La verdadera historia de los gemelos Shining y los monstruos de Diane Arbus

La verdadera historia de los gemelos Shining y los monstruos de Diane Arbus

Mirando a su alrededor en una fiesta de Navidad en 1966, organizada por un club de madres que hab√≠an tenido partos de gemelos, Diane Arbus not√≥ un par de hermanitas. No era la primera vez que iba a Roselle, Nueva Jersey, en busca de sujetos id√©nticos para fotografiar. Como cuenta un art√≠culo de Lithub, pidi√≥ a esos gemelos que posaran para ella, coloc√°ndolos uno al lado del otro, frente a una pared blanca. El plano se convirti√≥ entonces en uno de los m√°s famosos por el famoso fot√≥grafo y varios a√Īos despu√©s fue se√Īalado por varios cr√≠ticos de cine como fuente de inspiraci√≥n para crear los personajes de los dos gemelos en la pel√≠cula. Brillante de Stanley Kubrick.

Una hipótesis rechazada por la esposa del director, quien en una entrevista con The Guardian dijo que su esposo los había elegido solo porque los imaginaba en su cabeza, luego de leer el libro de Stephen King. Sin embargo, es cierto que Arbus y Kubrick se conocieron en la década de 1950 en Nueva York, cuando ambos eran jóvenes fotógrafos novatos. Compartían ya un humus semántico especular y la capacidad de retratar lo que la sociedad no quería o no podía ver.

Nacida el 14 de marzo de 1923, Diane Nemerov (su apellido de soltera) naci√≥ en un entorno privilegiado, mirando al mundo desde las ventanas de grandes apartamentos en las zonas acomodadas de Manhattan. Ella hab√≠a crecido rodeada de ni√Īeras, meseras, cocineras y choferes, y luego se cas√≥ con un aspirante a fot√≥grafo de moda a los dieciocho a√Īos. Allan Arbus. Con √©l hab√≠a puesto en marcha una agencia de fotograf√≠a, pero tras el nacimiento de sus hijas All√≠ mi Amy algo hab√≠a cambiado. Hab√≠a dejado de ayudar a su marido en su trabajo, como siempre lo hab√≠a hecho, e incluso hab√≠a visto pasar la vida fuera de su elegante casa, sin tener el valor de marcharse. C√°mara en mano, ojos siempre bien abiertos, fuera de los reconfortantes confines dom√©sticos, Diane Arbus hab√≠a dirigido inmediatamente su atenci√≥n a aquellos que para la sociedad eran solo monstruo: gigantes, payasos, nudistas, trans y gemelos, como las dos hermanitas Muchacha mi Cathleen Wade.

Mirando el retrato que sobre todo es el emblema de su arte, es imposible no darse cuenta de c√≥mo las dos ni√Īas est√°n vestidas y dispuestas de tal manera que parecen id√©nticas, aunque sean absolutamente diferentes. Si uno sonr√≠e de forma angelical, el otro parece mirarnos con tristeza. Uno est√° bien peinado, el otro no, casi como si uno ocultara la personalidad secreta del otro. El tema de la dualidad, como el perfectamente representado por los gemelos, era de hecho muy querido por Diane. Antes que ella, otros hab√≠an retratado parejas de gemelos id√©nticos, como el gran fot√≥grafo Sander de agosto, pero el prop√≥sito era diferente. Diane Arbus quer√≠a captar los profundos misterios de la identidad humana y, para ello, se meti√≥ en territorios socialmente "extremos".

Las gemelas Wade, tal como las hab√≠a fotografiado, parec√≠an salir de una historia de fantasmas. Sin embargo, el suyo era un retrato t√©cnicamente cl√°sico, sin montajes ni manipulaciones, como una foto familiar. Cuando se lo envi√≥ a sus padres, no obtuvo una reacci√≥n positiva. Los Wade escondieron la foto y, a√Īos despu√©s, admitieron que pensaban que era "El peor disparo jam√°s hecho por los gemelos". Maestro deSiniestro, la expresi√≥n alemana que indica un sentimiento de malestar que se experimenta cuando uno no se siente en un contexto familiar, Diane hab√≠a aprendido que era necesario entrar en las casas de los dem√°s para poder contar historias. En hogares, pero tambi√©n en circos, burdeles, clubes con sombra o residencias de ancianos.

"Una fotograf√≠a es un secreto de un secreto", Hab√≠a explicado Diane Arbus. "Cuantas m√°s cosas parece decirte, menos sabes". Y as√≠ es como todav√≠a se siente hoy frente a sus disparos, tan inmediatos y tan misteriosos. No us√≥ la fantas√≠a para transfigurar la realidad a trav√©s de la t√©cnica, sino que encontr√≥ elementos fant√°sticos simplemente mirando la realidad que la rodeaba. Su talento, sin embargo, fue reconocido solo despu√©s de su prematura muerte, a los 48 a√Īos: se quit√≥ la vida, cerrando para siempre el secreto que hasta su existencia hab√≠a representado.

Navega por la galería para ver algunas de las fotos más hermosas de Diane Arbus…

La verdadera historia de los gemelos Shining y los monstruos de Diane Arbus

Fonte: La herencia de Diane Arbus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información