"Estamos acosando: es hora de denunciar abusos en el mundo del cómic"

"Estamos acosando: es hora de denunciar abusos en el mundo del cómic"

"El libro de superhéroes que estás leyendo en la playa podría haber sido escrito, dibujado, coloreado o rotulado por nosotros. El cómic educativo pero divertido para tu hijo, tus novelas gráficas, el libro que acabas de comprar en el quiosco, la tira Online que te hizo reír hace un minuto.
O uno de ellos podría haberlo escrito, dibujado, coloreado o rotulado“.

As√≠ comienza el manifiesto de Moleste, un colectivo nacido oficialmente el 27 de octubre que tiene como objetivo la igualdad de g√©nero en los c√≥mics, un mundo del que rara vez se habla, pero donde, seg√ļn el manifiesto, suceden cosas desagradables como en otros entornos laborales.

Moleste incluye dibujantes (nos dicen as√≠, usando schwa), guionistas, ilustradores, coloristas, rotuladores, guionistas, periodistas, traductores, escritores fantasmas, que trabajan o les gustar√≠a trabajar en el mundo del c√≥mic; la fecha de nacimiento de Moleste, como se mencion√≥, es el 27 de octubre, porque esa es la fecha en la que se dieron a conocer oficialmente los documentos, publicados en el sitio web, Moleste.org, y en las redes sociales, aunque la planificaci√≥n y el dise√Īo funcionan, obviamente, es mucho m√°s largo.

"Todo empez√≥ durante el verano - explica Deborah, que responde a nuestras preguntas - De Am√©rica hab√≠an llegado noticias que acusaban a reconocidos autores de acoso y acoso a compa√Īeros. El impacto de la noticia estadounidense tambi√©n ha generado un fermento en Italia, inicialmente recogido en un art√≠culo de Francesca Torre publicado en StayNerd, en el que se dibujaba un cuadro de la situaci√≥n nacional a partir de algunos testimonios, tornados irreconocibles para proteger las fuentes.‚Äú.

Precisamente a partir de ese artículo surge la necesidad de crear un espacio, aunque virtual, en el que todo aquel que lo quisiera pudiera tener una discusión sobre el espinoso pero que nunca abordará realmente el tema del acoso en el mundo del cómic.

En poco tiempo, la voluntad de cambiar las cosas se convirtió en un sentimiento compartido, nos dimos cuenta de que estábamos listos para cuestionarnos y realmente hacer algo que ayudaría a crear un mejor ambiente para cualquier persona, independientemente del género.

Así que leamos algunos extractos del manifiesto de Moleste:

El objetivo de nosotros MOLESTE es luchar contra el comportamiento abusivo en el mundo del cómic. Son comportamientos nocivos, que mortifican a quienes los padecen y envenenan el medio ambiente para todos:
* la facilidad con la que las autoras se ven sometidas a avances no solicitados por parte de profesores, directores de proyectos y autores con mayor poder;
* el sutil chantaje destinado a obtener atención sexual a cambio de oportunidades laborales;

Un aspecto importante que el colectivo desea aclarar es precisamente que

‚ÄúNo nos gustar√≠a pensar solo en t√©rminos dentro del colectivo, porque el colectivo es un espacio peque√Īo pero se trata de un problema m√°s amplio que afecta a todo el sector.

En general, cualquier persona, como nosotros, forma parte del entorno del cómic, aunque con distintos roles y situaciones, ha sufrido los efectos de lo que actualmente es un entorno tóxico y tolerante hacia una amplia gama de malos hábitos. No se reduce solo al acoso real, que existe, sino a la presión y la dificultad que genera. trabajar en un entorno no respetuoso trae consigo. Cada uno de nosotros ha tenido su vida y su experiencia, por eso en la coralidad y colaboración pensamos que alcanzaremos la máxima eficacia para la difusión de nuestro mensaje.“.

Hablamos de varias cosas diferentes, por lo tanto, es importante evaluarlas una por una. Partiendo de lo m√°s obvio, el acoso: el Yo tambi√©n puso en primer plano el tema del acoso en el cine y luego se extendi√≥ a la m√ļsica y el entretenimiento. ¬ŅPor qu√© crees que ning√ļn dibujante se ha presentado jam√°s para unirse al coro de quejas?

‚ÄúEl movimiento Me Too fue un est√≠mulo muy importante para reflexionar sobre el tema, e indudablemente inspir√≥ a las v√≠ctimas de abuso a salir del armario tambi√©n al mundo del c√≥mic. Sin embargo, no queremos dar una respuesta medi√°tica al problema √ļnicamente: por eso hemos decidido organizarnos en colectivo y no escatimar en la comparaci√≥n, la escucha y el debate. No buscamos soluciones inmediatas y no nos interesa ceder ante la picota medi√°tica. M√°s bien, nos gustar√≠a llegar al meollo del asunto, incluso si esto requiere mucho m√°s esfuerzo y tiempo.‚Äú.

Mientras tanto, sin embargo, as√≠ son las cosas, trabajas en un campo que se considera ic√≥nicamente "masculino": porque existe ¬ŅEra tambi√©n la necesidad de darle un g√©nero a los c√≥mics?

"Desde el punto de vista de la idea de que el mundo del cómic es 'masculino', entran en juego estereotipos de género y subtextos culturales que conciernen a muchos sectores y contextos. Si bien hablar de sexismo es siempre un tema complejo, porque no es fácil entender qué definir sexista y qué atribuir a otras prácticas infelices, existe un sexismo básico en el entorno que involucra algunos ámbitos, comenzando por la base de fans. No podemos decir que sea generalizado, pero sí bastante extendido.

En cualquier caso, queremos ser un punto de escucha y apoyo para cualquier persona que haya sufrido acoso o abuso, independientemente del sexo.
Pretendemos dar espacio y escuchar a quien lo necesite, comprometi√©ndonos y pidiendo compromiso para crear un entorno seguro para todo aquel que trabaja en el mundo del c√≥mic ‚ÄĚ.

Llegamos a otro punto delicado: la cuesti√≥n de la escalada profesional, contra la que muchas mujeres tienen que enfrentarse. ¬ŅCrees que en tu profesi√≥n te menosprecian, o que te encuentras con un techo de cristal que no te permite seguir adelante con tu carrera?

"Al ser un entorno en el que existen estereotipos de género, puede pasar a definirse como inadecuado para un trabajo específico, porque se acerca demasiado a lo masculino o lo femenino. En consecuencia, puede haber casos de techo de cristal, donde la mujer no puede acceder a posiciones superiores.“.

El objetivo de Moleste, hemos dicho, aunque ese final femenino sugiere que solo estamos dirigidos a mujeres, es en realidad ofrecer un espacio virtual en el que cualquier persona que haya sido víctima de acoso, abuso o acoso pueda encontrar un punto de apoyo. y apoyo, independientemente del género. Por supuesto, sin embargo, la culpabilidad de las víctimas parece ser una prerrogativa casi exclusivamente femenina, por lo que nunca es posible percibir plenamente a las mujeres como víctimas de abuso, sino prácticamente siempre como corresponsables.

"La culpabilizaci√≥n de la v√≠ctima es un componente importante que entra en juego cuando se hacen p√ļblicos testimonios como los que estamos recopilando, pero que tambi√©n puede desencadenarse por el tipo de trabajo que realiza un autor. por Por ejemplo, como cierto tipo de vestimenta lleva a recordar frases que acusan a quienes han sufrido violencia (de cualquier tipo) de haberla buscado, cierto tipo de g√©nero como el er√≥tico implica el mismo tipo de enunciado.

Volviendo a los testimonios, lamentablemente en Italia denunciar un abuso todav√≠a significa correr riesgos: el riesgo de ser llevado de boca en boca, de ser culpado indirectamente del incidente; el riesgo de dejar de encontrar trabajo como conocido alborotador, de ser despedido, de estar en contra de los amigos del agresor, el riesgo de ser nuevamente traumatizado, expuesto a la morbosa curiosidad del p√ļblico, burlado y marginado. Por eso hemos creado un entorno seguro en el que contar lo que ocurre en nuestro sector, protegiendo la identidad de las personas que han sufrido abusos o conductas incorrectas ‚ÄĚ.

En la página de Instagram de Moleste se pueden encontrar los primeros testimonios anónimos llegados, denunciando una situación sumergida pero absolutamente dramática.

La voluntad del colectivo es seguir publicando estos testimonios tan importantes, siempre manteniendo el anonimato para proteger a quienes han decidido abrirse sobre su historia, pero también para evitar centrarse en el nombre, más que en el hecho contado.

Pero hay m√°s:

Actualmente ya estamos en contacto con varios centros antiviolencia repartidos por toda Italia para garantizar una adecuada asistencia psicol√≥gica y jur√≠dica a quienes sienten la necesidad. Mientras tanto, tambi√©n estamos desarrollando proyectos que conciernen a las escuelas del c√≥mic y preparando campa√Īas de sensibilizaci√≥n sobre el tema del acoso y el sexismo cotidiano, que muchas veces pasa desapercibido, para que se pueda abrir un debate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información