Emocionante carta de un niño a mamá: "Tú, mi superhéroe"

Emocionante carta de un niño a mamá: "Tú, mi superhéroe"

Una carta para leer, que es conmovedora.

La empatía que sientes con estas palabras es verdaderamente única.

Cualquiera que tenga una madre siempre presente, para bien o para mal, conoce muy bien las emociones que se ponen en blanco y negro en esta carta.

Un joven de 21 años ha decidido, a través de las redes sociales, hacer público su cariño por su madre.

Esa mujer que siempre estuvo ahí, que luchó, incluso sola, por el bien de su hijo.

Que nunca se rindió, ni un minuto, lo que a veces hacía como madre y como padre, abandonando la mujer para convertirse, sin reservas, en madre.

Dedicado a todas ustedes, magníficas madres.

Muchas gracias.

Al crecer, cada niño tiene su superhéroe favorito.

Cuando era joven, estaba loco por Spider-Man. Quería ser como él, lanzar telarañas y luchar contra el crimen.

Me tomó 21 años darme cuenta de que, aunque Spider-Man es posiblemente el superhéroe más genial, he tenido al superhéroe más fuerte frente a mis ojos toda mi vida: mi mamá.

Cuando puedes dar un paso atrás y empezar a analizar tu vida en su totalidad, te das cuenta de cuánto han contribuido las dificultades, los altibajos y todos los problemas a convertirte en la persona que eres hoy.

Mucha gente de mi edad tiene miedo de mostrar sus verdaderos sentimientos. Tienen miedo de que sus compañeros y amigos los ridiculicen o los vean como "demasiado dulces". Pero creo que si alguien realmente significa algo para ti, debe ser informado con la mayor frecuencia posible. Que esta persona debe saber el valor que tiene en tu vida y cuánto la valoras.

Hoy escribo esta carta para que mi madre sepa lo importante que es para mí y espero que muchos otros hijos e hijas de leerla se detengan por un segundo para sentir las mismas emociones.

Ojalá pudiera tener a mi madre a mi lado para siempre, pero lamentablemente sé que esto no es posible. Hasta el momento en que tenga que despedirme, haré todo lo posible para recordarme lo afortunado que soy de tener una mujer como ella en mi vida.

Mamá, siempre has estado a mi lado y te has mantenido cerca de mí en todo momento: en los partidos del colegio, en los partidos de fútbol, ​​durante las llamadas telefónicas cuando te pedía que me ayudaras a buscar algo que había perdido en la casa.

Muchos niños crecen sin el amor y la atención que me has brindado. Ojalá pudiera compartir también un pequeño porcentaje del amor incondicional que me diste con todas esas personas, porque creo que todos merecen el amor de una madre.

Tener a alguien que pueda apoyarte y escucharte todos los días es uno de los regalos más increíbles de la vida. Siempre has sido mi fan número uno.

Tú, mamá, pareces “vestir” a la perfección una infinidad de roles: eres la cuidadora, la mejor amiga, la maestra y la lista puede seguir y seguir.

Hubo momentos en que no te entendí, solo ahora comprendo que todo lo que hiciste lo hiciste por mí. Dijiste que sí, tan a menudo como fue posible, pero no tenías miedo de decirme que no. Desde colorear en las paredes hasta tener un amigo imaginario, me permitiste expresarme libremente y ser creativo.

Me mostraste cómo tratar a los demás con bondad, compasión y amor. Me convertiste en un hombre, capaz de expresarme y expresar mis emociones, sin temor a ser considerado débil por los demás. Me convirtió en un hombre que puede amar y respetar plenamente a las mujeres.

Lo mejor de tenerte como mamá es que sigo aprendiendo de ti todos los días. Prometo enseñarles a mis hijos las mismas cosas que tú y papá me transmitieron, para mostrarles que el amor es lo más importante.

Sé que no he sido el mejor niño del mundo. Te hice enojar, te di dolor de cabeza y te dije frases que no quería decirte.

A pesar de esto, siempre has estado orgulloso de mí, has disfrutado de mis éxitos y aceptado mis fracasos. Siempre me has empujado a seguir mis sueños, a superar obstáculos. Siempre creíste en mí, incluso en los momentos en que yo tampoco creía en mí.

Eres mi partidario, mi roca. Eres la primera persona a la que le doy la buena noticia y con quien celebro los éxitos. Eres la primera persona a la que recurro cuando los tiempos son difíciles y necesito que me tranquilicen.

Espero que puedas mirar al hombre en el que me he convertido y estar orgulloso. Sí, hay muchas personas a las que tengo que agradecer, muchas personas que me hicieron el hombre que soy hoy, pero tú eres el primero que merece mi agradecimiento.

Nunca pienses que no has hecho lo suficiente por mí, no te arrepientas. Eres lo más lindo que me ha pasado en la vida eres mi superhéroe favorito.

Con infinito amor de tu fan número uno,

tu hijo

PD: No tengas miedo de que tu identidad secreta esté a salvo conmigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información