Germofobia o misofobia, cuando la atención a la higiene se convierte en un problema

Germofobia o misofobia, cuando la atención a la higiene se convierte en un problema

Implementar comportamientos que eliminen los g√©rmenes y la suciedad tanto como sea posible importante, especialmente durante per√≠odos de enfermedad generalizada. Pero hay un disturbio, hay misofobia, m√°s conocido por el nombre germofobia, que impulsa a quienes la padecen a comportarse de manera tan obsesiva, y contin√ļa.

Hasta evitar no solo el contacto con cosas consideradas contaminadas, sino también con personas, y de esta forma tener malestar psicofísico y relacional. Veamos qué conlleva exactamente y cómo puede ayudar, en la medicina y en la vida cotidiana, a un germofóbico.

√ćndice()

    Germofobia (o misofobia): cosa significa?

    germofobia
    Fuente: Web

    La germofobia, o misofobia, es la Miedo patológico e irracional al contacto con gérmenes y suciedad. y consecuentemente sufrir infecciones y contaminaciones. Por tanto, es un trastorno psicológico, que provoca una fuerte sensación de angustia y ansiedad y por lo tanto parece relacionado con trastorno obsesivo compulsivo (TOC). La obsesión por limpiarse y evitar la contaminación se manifiesta en el comportamiento rituales repetidos, típico del DOC.

    B√°sicamente, el germof√≥bico considera la suciedad como portadora de g√©rmenes, y por tanto, una fuente que conduce a la aparici√≥n de enfermedades, infecciones y cualquier contaminaci√≥n que comprometa la salud del organismo. EL se√Īales que caracterizan la misofobia son:

    • el lavado continuo o frecuente manos, y en general elhigiene de todo el cuerpo, uno real ritual;
    • la limpieza obsesivo con los objetos, los estantes, la ropa y todo lo que los rodea, a menudo con desinfectantes;
    • fuerte ansiedad y angustia tocar objetos ya tocados por otras personas, por temor a contaminarse;
    • miedo a contraer enfermedades entrar en contacto con personas, animales u objetos considerados, por alguna raz√≥n, no limpios o incluso sucios;
    • grande estr√©s y frustraci√≥n si ciertos objetos no est√°n dispuestos en un orden espec√≠fico o girados en una determinada direcci√≥n;
    • renuncio compartir comida, tomar transporte p√ļblico, usar ba√Īos p√ļblicos;
    • uso de mascarilla y guantes.

    A menudo, la ansiedad y el miedo psicol√≥gicos tambi√©n se manifiestan desde el punto de vista f√≠sico con n√°useas, sudoraci√≥n, dificultad para respirar, latidos card√≠acos r√°pidos, ataques de llanto. Finalmente, es importante se√Īalar que esta patolog√≠a, y el consecuente miedo al contacto con otras personas, conduce en algunos casos aaislamiento, a graves problemas relacionales, sexuales y sociales.

    Causas de la misofobia

    los porque la misofobia no son del todo claras y unívocas para todos los afectos. De hecho, al tratarse de un trastorno psicológico, las causas pueden ser distintas. Sin embargo, parece que quienes padecen germofobia tienen un fuerte sentido de insuficiencia e inseguridad, y por lo tanto se siente profundamente insatisfecho en uno o más aspectos de la vida.

    La insuficiencia puede ser el resultado de eventos traum√°ticos, recibir informaci√≥n incorrecta sobre determinadas enfermedades o educaci√≥n demasiado r√≠gida en la familia desde que era peque√Īo. La misofobia tambi√©n puede tener factores de tipo hereditario y gen√©tico.

    En cuanto a disparadores, las cosas que temen los germofóbicos son la falta de mantenimiento de la higiene y limpieza personal, el contacto e intercambio de fluidos con otras personas, la contaminación de los alimentos, y en general, como hemos dicho, la suciedad real o aparente de cualquier cosa o persona.

    Tratamiento de la misofobia

    germofobia
    Fuente: Web

    La misofobia es un trastorno de origen psicológico, por lo que la tratamiento tiene como objetivo eliminar los estímulos que provocan ansiedad y miedo. En consecuencia, elige entre varios terapias psicológicas y farmacológicas, o una combinación de estos dependiendo de la gravedad del problema y de la persona.

    Con respecto a medicamentos, los más utilizados por los médicos para tratar los síntomas que provocan ansiedad son los betabloqueantes, las benzodiazepinas, los antidepresivos, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) y los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO).

    Los medicamentos tienen claramente una funci√≥n temporal y, de hecho, se prescriben a discreci√≥n del m√©dico como acompa√Īamiento de psicoterapia. El que hasta ahora ha demostrado ser m√°s eficaz contra la germofobia es que cognitivo-conductual. Consiste en una serie de sesiones, en las que se trabaja con el paciente para inducirlo a comprender racionalmente el origen de su miedo, y la posibilidad de combatirlo. Desacreditando las creencias negativas asociadas con la misofobia al abordarlas.

    ¬ŅC√≥mo ayudar a un "germof√≥bico"?

    Como hemos visto, un germof√≥bico intenta limitar al m√°ximo el contacto incluso con las personas, tendiendo a aislarse. Por lo tanto, lucha por establecer relaciones con los dem√°s, como sucede con quienes padecen trastornos obsesivo-compulsivos. Sin embargo, por lo general, la misofobia aparece con el tiempo y, por lo tanto, es posible notar el cambio de comportamiento en una persona. En este punto, ¬Ņqu√© puede hacer por ayudar a un germof√≥bico?

    1. Consultar

    Cuando te enfrentas a un trastorno, problema o patolog√≠a que no conoces bien, es fundamental ante todo preguntar sobre. No tiene por qu√© convertirse en una obsesi√≥n, pero es necesario saber lo m√°s posible de qu√© se trata. √Čsta es la √ļnica manera de adquirir la conciencia adecuada, equilibrar la gravedad de la situaci√≥n y saber a d√≥nde acudir en busca de ayuda. Los pacientes con germofobia necesitan uno gu√≠a profesional, con el fin de gestionar mejor los episodios de ansiedad y los rituales de limpieza obsesivos.

    2. Habla de ello

    Lo segundo que debe hacer, una vez que haya aprendido lo necesario sobre la misofobia, es Hable al respecto abiertamente con quienes la padecen. Los germof√≥bicos suelen ser conscientes de sus comportamientos, pero esto los lleva a la verg√ľenza. Ver que familiares o personas cercanas a ellos hablan de ello como una dolencia real, que afecta a muchas personas, ciertamente es de gran ayuda.

    3. No te burles ni culpes

    Asimismo ayuda no ridiculices el comportamiento de germofóbicos, e no los culpes. Son actitudes de las que los que sufren el trastorno no pueden prescindir, de nada sirve insistir en que las detengan o minimicen para convencerles de que no tienen sentido.

    4. No te involucres

    Una cosa importante a tener en cuenta para la familia y los amigos de un germofóbico es no te involucres. Es necesario no hacer las mismas cosas que él hace, aunque insista, pide confirmación constante. Esto solo alimentaría la dolencia en lugar de mejorarla. Por lo tanto, es mejor demostrar apoyo solo en las fases más críticas y desprenderse lentamente.

    5. Ayuda con la terapia

    Durante la terapia, como dijimos necesario para el tratamiento de los síntomas de la germofobia, es bueno da tu ayuda En el camino correcto. En primer lugar, ayudando en el manejo de medicamentos, efectos secundarios y psicoterapia. Respetando también los espacios requeridos, sin imponer la proximidad o el contacto. Esto también ayuda a los miembros de la familia, que deben tratar de conservar la mayor cantidad posible normalidad de la propia vida. Cultivar sus propios intereses y buscar entretenimiento para no dejarse influenciar. Pero sobre todo manteniendo un comportamiento normal en la higiene personal y del hogar.

    6. Sugerir psicoterapia

    En esencia, por tanto, es fundamental sugerir y ayudar en la b√ļsqueda de la terapia correcta. Ponerse en contacto con su m√©dico es la mejor y m√°s adecuada opci√≥n en caso de dolencias de este tipo. Una vez que se ha iniciado cualquier terapia que el m√©dico considere mejor, es importante no hablar solo con el m√©dico sin la presencia o el consentimiento del paciente.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información