El Código Hays y los comportamientos (especialmente de las mujeres) en el cine a censurar

El Código Hays y los comportamientos (especialmente de las mujeres) en el cine a censurar

Normalmente vemos el censura como algo negativo, y en sentido com√ļn, en el mundo occidental y democr√°tico en el que vivimos, es as√≠. Sin embargo, durante mucho tiempo, incluso en Occidente, fue un asunto simple sistema de reglas v√°lido para diferentes medios de expresi√≥n. En cuanto a cine.

En Italia, el m√©todo m√°s conocido por el que se expresa la censura es la prohibici√≥n de entrada al cine a menores de cierta edad (que cambia seg√ļn la pel√≠cula). Desde 1967 en los Estados Unidos ha funcionado m√°s o menos como en Italia (pero los grupos de edad son diferentes). Antes era muy diferente, porque antes estaba el Codice Hays.

√ćndice()

    C√≥digo de Hays: ¬Ņque era?

    Codice Hays
    Fuente: Hollywood

    Los fans de Ryan Murphy habrán oído hablar de él en su nueva miniserie Hollywood. Es un conjunto de reglas, de hecho en teoría. desde 1930 hasta 1967, para regular lo que se puede ver o no ver en el cine.

    Dijimos "en teoría" porque el código Hays entró en vigor a partir de 1934. Y en cuanto a su base filosófica, el código tiene sus raíces en moralidad de la época, que no se corresponde en absoluto con el contemporáneo.

    Historia del código Hays

    En Estados Unidos, se habl√≥ de un c√≥digo moral para las pel√≠culas alrededor de la d√©cada de 1920. Tres informes de cr√≠menes importantes sugirieron al p√ļblico que el entorno de Hollywood era fue disuelto, de lo inmoral y: entre estos la presunta violaci√≥n y homicidio involuntario de Virginia Rappe, por lo que se acus√≥ al comediante Roscoe Arbuckle. As√≠ se form√≥ una asociaci√≥n, encabezada por Will H. Hays, quien propuso elaborar un c√≥digo especificando los l√≠mites √©ticos del contenido de las pel√≠culas.

    Pero todav√≠a no era el C√≥digo Hays real, sino inicialmente solo una lista de lo que se pod√≠a y no se pod√≠a hacer. El problema se precipit√≥ con la llegada de cine sonoro y luego en 1930 se elabor√≥ ‚Äč‚Äčel C√≥digo, que las productoras cinematogr√°ficas comenzaron a tomar muy en serio a partir de 1934. Las cosas volvieron a cambiar a partir de la d√©cada de 1950: televisi√≥n no ten√≠a restricciones √©ticas y Estados Unidos comenz√≥ a sentir la competencia de pel√≠culas extranjeras (no sujetas al C√≥digo Hays, que finalmente fue abolido en 1967).

    El código de Hays y las mujeres

    Codice Hays
    Fuente: Betty Boop

    La censura del código afectó principalmente a las mujeres, que fueron retratadas como ángeles estereotipados del hogar (Caucásicos) e camarero o mucama (los afroamericanos). Las actrices asiáticas pagaron el precio más alto: reemplazadas en muchas películas por actrices caucásicas con caras amarillas maquilladas, las actrices chinas, japonesas o filipinas se encontraron jugando caracteres negativos.

    Era como si el universo femenino asustara a los censores. Tanto es as√≠ que la importaci√≥n de √Čxtasis, una pel√≠cula checoslovaca que presentaba el desnudo completo de Hedy Lamarr. A la caricatura Betty Boop estaban hechos para ‚Äúllevar‚ÄĚ ropa mucho m√°s casta que el minivestido palabra de honor con el que todos la recordamos. En Tarz√°n y su compa√Īero, la escena en la que Maureen O'Sullivan Nada desnudo con el protagonista fue eliminado de la pel√≠cula.

    La censura tambi√©n actu√≥ contra Mi cuerpo te calentara, por la escasa ropa en la pel√≠cula y en el cartel de una joven actriz en el momento de su debut, la tetona Jane Russell. Como informa AuralCrave, la pel√≠cula solo se proyect√≥ durante unas pocas semanas en 1946, 5 a√Īos despu√©s de su realizaci√≥n, antes de ser censurada una vez m√°s.

    Finalmente, hay dos películas muy populares que han luchado con el Código Hays, pero no se trata directamente de mujeres. El primero es Lo que el viento se llevó: en el remate de Rhett Butler, hay un "maldito" en el original, que se consideraba una mala palabra y por lo tanto inmoral, pero que nunca fue eliminado luego de una amarga batalla por parte del productor.
    El segundo es Casablanca: nunca pudo haber un final feliz entre los dos protagonistas, porque el personaje de Ingrid Bergman estaba casado y por lo tanto esto hubiera significado un sucedido adulterio. Paciencia, el Código Hays en este caso fue el autor de

    el comienzo de una maravillosa amistad.

    El código de Hays y el sexo

    Cualquier referencia al sexo en las películas debería haberse eliminado. Bajo el código de Hays, los desnudos y los bailes lascivos estaban prohibidos, las alusiones ahomosexualidad y en relaciones interraciales, referencias a enfermedades venéreas, no se pudo mostrar un Parto natural (que obviamente no habría estado representado por la visión subjetiva del médico o partera de todos modos)

    Por supuesto, los ad√ļlteros y las prostitutas estaban igualmente prohibidos, as√≠ como las escenas apasionadas y los besos obsesivos. Pero algo se salv√≥, como el beso m√°s hermoso, el de la playa en De aqu√≠ a la eternidad, y el beso m√°s largo, en Notorius - El amante perdido. que, por tanto, han llegado hasta nosotros.

    Código Hays: sus reflejos en la cultura contemporánea

    Codice Hays
    Fonte: Casablanca

    Mencionamos que en la miniserie Hollywood se habla mucho del Código Hays. Hay una razón que es funcional a la trama: en la historia está el proyecto de una película que contendría una historia de amor entre un caucásico y un afroamericano y por eso la producción encuentra mucha resistencia.

    Murphy probablemente lo utiliz√≥ para darle al espectador una idea del mundo del cine que era: hoy es normal ver historias de amor homosexuales, que antes no estaban permitidas en Hollywood ni siquiera en privado, relaciones entre personas de diferentes etnias, ad√ļlteros, etc.

    El código Hays también se menciona en la película. El aviador, que habla sobre el director Howard Hughes y las dificultades que encontró con Mi cuerpo te calentara.

    Artículo original publicado el 16 de mayo de 2020

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información