¿La soja es buena o mala para la salud?

¿La soja es buena o mala para la salud?

La soja es un alimento que también se ha consolidado en nuestras dietas gracias al aumento de la elección vegetariana o vegana y a la influencia de las dietas internacionales.

La soja es sin duda uno de esos ingredientes naturales que pueden aportar excelentes beneficios a nuestro organismo.

También perfecto para quienes padecen intolerancias a la lactosa, es rico en isoflavonas que son fitoestrógenos y que pueden afectar la salud humana.

Se han realizado numerosos estudios que concluyen con efectos tanto positivos como negativos de las isoflavonas.

Para arrojar algo de luz, veamos sus pros y sus contras juntos.

Índice()

    1. Reduce el colesterol

    La soja puede reducir el colesterol hasta en un 10-15%.

    Cuando se toma antes de la menopausia, la soja protege contra la aterosclerosis y previene la aparición de enfermedades cardíacas en las mujeres.

    Investigación publicada en el "New England Journal of Medicine", ha demostrado que algunas personas con una tasa de colesterol superior a 300 mg / dl, gracias al consumo de soja, han logrado una disminución del colesterol del 20 por ciento.

    (foto: tumblr)
    (foto: tumblr)

    2. Antitumoral

    La soja es uno de esos ingredientes perfectos para una dieta preventiva para combatir la aparición de cánceres hormonales y de colon.

    Las proteínas de soja inhiben el crecimiento de las células cancerosas del colon y el cáncer de hígado, y también protegen contra la aparición del cáncer de pulmón.

    3. Acelera el metabolismo

    La soja es un alimento perfecto para quienes quieren adelgazar ya que ayuda a acelerar el metabolismo, quemando calorías más rápidamente.

    ¿Ya ha intentado sustituir el queso por tofu?

    (foto: tumblr)
    (foto: tumblr)

    4. Combate la caída del cabello

    La soja ayuda a contrarrestar la formación de la hormona DHT, responsable de la caída del cabello.

    Por ello es un ingrediente muy importante para los hombres, especialmente en periodos como el otoño y la primavera, durante los cuales se pierde mucho más cabello.

    5. Cuidado de la piel

    La soja también se puede utilizar a nivel cosmético para nutrir la piel, ya que sus propiedades la hacen increíblemente flexible.

    Asegurando una correcta hidratación, se contrarrestan las arrugas, evitando la formación de líneas de expresión.

    6. Tenga cuidado de no exagerar

    La soja también tiene un lado oscuro. Tomado en grandes dosis, corre el riesgo de ser perjudicial.

    Por ejemplo, contiene ácido fítico que quelante microelementos como hierro, calcio y magnesio, impidiendo la absorción por parte del organismo.

    Su glándula tiroides también podría verse afectada por el consumo excesivo de soja.

    Las judías verdes, por ejemplo, contienen muchas fibras capaces de dificultar la absorción de proteínas.

    Así que tenga cuidado de incluir la soja en su dieta, pero, como todas las cosas, nunca se exceda.

    Artículo original publicado el 27 de octubre de 2014

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información