es la primera vez que Roba da Donne

es la primera vez que Roba da Donne

Por primera vez fueron encontrados partículas microplásticas en la placenta humana. Es uno Estudio italiano que ha despertado una gran preocupación y que requiere una mayor investigación para comprender las posibles consecuencias que esto podría tener en salud de los recién nacidos.

En la investigación, realizada por el Hospital Fatebenefratelli de Roma y por el Politécnico de las Marcas y publicada en la revista científica Environment International, se explica que un docena de partículas de plástico en cuatro mujeres sanas, que tuvieron embarazos y partos normales.

Cinco de estas part√≠culas se encontraron en la parte de la placenta adherida al feto, cuatro en la parte adherida al √ļtero materno y tres dentro del √ļtero materno. membranas que envuelven al feto. Los investigadores dicen que solo se ha analizado alrededor del 4% de cada placenta y, por lo tanto, la cantidad total de part√≠culas podr√≠a ser mucho mayor.

Los académicos están muy preocupados por esto. El director de obstetricia y ginecología del hospital Fatebenefratelli que realizó el estudio, Antonio Ragusa, ha declarado:

Con la presencia de plástico en el cuerpo, se altera el sistema inmunológico, que reconoce como uno mismo (a sí mismo) incluso lo que no es orgánico. Es como tener un bebé cyborg: ya no está compuesto solo por células humanas, sino por una mezcla de entidades biológicas e inorgánicas. Las madres se sorprendieron.

√ćndice()

    ¬ŅDe d√≥nde vienen estas part√≠culas micropl√°sticas?

    Las part√≠culas encontradas por los investigadores italianos estaban te√Īidas de azul, rojo, naranja o rosa y podr√≠an provenir de envases, pintura o productos cosm√©ticos y productos de cuidado personal. Despu√©s de todo, son muy yo productos de uso com√ļn, directos o indirectos, que contienen micropl√°sticos, entre estos tambi√©n hay dent√≠fricos, esmaltes de u√Īas, cremas e incluso los mismos alimentos.

    Piense por ejemplo en pescado, sal o las mismas bandejas de plástico en las que se envasa la comida. Por tanto, es probable que estas partículas, procedentes de una de estas fuentes, fueran respirar O consumir de las madres.

    Los micropl√°sticos encontrados ten√≠an un tama√Īo de entre 5 y 10 micrones (aproximadamente no m√°s de 0,01 mm), lo que significa que son lo suficientemente peque√Īos como para ser transportados al interior del pa√≠s. Circulaci√≥n sangu√≠nea; por el momento, sin embargo, los investigadores no pueden determinar si ingresaron al cuerpo de los reci√©n nacidos.

    Micropl√°sticos en la placenta y posible da√Īo al feto

    El impacto causado por los micropl√°sticos en el cuerpo y el salud de los reci√©n nacidos a√ļn no se conoce. Se necesitan m√°s estudios, pero en este momento los cient√≠ficos creen que podr√≠an ser responsables de da√Īos a largo plazo o alterar al mundo. sistema inmunitario del feto en desarrollo.

    Debido al papel crucial de la placenta en el apoyo del desarrollo fetal y como interfaz con el entorno externo, la presencia de part√≠culas pl√°sticas potencialmente da√Īinas es motivo de gran preocupaci√≥n. Es necesario realizar m√°s estudios para evaluar si la presencia de micropl√°sticos puede desencadenar respuestas inmunes o puede conducir a la liberaci√≥n de contaminantes t√≥xicos, lo que resulta en da√Īos.

    Seg√ļn los expertos, los efectos potenciales de los micropl√°sticos en los fetos tambi√©n podr√≠an ser crecimiento fetal reducido.

    En el estudio, que analizó a seis mujeres en total, no detectó sustancias en la placenta en dos mujeres y esto podría explicarse por una diferencia fisiología, dieta o estilo de vida, pero incluso en este caso se trata de hipótesis que necesitan ser confirmadas mediante estudios específicos.

    Desafortunadamente, los micropl√°sticos no son la √ļnica sustancia potencialmente t√≥xica para el feto. Incluso las part√≠culas dela contaminaci√≥n del aire oi parabeno presente en muchos cosm√©ticos puede llegar a la placenta y pasar de la madre al feto con consecuencias nocivas.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información