Hiperfagia, el vacío infranqueable de quien no puede dejar de comer

Hiperfagia, el vacío infranqueable de quien no puede dejar de comer

L 'iperfagia es un desorden alimenticio que consiste en un aumento del apetito y la ingestión de más comida de la que se consideraría normal. Esta es una condición similar a bulimia, solo que en este caso la comida extra introducida en el cuerpo no es eliminada por el vómito autoinducido, por lo que también hay una tendencia a Poner peso y, a los pocos meses, también puede pasar al sobrepeso y la obesidad.

Las causas de la hiperfagia están estrechamente relacionadas con el malestar psicológico, que en la mayoría de los casos es de naturaleza inconsciente, pero también con alteraciones metabólicas, estados de ansiedad y una condición de hipoglucemia.

√ćndice()

    Hiperfagia: ¬Ņque es?

    Hiperfagia o polifagia, es un trastorno de la alimentación que lleva al paciente a ingerir mucha más comida de la necesaria para sus necesidades diarias: es como si no se pudiera controlar y la comida se vuelve casi una obsesión.

    El instinto compulsivo e incontrolado de consumir alimentos puede manifestarse de muchas formas: hambre nocturna, comidas sumamente ricas, meriendas muy sustanciosas, pero tambi√©n comer continuamente a todas horas y sin ataduras ni horarios. No es solo un problema f√≠sico sino que tambi√©n es psicol√≥gico: hablamos de hiperfagia, de hecho, cuando la ingesta descontrolada de alimentos se acompa√Īa de una sentido de verg√ľenza por no poder controlarse.

    La hiperfagia también puede aparecer debido a otras enfermedades como síndrome premenstrual: en los días previos a la menstruación, tiene más hambre y nerviosismo y, a menudo, come sin control. Entre las causas también se encuentran el hipertiroidismo y la hipoglucemia que son causadas, respectivamente, por una alteración hormonal y de la glucosa, pero también uno de los síntomas de cetoacidosis diabética que es una complicación de la diabetes que se produce cuando la glucosa es demasiado baja y las células utilizan los ácidos grasos para obtener energía.

    Algunos medicamentos también pueden provocar hiperfagia, como los corticosteroides, la pastilla del día después y antidepresivos tricíclicos. En estos casos, al ajustar la dosis o cambiar el ingrediente activo, la hiperfagia podría resolverse por sí sola. Hablamos sobre iperfagia compulsiva cuando la necesidad de comer es continua e ininterrumpida, incluso si el componente compulsivo es una característica intrínseca de esta patología.

    Hiperfagia y depresión

    Iperfagia compulsiva
    Foto: iStock

    La hiperfagia puede ser un síntoma de depresión: reaccionas a la angustia psicológica con la ingesta descontrolada de alimentos que se utilizan para compensar lo que falta o que te hace sentir incómodo. En realidad, todos los estados depresivos tienden a alterar nuestro equilibrio en mayor o menor medida; en el caso de la hiperfagia, si es muy severa, podría agravar la depresión, porque también conduce a ganar mucho peso y perder el control de la vida.

    Hiperfagia: cura y consejo

    El tratamiento de la hiperfagia cambia seg√ļn la extensi√≥n de la enfermedad y los trastornos que causa. Si est√° en una forma leve, algunos consejos como comer muy lentamente pueden ser suficientes para aumentar la sensaci√≥n de saciedad o la preferencia de los alimentos s√≥lidos sobre los l√≠quidos. Puede intentar controlar el hambre prefiriendo frutas y verduras entre comidas o siguiendo un patr√≥n de alimentaci√≥n para tener reglas a seguir.

    Si, por el contrario, la hiperfagia es muy grave y escapa por completo al control, se recomienda una terapia cognitivo-conductual porque es necesaria para llegar a las causas que conducen al hambre compulsiva. Seguir un camino de psicoterapia sirve para llegar al origen del problema, tomar conciencia de las causas y luego combinarlo con uno reeducaci√≥n alimentaria para controlar el hambre excesiva un camino psicol√≥gico, para recuperar la confianza en uno mismo y resolver malestares no expresados ‚Äč‚Äče inconscientes.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información