El Coronavirus ha cerrado a las mujeres con sus torturadores en casa

El Coronavirus ha cerrado a las mujeres con sus torturadores en casa

En el momento de Coronavirus la invitación más popular, también acompañada de hashtags y campañas de medios, es "Quédate en casa". Lástima que lo que aparentemente es una petición que no solo es inofensiva, sino también imprescindible para afrontar la emergencia, pueda convertirse en una auténtica pesadilla para alguien.

Si para alguien que pasa las 24 horas del día en cohabitación forzada con maridos, padres, hijos, suegros, tal vez incluso conciliando un trabajo inteligente, puede ser pesado y realmente estresante a largo plazo, pensemos en aquellas mujeres que quisieran escapar de casa, o estaban incluso pensando en hacerlo, es decir a las víctimas de maltrato y violencia doméstica, ahora obligados por la situación a pasar los días con sus captores.

"Para las mujeres víctimas de violencia, quedarse en casa significa dividir los espacios familiares con su abusador las 24 horas del día, significa aislarse de todos y ver cómo su espacio personal se reduce cada hora."ha explicado Marco Chiesara, presidente de WeWorld, una organización italiana que durante 50 años ha defendido los derechos de las mujeres y los niños en 29 países de todo el mundo; la asociación, por estas mujeres, lanzó la campaña el 8 de marzo # más invisible. "Nunca como en estos días surrealistas creemos importante hacerles sentir, a través de mensajes en la televisión, en la radio o mediante el contacto directo, aunque sea virtual, de un operador o un psicólogo, que los vemos, que no están solos, que pueden hacerlo. ! "

Y hay muchas publicaciones en las redes sociales que recuerdan cómo la situación de estas mujeres corre el riesgo de volverse dramática. Esta es la publicación publicada en la página de Facebook de Soy el único, un colectivo que habla de feminismo islámico, transfeminismo y feminismo interseccional, con el dibujo de Daria Golab Art y letra de Francesca Kirigiri.

Efectivamente, las cosas para estas mujeres parecen estar empeorando, también a la luz de otro aspecto: en cumplimiento de la disposición del DCPM de 11 de marzo muchos centros anti-violencia han cerrado sus puertas, o abierto solo para emergencias, excepto los fines de semana. Esto significa que las posibilidades de escape para quienes deseen escapar de la violencia doméstica son más raras. aquí encontrar la lista con todos los puntos de escucha repartidos por todo el territorio nacional, y sobre las decisiones adoptadas en aceptación del decreto.

Que la situación de las mujeres víctimas de violencia intrafamiliar, luego de la medida que limita casi por completo la posibilidad de desplazarse, se ha vuelto más difícil lo explica. también el fiscal adjunto de Milán, María Letizia Mannella: "En las últimas horas, ha disminuido el número de denuncias por malos tratos. Nos basamos solo en la experiencia porque aún es pronto para contar con datos confiables, pero podemos decir que las cohabitaciones forzadas con compañeros, esposos e hijos, en este período, desaniman a las mujeres de llamar o acudir personalmente a la policía.“.

Sin embargo, existen otras posibilidades y caminos a seguir para guardarse del abuso y maltrato perpetrado dentro de las paredes del hogar.

Índice()

    El número para llamar y el compromiso de WeWorld

    Primero que nada, a pesar de la situación extrema, los centros anti-violencia y el movimiento Ni uno menos están emitiendo un llamamiento para quienes se sientan en peligro, mediante el establecimiento de un número especial para llamar para denunciar la violencia, el 1522. <

    <

    El número es totalmente gratuito -aunque la llamada se haga desde el móvil-, multilingüe, activo las 24 horas y promocionado por Presidencia del Consejo de Ministros, Departamento de Igualdad de Oportunidades. Además, el 112 y el 113, o Carabinieri y Police, están obviamente siempre disponibles

    WeWorld también ofrece un correo electrónico, [email protected], a quien acudir ante cualquier eventualidad.

    "No dejemos a las mujeres y a sus hijos solos en este momento difícil - es el atractivo de la asociación - Ayúdanos a estar a su lado: donando 2 euros con sms al número solidario 45597 desde teléfonos móviles personales Wind Tre, TIM, Vodafone, Iliad, PosteMobile, Coop Voce, Tiscali o 5 euros llamando al mismo número desde la red fija TWT, Convergenze, PosteMobile 0 5 y 10 euros desde la red fija TIM, Vodafone, Wind Tre, Fastweb y Tiscali“.

    Qué hacer si eres una víctima o quieres ayudar a alguien

    Antonella Veltri, presidente de DiRe, que agrupa a unas 80 organizaciones y centros anti-violencia repartidos por todo el territorio italiano, tranquiliza:

    El mensaje que quiero enviar a las mujeres que en este momento se encuentran en mayor dificultad porque viven en situaciones de abuso por parte de su pareja y se ven obligadas a quedarse en casa las 24 horas del día, es que nosotras en los centros anti-violencia estamos ahí: desde casa, desde nuestro teléfono. emergencia, incluso a través de skype cuando sea posible, desde nuestras oficinas que están temporalmente suspendidas. Muchos trabajadores están en los centros a pesar de que no son bienvenidos cumpliendo con las reglas impuestas por el gobierno. Llame si lo necesita.

    Veltri continúa, explica que en los últimos días, luego del penúltimo decreto, una investigación realizada por DiRe reveló que 60 de los 80 centros dijeron que continúan atendiendo llamadas telefónicas y que tienen un celular de emergencia.
    Pero, ¿qué pasa si quieres ayudar a alguien que supuestamente necesita ayuda? El vademécum, en este caso, es proporcionado por la Casa de Mujeres de Bolonia.:

    Infórmate sobre la dinámica de la violencia de género contra las mujeres, no te arriesgues a asesorar sino documentar sobre el tema y llamar a refugio. Se trata de situaciones complejas y a menudo peligrosas. No piense en encontrar soluciones rápidas, definitivas y sencillas. En caso de peligro real, no se ponga en peligro también, llame a la policía.

    Dos aspectos preocupantes

    Hay sobre todo dos cosas que preocupan a Antonella Veltri: en primer lugar, está el problema de "Convivencia forzada", lo que podría exacerbar un fenómeno ya dramático que desemboca en episodios de violencia realizados con mayor virulencia, y hacer que las mujeres desistan de contactar telefónicamente con un centro antiviolencia, ante la casi total imposibilidad de llamar sin ser escuchadas.

    El segundo aspecto, en cambio, está vinculado a los albergues para mujeres y menores, que deben ser seguidos por los trabajadores de recepción.

    "Me pregunto: ¿qué pasa si una de estas mujeres es positiva, dónde la ubicamos? - dado - Desde algunos centros y albergues recibo noticias de que las mujeres acogidas están aterrorizadas por la inserción de nuevas mujeres, pero también por las que están dentro, porque muchas tienen la posibilidad de irse. Hemos dado algunas reglas: no puedes salir de casa.

    Puede imaginarse, entonces, lo difícil que es mantener ocupados a los niños y niñas. El fenómeno para nosotras que gestionamos los albergues se ha multiplicado, hay una gran presión psicológica, tanto que los psicólogos de nuestros centros están alerta y están intentando seguir a las mujeres incluso a distancia, con todas las limitaciones y la excepcionalidad. del momento. Por ahora, el sistema aguanta la presencia de los operadores que, con máscaras, guantes y distancias de seguridad, continúan manteniendo su presencia en los refugios.“.

    Por tanto, el llamamiento de Veltri se dirige sobre todo al Premier Conte, a quien le pregunta "indicios respecto a un fenómeno tan riguroso e importante en su carácter estructural, en un momento en que las mujeres se ven obligadas a la convivencia forzosa. Habríamos esperado un mensaje. Para nosotros la violencia no es un fenómeno de emergencia, pero en este momento requiere una mirada y una atención particular ".

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información