Jengibre y limón: los beneficios de una infusión depurativa

Jengibre y limón: los beneficios de una infusión depurativa

Jengibre, limón y agua caliente. Estos tres simples ingredientes son suficientes para crear un té de hierbas detox en casa y en poco tiempo que puede contribuir significativamente a nuestro Bienestar.

Combinar los beneficios del jengibre y el limón en un té de hierbas ayuda purificar el cuerpo está en despertar el metabolismo adelgazar unos kilos de más, siempre y cuando se combine con una dieta variada y equilibrada y actividad física regular. En otras palabras, el jengibre y el limón son preciosos aliados para mejorar aún más los beneficios de un estilo de vida saludable.

Tomar jengibre y limón todos los días tan pronto como te levantes debería convertirse en unhábito diario, para mejorar el digestión, fortalecer el sistema inmunológico y oponerse a la acción de radicales libres, responsable del envejecimiento celular.

Índice()

    Las propiedades del jengibre

    El jengibre siempre se ha considerado un excelente remedio natural para contrarrestar algunas de las dolencias estacionales más comunes, como frío o el dolor de garganta. Beber un té de jengibre caliente ayuda a descongestionar las vías respiratorias, por lo que en caso de resfriado se recomienda beberlo por la noche para dormir mejor.
    Además, el jengibre ayuda a mejorar función intestinal, eliminando la molesta hinchazón causada por la producción de gas, y se considera un eficaz analgésico.

    Las propiedades del limón

    Muy rico en Vitamina C, el limón ayuda al desintoxicación del cuerpo gracias a la eliminación del exceso de toxinas. Su actividad depurativa también se centra en contrarrestar la retención de agua.
    No existen contraindicaciones para el uso de limón y sería bueno no limitarse a beber el jugo de limón en agua. Sazonar las verduras con limón, de hecho, ayuda al cuerpo a absorber mejor el hierro presente en las verduras de hoja verde.
    El limón es poderoso antioxidante es un desinfectante natural.

    Los beneficios del té de jengibre y limón

    beneficios de jengibre y limón
    Fuente: web

    La combinación de jengibre y limón amplifica y potencia sus propiedades. Su consumo beneficiará al sistema inmunitario, que se verá reforzado y, por tanto, estará más preparado para combatir la gripe y los resfriados.

    los potencial para aliviar el dolor El jengibre se puede utilizar en caso de dolor menstrual y de cabeza, pero también para eliminar las náuseas por indigestión o mareos.
    En el caso de sensación de pesadez en el estómago, debido por ejemplo a una comida excesiva, una infusión de limón y jengibre puede desbloquear la digestión y reducir la sensación de malestar.

    ¿Y el metabolismo? La infusión de jengibre y limón, insertada en una dieta variada y equilibrada, reactiva el metabolismo aumentando la energía, la capacidad del cuerpo para asimilar los nutrientes y también da una sensación de saciedad.

    En caso de producción excesiva de moco, por ejemplo junto con tos y gripe, el té caliente de jengibre y limón contribuye significativamente a la reducción de moco y por lo tanto tiene una acción calmante sobre la tos.

    Prepara el té de jengibre y limón.

    Infusión de jengibre y limón
    Fuente: Pixabay

    Prepara la infusión de jengibre y limón en casa es realmente muy sencillo.

    Tienes que hervir aprox. medio litro de agua con 20 g de jengibre recién cortado en trozos pequeños durante al menos 10 minutos. Luego vierta el agua en una taza y espere al menos 5 minutos para que enfriarse, luego agregue el limón cuando se vuelve tibio.

    Si toma el té de hierbas para el dolor de garganta, se recomienda agregar una cucharadita de miele, para aprovechar también los beneficios curativos de este último. Si, por el contrario, preparas el té de hierbas para desintoxicar o adelgazar, todos los edulcorantes están prohibidos.

    En verano, el té de hierbas también es excelente frío. En este caso, añade siempre el limón justo antes de beberlo, para no perder sus propiedades.

    El té de hierbas debe tomarse por la mañana con el estómago vacío, al menos media hora antes del desayuno, pero se puede beber durante todo el día, especialmente después de las comidas, para favorecer la digestión.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información