La vida de Alessandra Di Sanzo, la transgénero de Mery para siempre

La vida de Alessandra Di Sanzo, la transgénero de Mery para siempre

En 1989, hablar de transexualidad, adem√°s de raro, tambi√©n se consideraba bastante escandaloso; en la era del p√°nico del SIDA, cuando solo cuatro a√Īos antes Rock Hudson fue el primero en morir por el virus a√ļn misterioso e Freddie Mercury, l√≠der hist√≥rico de Queen, correr√≠a la misma suerte apenas dos a√Īos despu√©s, en 1991, los prejuicios vinculados a la homosexualidad y, m√°s a√ļn, a la transexualidad eran palpables.

Por eso la película de Marco Risi, Mery por siempre, representó un momento histórico en el cine italiano, teniendo el coraje de escenificar no solo el drama social de la transexualidad, ligado precisamente a la discriminación y los prejuicios, sino sobre todo un intérprete que era clara y abiertamente homosexual, Alessandra Di Sanzo, quien en ese momento, sin embargo, todavía se llamaba Alessandro.

Basada en la novela homónima de Aurelio Grimaldi, la película, ambientada en Palermo, está inspirada en la historia de uno de estos chicos, Mario Libassi, un travesti que se hace llamar Mery que se prostituye de noche y que es detenido un día por el intento de asesinato de un cliente.

La película, a pesar del espinoso tema, logró un gran éxito y obtuvo varios premios, ganando el Efebo d'oro en 1989 a la mejor dirección y el Ciak d'oro en 1990 a la mejor película.

Pero para destacar, sobre todo y todo, fue sin duda él, Alessandro, el protagonista, escondido detrás de sus rizos oscuros y su mirada tímida. Notado mientras trabajaba en el salón de una peluquera romana, aceptó esa parte difícil, porque su vida había sido difícil, además, hasta ese momento, caracterizada por el constante miedo al juicio, a las burlas, a la humillación.

Ella se convirti√≥ en Alessandra solo en 1993, despu√©s del √©xito de Mery por siempre y su secuela, Chicos fuera, pero luego de varios a√Īos en el mundo de la moda y el entretenimiento decide retirarse del panorama.

Aunque desde la retaguardia, sin embargo, Alessandra no ha dejado de comprometerse con la batalla por los derechos civiles de la comunidad LGBT y, en una de las raras entrevistas difundidas, en 2016, habl√≥ con claridad sobre c√≥mo ve el marco italiano con respecto a las personas trans. y, m√°s en general, de lo que todav√≠a se percibe como ‚Äúdiferente‚ÄĚ.

¬ŅQu√© falta realmente en Italia entre los derechos de una trans? Lo que le falta a la humanidad: hospitalidad. [‚Ķ] Cualquiera que haya descubierto el derecho a ser √©l mismo puede convertirse en un icono. Estas son las personas que en mi opini√≥n se erigen como verdaderos modelos a seguir.

Alessandra también salió al campo abiertamente en 2009, del lado del ex presidente de la Región de Lazio. Piero Marrazzo, quien renunció tras verse envuelto en un escándalo sexual protagonizado por un transexual.

Escriben artículos como 'Viaje a la comunidad trans', incluso si fuéramos bestias raras - dijo Di Sanzo - No se dan cuenta de que desesperan a tanta gente. Quienes, incluso antes de preocuparse por ser aceptados por la sociedad, están tratando de aceptarlos. Dices travestis y piensas en pelucas, labios grandes, pechos grandes y acera, pero no todas las trans son así. No todos laten. Y los que lo hacen ciertamente no lo hacen porque les guste, por una perversión. Pero porque, a pesar de títulos y diplomas, el mundo del trabajo nos deja en el camino. De hecho, mientras sigan tratándonos como lo hacen, será difícil encontrar otros trabajos.

Aunque dej√≥ la escena, por tanto, y habiendo preferido una vida de discreci√≥n, Alessandra sabe perfectamente que el camino para lograr una verdadera aceptaci√≥n y respeto por la comunidad transexual es todav√≠a largo y dif√≠cil; por lo tanto, hace sentir su presencia de todos modos, idealmente uni√©ndose a eventos como el #TransFreedomMarch organizada en Tur√≠n en 2017. Ciertamente, hace treinta a√Īos, su personaje contribuy√≥, y no poco, a romper los tab√ļes sobre un tema del que nadie quer√≠a hablar realmente, obligando a la gente a tomar conciencia de la existencia de la transexualidad. , y que fingir que nada iba a ayudar.

La vida de Alessandra Di Sanzo, la transgénero de Mery para siempre

Fuente: web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información