Eleonora Abbagnato: una vida en las puntas

Eleonora Abbagnato: una vida en las puntas

Eleonora Abbagnato, primer italiano en ser nominado estrella de la ópera de París, ha alcanzado la cima de los cuarenta años.

Amante de la danza desde la infancia, dejó Sicilia en 14 años para llegar a París. Llena de talento, sí, pero también con ganas de conseguir su sueño, sabiendo que tiene que luchar contra el sacrificio, la disciplina y el cansancio. A partir de ahí todo un ascenso. A los 23 se convierte en Bailarina principal de la ópera ya los 34 ètoile.

Desde 2015, ha logrado otro gran hito en su vida: se ha convertido Director del Ballet de la Ópera de Roma.

Eleonora Abbagnato hace en su vida lo que soñó hacer toda su infancia, aquello para lo que nació y al que nunca se rendirá. En cada una de sus entrevistas, la bailarina no oculta lo difícil que fue para ella y su familia seguir esta carrera. Alcanzar los elogios fue viaje largo y agotador, compuesto por lágrimas, sudor, fatiga.

Una pasión que se lleva todos los días solo con ganas de mejorar, nunca sentir que has llegado y quieres crecer a toda costa.

La danza es la capacidad de hacer que el sacrificio, la disciplina y el esfuerzo parezcan ligeros.

Eleonora Abbagnato es el ejemplo vivo de que talento y perseverancia van de la mano, uno es esencial para el otro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información