Discapacidad de aprendizaje: ¿qué puede significar esto?

Discapacidad de aprendizaje: ¿qué puede significar esto?

El aprendizaje es un proceso divertido y enriquecedor que se puede practicar durante toda la vida. Esta es la versión más conocida de aprendizaje, pero no es la única perspectiva sobre el aprendizaje. Según el Instituto ABCD, referente en dislexia en Brasil, se estima que el 4% de la población brasileña padece dislexia, trastorno que provoca dificultades de aprendizaje en 2020.

Las familias formadas por niños, adolescentes o adultos que tienen más dificultades para aprender siguiendo las formas tradicionales de enseñanza deben lidiar con una serie de factores. En primer lugar, son muchos los casos en los que existe un retraso en la identificación del problema, lo que convierte a la persona que lo padece en víctima de bullying o prejuicio.

Otro desafío que deben enfrentar las personas con dificultades de aprendizaje es la escasez de recursos para ellas, ya que la mayoría de las escuelas se enfocan solo en los sistemas educativos tradicionales. Cuando son adultos, el entorno laboral puede resultar aún más complicado, en cualquier área, y aprender cosas nuevas de la forma convencional puede ser desmotivador.

Es por estas razones que necesitamos comprender mejor las múltiples formas de enseñar y aprender, para que podamos luchar por las condiciones de educación para quienes viven el mundo de otra manera. A continuación, amplíe sus conocimientos sobre el tema.

Índice()

    ¿Qué es una discapacidad de aprendizaje?

    La discapacidad de aprendizaje es consecuencia de trastornos que hacen que la absorción de los contenidos enseñados a una persona de forma convencional sea más lenta y menos eficaz.

    Es probable que una persona que sufre una discapacidad de aprendizaje necesite aprender formas diferentes a las habituales, siendo estimulada como otras personas no. Sin embargo, todavía es posible aprender cualquier contenido, siempre que se tomen las medidas necesarias.

    Indicaciones de dificultades de aprendizaje

    La identificación temprana de la discapacidad de aprendizaje es fundamental para mejorar la calidad de vida de quienes padecen un trastorno relacionado con ella. Pero no siempre es fácil darse cuenta de que alguien está experimentando este problema, especialmente si esa persona es un niño. Siga leyendo y vea cuáles son los signos de dificultades de aprendizaje.

    Es importante comprender, primero, que cada pista está asociada con un trastorno diferente. Luego, vea cuáles son los síntomas de cada trastorno y luego aprenda más en profundidad sobre cada uno.

    1) Síntomas de dislexia

    Dificultad para aprender a leer y hablar, memorizar reglas ortográficas, dispersión constante y falta de atención al estudiar.

    2) Síntomas de disgrafía.

    Escritura de letras de diferentes tamaños, que pueden ser demasiado pequeñas o demasiado grandes, superposición, uso incorrecto de letras mayúsculas y minúsculas y escritura de palabras desalineadas o con espacios variables entre ellas.

    3) Sintomas de discalculia

    Dificultad para realizar cuentas matemáticas simples, escribir símbolos matemáticos, leer y comprender conceptos matemáticos y leer y comprender números y símbolos de ese universo.

    4) Síntomas del trastorno por déficit de atención con hiperactividad

    Dificultad para concentrarse, memorizar lo aprendido y prestar atención, depresión, ansiedad, irritabilidad y excitación, además de la dificultad para absorber los contenidos que se enseñan.

    Si usted o alguien cercano a usted tiene alguno de estos síntomas o está teniendo dificultades para aprender, no lo interprete como un perezoso para estudiar. Para las personas que padecen un trastorno relacionado con el aprendizaje, el aprendizaje puede ser una actividad extremadamente estresante. ¡Preste atención a las señales y busque ayuda profesional!

    Trastornos que dificultan el aprendizaje

    Como se vio anteriormente, existen trastornos que dificultan el aprendizaje. Cuanto antes se identifiquen, más rápido se podrán tratar, asegurando que la persona que padece alguno de ellos aún pueda aprender, pero de una forma diferente. ¡Sumérgete en cada uno de ellos!

    1) dislexia

    La dislexia es un trastorno del aprendizaje de origen neurobiológico que dificulta que una persona reconozca letras y palabras, lo que dificulta mucho la lectura y la escritura. En algunos casos, es posible que el desarrollo del habla también se vea afectado.

    El tratamiento de este trastorno se realiza con terapia y tutores, que acompañarán al niño en la escuela o en el hogar, ayudándole en el aprendizaje. Según el Hospital Albert Einstein, en Brasil se identifican dos millones de casos anuales de la enfermedad. Aunque el tratamiento puede ayudar, este trastorno no tiene cura, pero puede retroceder con el tiempo.

    2) Disgrafia

    La disgrafía es un trastorno que se asocia a problemas psicomotores, ya que es una dificultad para escribir con fluidez, control, precisión y constancia. Es importante observar la escritura de personas que están aprendiendo a escribir o que llevan algún tiempo escribiendo, para ver si hay un patrón.

    El conocimiento de la disgrafía es esencial para saber si un niño tiene problemas para escribir, lo que a menudo puede interpretarse como descuidado o perezoso. Sepa que no siempre escribe demasiado rápido, demasiado débil o demasiado fuerte porque quiera, ¡sino porque no puede hacerlo de otra manera!

    3) Discalculia

    La discalculia es un trastorno que dificulta mucho el aprendizaje de las matemáticas. A muchas personas les puede resultar difícil aprender esta disciplina, pero la discalculia se refiere a la falta de capacidad incluso para escribir símbolos matemáticos.

    Así, puede ser operacional (dificultad para realizar operaciones), gráfica (dificultad para escribir símbolos), léxica (dificultad para leer y comprender números) o verbal (dificultad para comprender conceptos matemáticos).

    El tratamiento de la discalculia debe ser apoyado por los familiares, la escuela y los profesionales de la salud. Es necesario acompañar al niño que padece esta dificultad, para que se sienta apoyado y sepa que es posible aprender de una manera diferente a la convencional, sin pérdidas futuras.

    4) Trastorno por déficit de atención con hiperactividad

    También conocido como TDAH, el trastorno por déficit de atención con hiperactividad puede desarrollarse en la infancia o después de una situación muy estresante. También está vinculado a problemas en las relaciones con otras personas, baja autoestima y dificultades de aprendizaje.

    El tratamiento del TDAH se realiza con terapia y con el uso de medicamentos, en algunos casos, que ayudarán a la persona que padece este trastorno a concentrarse en las actividades que necesita desarrollar. Aunque se desarrolla en la infancia, puede persistir hasta la edad adulta y nunca es demasiado tarde para tratarla.

    ¿Cómo ayudar a las personas con dificultades de aprendizaje?

    Hay muchas formas de tratar los trastornos que provocan dificultades de aprendizaje y es fundamental conocer la causa de cada una de ellas para seguir las medidas correctas. Una vez que se ha identificado cuál es el trastorno que está causando dificultades de aprendizaje en alguien, simplemente comience el tratamiento.

    Para los miembros de la familia, será fundamental tener paciencia y tiempo disponible para crear una rutina para el niño y ayudarles a aprender lo que está a su alcance. Por lo que se deben evitar los sermones, las conductas agresivas y un ambiente inestable, que puede disminuir la autoestima de esa persona, además de distraerla con mayor facilidad.

    En relación a las escuelas, es importante que cuenten con tutores o profesores auxiliares que estén capacitados para acompañar a quienes tienen más dificultades para aprender. Las clases de refuerzo, las actividades complementarias y los métodos que despiertan el interés del niño son estrategias bienvenidas en este proceso.

    Si bien las acciones conjuntas de familiares, escuelas y profesionales de la salud son fundamentales para ayudar a la persona que se está graduando -o que ha llegado a la edad adulta, pero necesita ayuda-, existe otro recurso que puede complementar estos esfuerzos. Las terapias alternativas funcionan como un complemento eficaz para los casos de déficit de atención, por ejemplo, que conducen a dificultades de aprendizaje.

    Primero, es importante establecer una rutina diaria con horarios bien definidos. A la hora de las comidas, es necesario seleccionar alimentos saludables y coloridos que hagan la comida más interesante y nutritiva. En el tiempo libre, es interesante adoptar la práctica de ejercicios físicos, especialmente aquellos que impliquen la interacción con otras personas, por lo que habrá un estímulo para la comunicación de forma lúdica y divertida. Finalmente, una buena noche de sueño completará la rutina equilibrada de una persona que tiene problemas para concentrarse.

    El apoyo de la aromaterapia

    La aromaterapia es una terapia alternativa que promueve la curación de un problema a partir de aceites esenciales, los cuales liberan aromas que activan diferentes partes del cerebro. Se pueden inhalar, aplicar en las palmas de las manos, utilizar en collares difusores o como aromatizantes de ambiente.

    Para combatir las dificultades de aprendizaje, los aromas ideales son aquellos que incitan a la focalización en los estudios. Los más eficaces para este propósito son los aceites esenciales de lavanda, romero, albahaca y menta. Fomentan la tranquilidad y la claridad de pensamiento, imprescindibles para quien se distrae con facilidad.

    El complemento de la cromoterapia

    Según la cromoterapia, cada color que existe estimula nuestro cerebro de alguna manera. Por tanto, es a través de él que podemos entender cuál es el mejor color para tener alrededor de una persona que sufre de dificultades de aprendizaje. Este color puede estar presente en el estuche, en el cuaderno, en la mesa de actividades, en el ambiente de trabajo o en el celular, en el caso de adultos.

    Los colores cálidos son los más adecuados para estimular la concentración, la creatividad, la energía y la concentración. Amarillo, rojo y naranja, respectivamente, son las apuestas ideales para quienes quieren expandir su intelectualidad, desarrollar la autoestima y la fuerza de voluntad y defender sus propios puntos de vista sin miedo.

    También te puede interesar
    • Investigar técnicas de respiración que ayuden a aprender
    • Reconocer la importancia de la relación entre escuchar y aprender.
    • Aprenda cómo se puede utilizar la música para estimular el aprendizaje

    La discapacidad de aprendizaje es un problema que se puede resolver, que se puede aplicar mediante la acción conjunta entre profesionales de la salud, familiares, escuelas y terapias alternativas. Es necesario tener paciencia y determinación para ayudar a quienes padecen trastornos que conducen a esta dificultad, ¡animando a esa persona a encontrar lo mejor de sí misma!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información