La dieta perfecta para lucir vientre plano en la playa

La dieta perfecta para lucir vientre plano en la playa

Por fin han llegado las ansiadas vacaciones y, aihmè, junto a ellas también ha llegado el momento de afrontar una prueba que muchas mujeres llevan tiempo esperando con cierta ansiedad: la prueba de vestuario.

Si durante el año te las has arreglado con gran habilidad para esconder los rollos extra bajo suaves cárdigans y abundantes pantalones palazzo, el camuflaje ya no está permitido en la playa.

Bikinis diminutos, calzoncillos cortos y pareos con efecto transparente ayudan a lucir toda la parafernalia femenina, incluida la Agrandamiento molesto que se localiza sin piedad en el centro del cuerpo, dando, sin que ninguna mujer haya expresado el deseo de recibirlo, ese terrible efecto de vientre hinchado como un voleibol de playa, con muchos saludos a tu figura.

Las causas de este problema pueden ser diferentes, estrés, pereza del tracto gastrointestinal, estreñimiento y retención de agua.

Afortunadamente, hay muchos trucos que te permiten correr para cubrirte y hacer que tu abdomen se vuelva plano como una tabla de surf. Evidentemente, el secreto está en la nutrición.

Lo sé, si ya durante el año no estás dispuesto a prestar atención a lo que te pones en el plato y mucho menos en verano. Sin embargo, queridas doncellas, si quieren evitar el efecto de 'mujer embarazada' incluso cuando el embarazo es el menor de sus pensamientos, Tendrás que integrar en tu dieta alimentos con un poder deflactor muy fuerte, posiblemente adaptando su dieta a los ritmos de la vida vacacional y viceversa.

He aquí cómo hacerlo:

Índice()

    1. Desayuno

    (Foto: Pinterest)
    (Foto: Pinterest)

    Antes de correr como un rayo hacia la playa para empezar el día bajo el sol, tómate unos minutos para desayunar. Olvídese de los brioches llenos de todas las cremas posibles que existen en la faz de la tierra.

    ¿Te acuerdas? Tu objetivo es un vientre plano.

    Así que prepárate un buen vaso de zumo de frutas, especialmente si es con arándanos, que es rico en vitamina C y antioxidantes y es un diurético perfecto.

    También recuerde traer agua en su hielera.

    ¿Qué mejor bebida que esta para eliminar la retención de agua y desinflar el cuerpo del exceso de líquidos?

    2. Merienda de la mañana

    (foto: Web)
    (foto: Web)

    Hacia media mañana, después de un baño vigorizante, a menudo uno sufre calambres de hambre.

    Abstente de morder una suculenta focaccia aceitada y deléitate con la fruta.

    ¿Cuales? Los frutos que se desinflan que es una belleza son el padre, porque son ricas en fibra y con un ligero poder laxante, piña y papaya, que también hacen que el verano sea exótico.

    3. Almuerzo

    (fuente: Web)
    (fuente: Web)

    Y aquí estamos en el momento crucial: el almuerzo.

    Por favor, no sean como esas familias filmadas en las películas de los 90 que traen peperonata, pasta horneada y cassata siciliana a la playa, ¡solo para saciar ese 'pequeño agujero' que se ha formado en el estómago! Si no, ¡aparte de la barriga!

    Mejor optar por algo un poco más ligero como una ensalada llena de verduras frescas que sea muy diurética.

    ¿La gema? Añadir a los habituales tomates cherry y hojas de lechuga también el hinojo, taaaan desinflando, ¡todo el mundo lo sabe!

    4. Merienda

    (Foto: Pinterest)
    (Foto: Pinterest)

    Otro obstáculo a superar ileso y sin centímetros extra de cintura es el hambre de 16.

    ¿Qué estás haciendo? ¿Estás en la playa y no quieres comer helado?

    Vale, qué helado es, siempre y cuando no se convierta en una cita fija, sino solo una excepción a la regla, y que no le dispares chocolate, tiramisú, avellana, nutella y beso.

    Si quieres comer un buen helado tendrás que ser bueno y elegir sabores de frutas (¡entonces tengo que quitar 'bueno' de 'helado'!).

    5. Aperitivo

    (Foto: Pinterest)
    (Foto: Pinterest)

    Aquí hay una costumbre totalmente italiana: la hora feliz.

    Queridos amigos, para conservar la cintura, olvídense del feliz cumpleaños y dejen solo la hora por la alegría de brindar por las fiestas. con un zumo de frutas sin alcohol (la única bebida aceptada para desinflar) son muy pocas, si no las de lucir una cintura de avispa seca como un kiwi exprimido, que entre otras cosas podría ser la fruta ideal en la base de tu jugo.

    6. Precio

    (Foto: Pinterest)
    (Foto: Pinterest)

    Disfrutemos de la cena, estamos en el mar, ¿verdad? Así que sigamos con el pescado, pero siempre con la vista puesta en la panza.

    Las riquísimas fritturinas, quizás, déjalas a quienes no tienen problemas de hinchazón intestinal o no les importa el disfraz de prueba, optas por filetes de atún al natural, o cocidos a la plancha o al vapor.

    Pero recuerde: cualquier tipo de pescado que coma tendrá que evitar condimentarlo con litro de aceite, sería más prudente reemplazarlo con limón y vinagre.

    7. Antes de acostarse

    (Foto: Pinterest)
    (Foto: Pinterest)

    ¿Qué puedes disfrutar antes de acostarte después de un día de privaciones y pocas satisfacciones como esta?

    ¿Una rebanada de tarta de chocolate rellena de mascarpone? ¡Si seguro! Espera y espera.

    ¡Una taza de té verde es ideal para rematar tus rutinas antiinflamatorias antes de acostarte!

    No levantes la nariz el té verde es rico en polifenoles y estimula al cuerpo a quemar grasa más rápido.

    Ahora ya no levantas la nariz, ¿verdad?

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información