Fisicoculturismo y mujer: entre entrenamientos, prejuicios y un cuerpo que se modela

Fisicoculturismo y mujer: entre entrenamientos, prejuicios y un cuerpo que se modela

Aunque se habla mucho de igualdad de oportunidades y superación de prejuicios, nuestra sociedad sigue apareciendo fuertemente polarizada hacia los hombres, sobre todo en algunos sectores. La idea de que determinadas profesiones son solo para hombres y que determinados deportes se adaptan mejor a las fortalezas y al cuerpo masculino, está más arraigada de lo que se piensa y quienes, con esfuerzo y sudor, luchan por superarlas. Estereotipos de genero.

El entorno de la culturismo femenino: mujeres que luchan día a día no solo por superar sus límites y superarse, sino también por superar una serie de creencias y mejorar la sociedad en la que vivimos. El culturismo entre las mujeres se compone de esto: mucho esfuerzo, sudor, concentración, dedicación y fuerza, no solo física sino también mental.

Índice()

    Culturismo femenino: prejuicios

    “Hubo quienes me llamaron hombre y quienes incluso me acusaron de dopaje. Estas acusaciones son infundadas, porque nunca lo hice. Especialmente en las redes sociales, inicialmente fue una ilusión, y no oculto el hecho de que fue muy malo. Pero he aprendido a no importarme quién habla para ventilar la boca. El culturismo nunca ha sido solo una práctica masculina "

    Lo que nos cuenta la culturista Martina Fainozzi es una realidad común a muchas mujeres que deciden emprender el camino que ha elegido, desde muy pequeñas. La culturista de Lugano le dijo a TicinoNews sobre la dificultad de lograr que su elección fuera aceptada, vista por la mayoría como algo "extraño" a su naturaleza como mujer.

    La acusación más extendida, en este sentido, es la de renunciando a su feminidad y volviéndose masculino. Y por supuesto, el paso aacusación de dopaje es breve: es inconcebible pensar que una mujer pueda hacerlo sola, pueda entrenar de forma saludable sin recurrir a diversas sustancias y “ayudas”.

    Este aspecto específico también fue abordado por Gloria Conforti, otra fisicoculturista que tuvo que lidiar con varios falsos mitos y prejuicios, según relató en una entrevista:

    Cuando comencé a decirles a algunos entrenadores y amigos que estaba planeando hacer competencias de culturismo, prácticamente se rieron de mí diciéndome que un crecimiento muscular significativo en una mujer es imposible debido a su configuración hormonal y que, por lo tanto, para competir tendría que hacerlo. necesariamente hacer uso de esteroides anabólicos. Incluso fuera del gimnasio, mucha gente reaccionó de la misma manera, aconsejándome no tomar este camino porque habría perdido mi feminidad. Para mí los mayores obstáculos no fueron la dieta, el entrenamiento, la preparación para la carrera, sino las opiniones negativas de la gente.

    Culturismo femenino: como empezar

    El culturismo tiene estándares físicos muy específicos que respetar y, por lo tanto, El entrenamiento y la dieta deben seguir un programa muy específico y riguroso.. Esta es la única forma de obtener los resultados que se esperan de quienes emprenden este camino, especialmente en los niveles altos.

    El entrenamiento de una mujer debe tener en cuenta su porcentaje fisiológico de grasa corporal y su distribución de tejido adiposo, que suele concentrarse principalmente en determinadas zonas del cuerpo. Y existe el enemigo de la retención de agua al acecho, causado por una microcirculación no exactamente eficiente.

    Estos factores deben tenerse en cuenta porque podrían ser impedimentos, si no se evalúan cuidadosamente al momento de elaborar un programa que vaya adaptado a las necesidades y características de cada persona individual.

    Incluso si no existe un protocolo válido para todas las mujeres, todavía hay pautas y parámetros a tener en cuenta, especialmente al principio:

    • fortalecer la microcirculación;
    • trabajar en la respiración;
    • crear una base importante para la ganancia de masa magra;
    • involucrar la parte superior e inferior del cuerpo por igual;
    • Evite la acumulación de líquidos.

    Mujeres culturistas: nutrición

    La nutrición es una parte importante de los que entrenan. Se presta mucha atención a las proteínas, esenciales para el crecimiento muscular (en el culturismo como en el entrenamiento con pesas en general) y a los carbohidratos, una buena fuente de energía para evitar caídas de azúcar en sangre y crisis de hipoglucemia, que provocan dolores de cabeza y momentos de fatiga.

    Se prefiere una dieta dividida en comidas más pequeñas, intercaladas con bocadillos, que incluya alimentos que puedan promover la producción de hormonas y la acumulación de proteínas en los músculos.

    Nunca practique dietas drásticas y evite perseguir "todo y ahora" en términos de resultados. Una de las campanas de alarma definitivamente está ahí pérdida de la menstruación, lo que nunca debería suceder, porque es una clara indicación de una falla.

    Esto por ejemplo es la dieta descrito por la culturista Nina Joanna Sulainis:

    Mi dieta se basa en fuentes de proteínas como soja, tofu, huevos, legumbres, tempeh y quorn; a lo que le agrego cereales, boniatos y frutas secas y frescas, así como muchas verduras. Hago 5 comidas al día.

    Culturismo femenino: entrenamiento

    Entrenar a un culturista requiere paciencia y perseverancia: ciertamente no puede esperar obtener resultados visibles en poco tiempo. Tienes que ir paso a paso y no esperar demasiado de tu cuerpo, entrenando sin esforzarte, pero gradualmente y permitiéndote todo el descanso que necesitas para recuperarte. Por lo general, entrena todos los días, con un ritmo diferente en relación con carreras o eventos.

    El entrenamiento debe estar enfocado a todo el cuerpo. Se deben estimular todas las zonas: la característica particular de este deporte es mantener en armonía las proporciones de piernas, brazos, glúteos y abdomen. Por ello, entre los ejercicios fundamentales para este tipo de entrenamientos se encuentran los denominados ejercicios multiarticulares, es decir, aquellos que involucran diferentes grupos musculares:

    • ponerse en cuclillas;
    • tracciones;
    • prensas de banco;
    • peso muerto;
    • prensas de banco inclinadas;
    • inmersión;
    • se extiende sobre la cabeza.

    El consejo suele ser confiar en un preparador, que puede supervisar el progreso desde el exterior y asesorar mejor a la persona.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información