre de calambres menstruales severos, al mismo tiempo que ayuda a aliviar los dolores de cabeza, los dolores musculares y de espalda y articulaciones.

    Beber un té con una pequeña dosis de jengibre alivia los dolores de cabeza y ayuda a dormir.

    4. Previene el cáncer

    La raíz de jengibre es rica en antioxidantes que ayudan a prevenir el cáncer y varios estudios científicos lo demuestran.

    Especialmente ideal para el cáncer de colon, mama, pulmón, piel y páncreas.

    Agregue un poco de jengibre a su batido o té matutino.

    (foto: Web)
    (foto: Web)

    5. Estimula el sistema inmunológico

    El consumo diario de jengibre te protege de los primeros resfriados y la gripe.

    Esta planta es rica en zinc, cromo y magnesio que estimulan la circulación sanguínea, reduciendo la sensación de frío, sudoración excesiva y fiebre.

    El limón combina bien con el jengibre y aumenta sus propiedades.

    Beber té de jengibre y limón te ayudará a mantenerte de buen humor y salud durante toda la temporada.

    6. Sazone los platos

    El jengibre sabe muy bien y por eso también se ha convertido en un ingrediente muy utilizado en la cocina.

    Es una especia muy versátil y se puede agregar a postres, platos principales, aperitivos y bebidas.

    Además de la cocina asiática tradicional, el jengibre se utiliza como ingrediente para cocinar o asar.

    A veces también se puede agregar a las aves o al pescado para cambiar un poco el sabor.

    (foto: Web)
    (foto: Web)

    7. Ayuda a adelgazar

    Puede reducir la ingesta de alimentos y perder algunos kilos con solo agregar un poco de jengibre a su dieta.

    De hecho, el jengibre promueve la sensación de saciedad y por esta razón se necesitan muchas menos calorías para sentirse lleno.

    Es un ingrediente natural que suprime el hambre y el apetito.

    El jengibre es bajo en calorías y termogénico, por lo que también aumenta el metabolismo.

    8. Es un poderoso afrodisíaco

    El jengibre es un potente afrodisíaco, utilizado durante miles de años, que aumenta la sensibilidad y la circulación.

    El jengibre es muy diaforético.

    Ideal para agregar a su menú para veladas románticas.

    Artículo original publicado el 29 de octubre de 2014

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información