La soledad de los afectos: los ancianos en la época del Coronavirus

La soledad de los afectos: los ancianos en la época del Coronavirus

Ahora el Coronavirus es el √ļnico o casi el √ļnico tema del que se habla en Italia, especialmente despu√©s del reciente decreto gubernamental que orden√≥ el cierre de escuelas y la m√°xima limitaci√≥n de eventos deportivos y culturales.

Pero, si los ni√Īos y los padres saben (m√°s o menos) c√≥mo comportarse ante una emergencia, no ocurre lo mismo con las personas mayores, que en esta situaci√≥n extrema son sin duda el segmento de la poblaci√≥n que paga las mayores consecuencias.

El objetivo declarado es exponer al anciano lo menos posible a una posible contaminaci√≥n, lo que, sin embargo, a menudo equivale a aislarlo total o casi por completo de las afecciones. Despu√©s de indicaciones precisas del comit√© t√©cnico-cient√≠fico convocado por el Gobierno, de hecho, por orden del Ministerio de Salud Se aconseja no salir de casa a todas las personas de 75 y m√°s a√Īos, o de 65 y m√°s si padecen alguna patolog√≠a..

Pero, si ya en este caso surgen dudas sobre cómo estas personas mayores pueden cubrir sus necesidades básicas, todavía necesitan que alguien les lleve de compras, o que les haga la limpieza de la casa, sin olvidar que muchos padres ancianos viven con hijos y nietos que en cambio salen regularmente. - el problema inverso ocurre en los hogares de ancianos y los hogares de ancianos, donde el orden imperativo es "No entrar".

Monica Minelli, director del departamento de socio-salud de la ASL de Bolonia, lo explicó a Hecho diario: "Los huéspedes deben estar protegidos de los que vienen del exterior, por lo que hemos establecido una estricta limitación de acceso: no más de una persona por persona mayor por día“.

Una l√≠nea que parece m√°s o menos seguida a nivel general, enAts de Mil√°n, donde el director m√©dico Vittorio Demicheli explic√≥ que en este momento "la probabilidad de que un contacto de la zona roja entre en una casa de reposo en el √°rea de Mil√°n es muy baja"Y que por tanto la √ļnica petici√≥n que se hace es"organizar un m√≠nimo de controles en la entrada y dejar fuera a las personas sintom√°ticas, as√≠ como en Liguria, donde solo se pidi√≥ retrasar el acceso para evitar aglomeraciones. "Solo entra una persona por d√≠a por paciente ", explic√≥ Walter Locatelli, comisionado extraordinario de Alisa, la empresa regional de salud.

Sin embargo, la forma de poner en práctica las indicaciones queda a criterio de las estructuras individuales, como reafirma el decreto de 4 de marzo, dejando a los directores de salud de las estructuras la responsabilidad de evaluar cada caso individual y decidir a quién dejar entrar o no.

√ćndice()

    Cómo las casas de retiro enfrentan la emergencia del coronavirus

    La √ļnica regla universal es la prohibici√≥n de acceso, en todo el territorio nacional, a hu√©spedes, operadores y familiares de la provincia de Lodi, pero tambi√©n a quienes presenten s√≠ntomas de gripe o resfriado. Por lo dem√°s, como se mencion√≥, es la elecci√≥n de cada estructura regular la entrada y las visitas.

    Korian, una multinacional francesa que gestiona 44 residencias de ancianos en toda Italia, ha proporcionado, por ejemplo, un termo esc√°ner en la entrada para comprobar la temperatura, y en las RSA de Lombard√≠a y V√©neto se ha prohibido el acceso a menores de doce a√Īos. Finalmente, cada visitante debe responder a un cuestionario. Sin embargo, despu√©s del √ļltimo decreto, el grupo decidi√≥ cerrar todas las estructuras hasta nuevo aviso, sin embargo, renunciando a cualquier excepci√≥n a los directores individuales.

    también Kos- Anni Azzurri residencias de ancianos, dio a conocer que tenía la entrada limitada a una sola persona por día por huésped y "solo en casos que no se puedan postergar"; También se ha impuesto el lavado de manos y la limitación de las áreas a las que tienen acceso los visitantes. Kos también, al igual que Korian, ha proporcionado un cuestionario donde se determina la ausencia de síntomas de gripe y se les pregunta si han tenido contacto con casos sospechosos o confirmados de coronavirus, o con personas que residen en las áreas rojas o que han pasado o se detuvieron allí. .

    La Fundaci√≥n Don Angelo Bellani y Casa Cambiaghi, en Monza, por su parte, suspendi√≥ los accesos y cerr√≥ el centro de d√≠a, y se revis√≥ la programaci√≥n de iniciativas de agregaci√≥n, en las que generalmente participa un gran n√ļmero de personas. "Preferimos organizar actividades con unos pocos invitados a la vez.‚ÄĚLe informaron a la gerencia.

    Estas medidas de precauci√≥n est√°n obviamente dirigidas a maximizar la salud de los hu√©spedes mayores, quienes, sin embargo, en conjunto, se encuentran abandonados a s√≠ mismos y privados del afecto de los familiares; por ello, es necesario repensar los m√©todos ‚Äúalternativos‚ÄĚ para no hacer que los ancianos que se encuentran en la RSA se sientan solos.

    Las nuevas formas de comunicación con las personas mayores en la época del Coronavirus

    Si los familiares son notificados por correo electrónico o por teléfono de noticias sobre el cambio en las condiciones de acceso, o la salud de sus seres queridos, es hora de que los mayores aprendan a utilizar ... El teléfono inteligente.

    De hecho, varios grupos han garantizado poner en contacto a los huéspedes de sus estructuras con familiares a través de videollamadas, como Korian, y la propia Fundación don Angelo Bellani y Casa Cambiaghi, donde esta nueva forma de comunicación ha reemplazado a la tradicional desde el 24 de febrero.

    Mam√° "Hagamos una videollamada" tambi√©n es la invitaci√≥n lanzada por Residencia Sant'Andrea, tambi√©n en Monza: como explica la directora Lucia Cassani "Los familiares pueden reservar llamadas en la recepci√≥n y luego llamar a trav√©s de Messenger a trav√©s de mi p√°gina de Facebook. El servicio es muy apreciado porque le permite ver incluso a los pacientes que tienen dificultades para hablar ". La √ļnica limitaci√≥n: ninguna videollamada puede durar m√°s de diez minutos.

    Iniciativas para personas mayores que no se encuentran en residencias de ancianos

    Como se mencion√≥, la situaci√≥n tambi√©n es problem√°tica para los ancianos autosuficientes que no viven en residencias de ancianos, pero en casa, solos, y que, con las disposiciones del decreto, realmente podr√≠an verse apartados de la vida cotidiana. Para ellos hay quienes han pensado en iniciativas muy importantes, como el gerente de marketing digital Simona Melanie quienes, "forzados" a trabajar inteligentemente en momentos de emergencia, ofrecieron en la p√°gina de Facebook San Gottardo Meda Montegani Social Street para hacerse cargo de las comisiones diarias de las personas obligadas a quedarse en casa o que no tienen ganas de salir por miedo del contagio; yendo a la farmacia, o de compras, aqu√≠ est√° el servicio ‚Äúimprovisado‚ÄĚ que ofrece la joven, en poco tiempo imitado por muchos otros que se han puesto a su disposici√≥n.

    Fuente: Facebook @ San Gottardo Meda Montegani Social Street - Mil√°n

    Quizás esta emergencia nos deje muchas cosas malas: el miedo, la desconfianza, la sensación de que el contacto humano puede convertirse en un instrumento de contagio. Pero también existe la esperanza de que nos lleve a repensar nuestros afectos, qué dolorosa es la sensación de aislamiento y abandono, sobre todo de los padres, tíos ancianos o abuelos, y qué importancia tiene, cada uno en la medida de lo posible, ponerse al servicio de los demás.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información