Jugos de frutas orgánicos: menos azúcar, más salud

Jugos de frutas orgánicos: menos azúcar, más salud

Sin embargo, teniendo en cuenta que no es lo mismo beber un jugo en brik que consumir una fruta entera, los jugos de frutas pueden ser un buen compromiso para la ingesta de vitaminas y minerales, favoreciendo la sentido práctico: su conveniente envase y sabor dulce las convierten en una bebida fácilmente transportable y también atractiva especialmente para i niños.

Pero no todos los jugos de frutas son iguales. Hay dos características necesarias para estar seguro de consumir un producto saludable, como una fruta entera: certificación orgánica, que garantiza el cultivo de la planta, protege frente a la ingestión de productos contaminados por agentes químicos y la ausencia de azúcares añadidos que, especialmente en los niños, pueden contribuir a aumentar el riesgo de obesidad y dañar los dientes.
Veamos qué zumos de frutas ecológicos se adaptan mejor a las necesidades y gustos de cada consumidor.

Índice()

    El antioxidante que ayuda a la visión: jugo de arándano

    El arándano, un pequeño arbusto de montaña perteneciente a la familia Ericaceae que crece de forma silvestre en Europa y América del Norte, es una planta conocida principalmente por su fruto, la pequeña baya esférica de color negro violáceo que crece en verano.

    Esta fruta tiene propiedades medicinales: es diurético y particularmente rico en agentes eficaces para mejorar la sensibilidad de la retina, por tanto de la vista.
    Además, el arándano contiene antocianinas, flavonoides que le dan el característico color azul violeta, que son potentes antioxidantes: neutraliza los radicales libres y las moléculas oxidantes producidas por el metabolismo celular, ejerciendo así una serie de efectos beneficiosos y protectores sobre la salud de las células y tejidos, en particular del corazón.

    La practicidad del jugo de arándanos lo hace fácilmente consumible en cualquier ocasión: para el desayuno, para un refrigerio ligero, pero también durante las comidas, quizás diluido en agua para hacerlo más saciar la sed.
    Los beneficios para la salud y la ingesta extremadamente baja de calorías lo convierten en el refresco ideal para beber en cualquier momento del día sin culpa ni preocupaciones por las calorías.

    Jugo de Apple contra el colesterol

    La Apple, definida como alimento elixir de larga duración, como enseña la sabiduría popular, es una fruta diurética rica en minerales y fibras. También contiene muchas vitaminas, como la C, A y sobre todo las vitaminas B.

    Las Apples también son una excelente fuente de antioxidantes, que son beneficiosos para la salud del corazón, y contienen pectinas, sustancias que ayudan al cuerpo a purificarse, eliminar las toxinas del cuerpo y regular el paso de glucosa del intestino a la sangre, ayudando a para monitorear el nivel de glicemia y asegurando una absorción lenta y continua.
    El jugo de Apple ayuda a disminuir la cantidad de colesterol presente en nuestro organismo, dando salud a la sangre y elevando las defensas inmunológicas.

    Las Apples también contienen quercetina, un bioflavonoide que protege los pulmones de daño de fumar y de la contaminación atmosférica al ralentizar la degradación celular, y el flúor que limita la actividad de las enzimas que atacan el esmalte dental y son responsables de la caries.

    Jugos de frutas multivitamínicos

    Tanto por razones de sabor como por su rico aporte nutricional, los zumos a base de son muy populares entre los consumidores mezcla de frutas.
    La combinación clásica, entre las más habituales del mercado, es la naranja, la zanahoria y el limón, a veces con la adición de Apple.
    Esta mezcla de frutas específica proporciona varios y numerosos nutrientes.

    La naranja es una fuente importante de vitaminas, especialmente Vitamina C, que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y que, gracias al alto contenido en bioflavonoides, favorece el fortalecimiento de huesos y dientes, pero también de cartílagos, tendones y ligamentos.
    Incluso a nivel del tejido conectivo de las paredes de los vasos sanguíneos, la combinación de vitamina C y bioflavonoides puede ayudar a prevenir la fragilidad capilar y puede mejorar el flujo venoso en general.

    Las zanahorias son la principal fuente de betacaroteno, una sustancia que el cuerpo usa para la producción de vitamina A, con acción antioxidante y antitumoral y beneficiosa para el crecimiento celular, para la piel, para el corazón y sobre todo para los ojos.

    El jugo de limón tiene propiedades digestivas, depurativo y desinfectante, además de antioxidante, y ayuda al funcionamiento intestinal, constituyendo una ayuda válida también para personas que pretenden adelgazar.

    contiene contenido promocional

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información