La exclusión social favorece el extremismo

La exclusión social favorece el extremismo

La exclusión social favorece el extremismo

Quizás ha llegado el momento de distinguir los valores sagrados de los que no lo son. Son muchas las voces y opiniones en defensa de ideologías políticas o religiosas que se defienden como valores sagrados. ¿Realmente queremos esto?

Un estudio pionero realizado por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) estudió las interrelaciones neuronales entre los valores sagrados, la exclusión social y el extremismo con manifestaciones violentas. Esta investigación ha demostrado que la exclusión social de un grupo aumenta la cantidad de valores ideológicos por los que estas personas estarían dispuestas a luchar y morir.

Un resultado inquietante en un momento histórico en el que la exclusión social producida por la recesión económica ha puesto en jaque a un porcentaje altísimo de la población; también por los movimientos migratorios masivos a los que se ven obligadas millones de personas.

Según este estudio, verse socialmente marginado puede generar tendencias radicales y extremas en términos de pensamiento y acción.

Índice()

    Investigación

    El estudio se ha realizado con tecnologías de neuroimagen en jóvenes voluntarios de Cataluña. La investigación fue realizada por la Universidad Autónoma de Barcelona en colaboración con el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) y otras entidades.

    La muestra estuvo formada por chicos jóvenes, vulnerables a la radicalización, Marroquíes, residentes y educados en Cataluña.

    Publicado en la revista Fronteras de la psicología, el estudio, realizado en dos fases, analizó el sustrato neural de los valores percibidos como inalcanzables. Es decir, aquellos valores a los que una persona no renuncia bajo ningún concepto.

    Este es especialmente el valores ligados a la atribución ideológica, religiosa o identidad nacional / comunitaria. Estos factores tienen un componente de identidad que proporciona al individuo la percepción de pertenencia a un grupo social de referencia.

    Las imágenes de resonancia magnética se enfocaron en la circunvolución frontal inferior izquierda. Los resultados mostraron un aumento en la actividad de esta área del cerebro cuando los jóvenes respondieron a su disposición a morir y luchar por sus valores. Esta área del cerebro está relacionada con estos valores y con la elaboración de reglas.

    Exclusión social en nombre de valores dudosos

    Los resultados obtenidos por Clara Pretus, primera autora del artículo, nos llevan a pensar que la exclusión social puede generar una sacralización de los valores grupales. Es decir, los valores defendidos en el grupo podrían adquirir un peso igual o mayor que los valores personales. Y esto parece suceder tanto a nivel neuronal como en la voluntad expresada.

    A partir de las áreas cerebrales que se activan durante la defensa de los valores sagrados, este estudio nos muestra que estos valores se elaboran a través de un razonamiento basado en el deber, "lo que hay que hacer".

    Se le daría poca importancia a la evaluación de costos y beneficios, que se aplica a valores no considerados sagrados, que suelen ser más flexibles y presentan mayores oportunidades de negociación.

    Polarizar los resultados

    Esta investigación se realizó en un grupo de personas muy vulnerables a la radicalización por su condición de exclusión social permanente. Pero tal vez sea apropiado detenerse y reflexionar sobre porque en los últimos años se ha producido un crescendo de conductas radicales en la sociedad.

    La exclusión social puede ocurrir de muchas formas. Lo encontramos en forma individual, y lo soportamos más o menos sobre la base de nuestro sentido de pertenencia. Y ciertamente tenemos un sentido de pertenencia en muchas áreas, más de lo que podemos imaginar al principio.

    Por otro lado, investigaciones recientes muestran que la exclusión social, de cualquier tipo, puede favorecer la radicalización de ideas y comportamientos. Esto podría explicar la proliferación de numerosas opiniones extremas sobre diversos temas, como puede ser la política o la religión.

    Revisión de valores para combatir la exclusión social

    Quizás ha llegado el momento de revisar nuestros valores personales y grupales. Porque seguro que en muchos casos estoy solo valores heredados de una cultura y contexto determinados. Quizás es hora de comenzar a distinguir los valores sagrados de los que no lo son.

    Hay muchas opiniones en defensa de ideologías políticas o religiosas reconocidas como valores sagrados. ¿Realmente lo queremos? ¿Queremos una sociedad en la que nos excluyamos en nombre de valores de dudosa importancia?

    El estudio citado es solo una simple representación en el laboratorio, pero es suficiente para reflexionar sobre el hecho de que el problema realmente existe.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información