Johnny Depp, "tan delgado que da miedo": el hábito de cabalgar sobre las tragedias de los demás

Johnny Depp, "tan delgado que da miedo": el hábito de cabalgar sobre las tragedias de los demás

¿Qué pasa si incluso uno de los sex symbol de los últimos veinte años acaba en la mira de críticos y fans, preocupados por unas fotos que muestran su apariencia distorsionada?

Sucede, como es natural esperar, que los rumores comienzan a acecharse, los rumores, verdaderos o presuntos, se filtran y, sobre todo, las suposiciones a congregarse en abundancia.

No es la primera vez que Johnny Depp Suscita preocupaciones sobre su aparición desde la opinión pública: él, adorado por millones de mujeres en todo el mundo por el aire de un poeta oscuro maldito, ya en 2015, con motivo del Festival de Cine de Venecia donde llegó con el después de su esposa Amber Heard, había sido muy criticado por no parecer en muy buena forma, agobiado y en general bastante cansado. Cómplices de excesos con alcohol y drogas, habían sido las sentencias sumarias que habían levantado muchas partes, desde el improvisado tribunal público.

Frases que, puntualmente, ahora han resurgido, tras la publicación de unas fotos en las que aparece Depp, de forma totalmente opuesta a la anterior veneciana, extremadamente delgado, pálido y bastante demacrado.

El actor, que actualmente ha emprendido, junto con su carrera cinematográfica, también la de músico (Johnny tocaba la guitarra en su juventud en grupos como los Rock City Angels y The P), se encuentra de gira con el Vampiros de Hollywood, en el que toca y canta junto a dos leyendas del rock como Alice Cooper y Joe Perry, guitarrista principal de Aerosmith -por cierto, el trío aterrizará en Italia el 7 de julio para el Festival de Verano de Lucca-; Justo después de un concierto en Rusia, Depp se permitió a los fanáticos, quienes quedaron inmortalizados con él para una foto inolvidable para publicar en sus perfiles sociales.

Las fotos compartidas por los admiradores rusos, sin embargo, han despertado cierta preocupación por la apariencia del guapo actor, visiblemente más delgado que en el pasado reciente. Si el look mohicano, con afeitado lateral y mechón largo, podría considerarse "cuestionable", las mejillas hundidas de Johnny han dado paso a las conjeturas más descabelladas sobre su estado de salud. Y de nuevo, inevitable, los rumores de una pérdida de peso ligada al regreso al consumo de drogas, el abuso de alcohol empezaron a suceder; alguien más, por otro lado, argumentó que la causa de esta distorsión de la apariencia de Depp se debe a las diatribas relacionadas con divorcio de Amber Heard, quien en 2017 lo acusó de violencia privada, o las acusaciones de sus ex guardaespaldas, quienes hablaron de un "ambiente tóxico" en comparación con trabajar para él.

En resumen, ciertamente desde un punto de vista personal no debe haber sido un buen momento para el ahora ex Eduardo manos de tijera; pero ¿todo esto realmente justifica la furia social que se ha desatado a raíz de la publicación de sus recientes fotos, en las que todos se sienten con derecho a dar su propia explicación al respecto y alimentar hasta las hipótesis más extrañas al público?

La respuesta es No: en primis porque, incluso si los cambios estéticos de Depp se debieran a hechos personales, nadie puede sentirse justificado en sondear su vida privada o "estafado" de su derecho a saber a toda costa. Aunque sea una figura pública, además querido en todo el mundo, esto no significa que debamos saber siquiera si pierde un kilo y por qué.

Segundo, muchos parecen olvidar eso Johnny Depp es actor, del presente más histriónico del panorama cinematográfico internacional capaz, en su trayectoria, de transformaciones de lo más dispares; Los kilos de más con que se presentó en Venecia dependían, de hecho, precisamente de su papel en Masa negra, donde se mostró calvo y con lentes de colores para enlucir sus ojos. La esbelta apariencia mostrada en las últimas fotos, de la misma forma, podría depender precisamente de un rol profesional de Depp, quien recientemente completó el rodaje de Richard dice adiós, donde interpreta a un profesor enfermo terminal (lo que explicaría la pérdida de peso de manera muy simple) y se prepara, dicen los bien informados, para protagonizar el remake de un gran clásico, El hombre invisible.

No hace falta decir que Johnny ciertamente no sería el primer actor en aceptar cambiar por completo su apariencia para los requisitos del guión: si una mujer hermosa como Charlize Theron se hubiera dejado ser fea para actuar en Monstruo, película que luego le valió el Oscar, incluso en el lado masculino había muchos actores que tenían que “inflar o desinflar” sus músculos para una película. Basta pensar en el paciente con VIH Matthew McConaughey en Club de compradores de Dallas, oa Christian Bale en El insomne.

En definitiva, como siempre, el chisme se desata sin ni siquiera preocuparse por encontrar un fundamento de verdad en lo que son los rumores e inferencias, que, sobre todo a través de las redes sociales, logran difundirse incluso antes de haber intentado tener una imagen de la situación, si no del todo completa, al menos lo suficiente para poder formular hipótesis más sensatas. Ciertamente para algunos existe la regla de “bueno o malo, mientras hablemos de ello”, pero a nosotros esta curiosidad espasmódica, comentarios y reacciones exasperadas siempre nos parecen un tanto excesivas.

También porque, como se mencionó, en este caso estamos hablando de un actor que ha demostrado en varias ocasiones una verdadera versatilidad en su vida profesional, por lo que no sería de extrañar que esto demostrara su enésima transformación "forzada", como te mostramos. en la galería, donde recordamos los cambios más increíbles de Depp.

Johnny Depp,

web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información