El esc√°ndalo de las mujeres desairadas, defraudadas y borradas de la arquitectura

El esc√°ndalo de las mujeres desairadas, defraudadas y borradas de la arquitectura

‚ÄúSe supon√≠a que no pod√≠a tener una idea. Si, por el contrario, eres hombre, no solo puedes tenerlo sino que tambi√©n puedes ser exigente ", eso dijo el gran Zaha Hadid en una vieja entrevista con Repubblica. La llamaron el arquitecto de papel, porque sus proyectos nunca vieron la luz. Le dijeron que era buena ... para ser mujer, pero que nunca fue suficiente. El suyo fue un ejemplo exitoso: quien falleci√≥ en 2016, cuando ya hab√≠a entrado por derecho en la √©lite del dise√Īo, hoy sigue viviendo a trav√©s de su estudio, que ha dado vida a proyectos como Museo MAXXI de Roma y varios edificios del nuevo Mil√°n.

El √©xito, no solo p√≥stumo, de Zaha Hadid no debe enga√Īarnos: el mundo de la arquitectura sigue siendo un territorio en el que el talento de la mujer lucha por ser reconocido. Son muchos los casos de desigualdad que han caracterizado las √ļltimas d√©cadas y que a√ļn hoy siguen existiendo, como recuerda The Guardian en un art√≠culo que pretende dar el debido cr√©dito a algunos arquitectos. S√≠, arquitectas y no arquitectas: porque incluso se ha actualizado el lenguaje.

En 2017 el sello oficial arquitecto fue aprobado por la Orden de Arquitectos de Bérgamo, seguido del proyecto de catalogación en línea para profesionales del sector llamado RebelArchitette, que tiene como objetivo potenciar a las mujeres que trabajan en arquitectura. Entonces el creador Francesca Perani comentó sobre la iniciativa:

Nuestro objetivo es crear una base de datos valiosa - en ingl√©s - que pueda resaltar la excelencia de los profesionales del dise√Īo nacionales e internacionales, seleccionados por nuestro equipo editorial o por solicitud espont√°nea. Todos los d√≠as en la p√°gina de Facebook de Arquitectos publicamos la biograf√≠a de un dise√Īador junto con fotograf√≠as de los proyectos terminados. Pero no solo. Hay una gran atenci√≥n a la calidad de los proyectos pero tambi√©n al compromiso con la comunidad: si el arquitecto en cuesti√≥n ha formado parte de un jurado, apoya la igualdad de g√©nero o es docente, los puntos a su favor aumentan.

Algo se está moviendo, por tanto, y no es demasiado tarde para potenciar la carrera de quienes durante décadas se han visto obligados a vivir a la sombra de colegas masculinos. Navega por la galería para leer sus historias ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información