Dieta mediterránea: menús, alimentos y beneficios

Dieta mediterránea: menús, alimentos y beneficios

La Dieta mediterránea Siempre se ha indicado como una de las dietas más saludables y completas a seguir. Pero, ¿sabemos exactamente qué significa comer con este estilo? ¿O cuándo se originó la dieta mediterránea?

En este artículo intentamos recuperar las raíces de dieta típico de nuestro país, incluyendo sus beneficios reales.

Índice()

    Que es la dieta mediterránea: historia y orígenes

    Evidentemente estamos hablando del régimen seguido por los países limítrofes mar Mediterráneo, luego Grecia, Italia, España, Portugal, Marruecos, Croacia, todos lugares que son muy similares desde el punto de vista gastronómico. De hecho, no es raro notar tradiciones culinarias bastante similares entre estos países, aunque con las diferencias necesarias en términos de condimentos y cocción.

    Otorgado porLa UNESCO del título de patrimonio inmaterial de la humanidad, la dieta mediterránea, sobre todo si se asocia a actividades deportivas y a una vida activa, permite mantenerse sano y prevenir enfermedades relacionadas con el corazón y el sistema circulatorio, dado que quienes la siguen limitan el consumo de todos esos alimentos que llevan colesterol malo, grasas saturadas y glucosa en sangre.

    Los orígenes de la dieta mediterránea se remontan a los hábitos alimentarios de los Griegos, y se han mantenido a lo largo de los siglos, debido a la miseria que caracterizó a toda la Edad Media, cuando el pueblo necesariamente debía alimentarse de los frutos de la tierra, y luego por el mantenimiento de la tradición campesina sureña, basada en la sabia y consciente distribución de recursos alimentarios disponibles.

    Llaves Ancel, conocido fisiólogo norteamericano, estudió durante mucho tiempo la dieta mediterránea tras ser golpeado por los hábitos alimentarios de la población cilentora, conocida cuando, como soldado, desembarcó en Paestum siguiendo el V Ejército, en 1944.

    Esa experiencia le llevó a trasladarse a Italia, precisamente en Cilento, en un pequeño pueblo llamado Pollica, donde pudo profundizar sus estudios sobre los efectos que tiene la nutrición sureña sobre las enfermedades modernas, a saber, hipertensión, arteriosclerosis, diabetes y enfermedades cardiovasculares en general, también llamadas "enfermedades del bienestar" porque dependen precisamente de la sobreabundancia de productos disponibles y por mala nutrición.

    A partir de la observación de los hábitos alimentarios de las poblaciones rurales del sur, Keys llegó a pensar que el baja incidencia de enfermedad cardiovascular dependía precisamente del tipo de dieta adoptada secularmente por estas comunidades.

    De hecho, la dieta mediterránea se basa en almidones (pan y pasta), alimentos vegetales, y se complementa con el uso de aceite de oliva, con la adición de pescado y carne, aunque una vez estos dos últimos alimentos se consideraron "alimentos de lujo Y, por tanto, limitado a las vacaciones.

    Alimentos típicos de la dieta mediterránea

    Dieta mediterránea
    Fuente: web

    Como se mencionó, si existiera un ranking de alimentos "ideales", la dieta mediterránea colocaría en primer lugar a todos los de origen vegetal, verduras, frutas, fresco, seco o seco, bayas, tubérculos, raíces y brotes.

    Poco después de llegar el cereales y sus derivados, como el pan, la harina o las hojuelas que solemos comer en el desayuno, todo para ser preferido en la versión integral ya que son más ricos en fibra y se caracterizan por un glucémico más bajo.

    Para la ingesta de proteínas, la dieta mediterránea todavía incluye alimentos de origen vegetal, como semillas y legumbres, seguido de los quesos y sus derivados, junto con huevos; alimentos, estos últimos, para ser consumidos semanalmente y no diariamente.

    Un lugar de honor, en la dieta mediterránea, ocupa evidentemente elaceite de oliva, acompañado del uso de especias y hierbas aromáticas como alternativa a la sal y grasas como mantequilla, margarina y salsas. Finalmente, aunque prefiero el pez, indica este último y el carne como alimentos para consumir En moderación.

    Entre los productos que deben consumirse solo excepcionalmente hay dulces, alcohol (a excepción del rostro, ya que se puede beber medio vaso al día durante las comidas), bebidas carbonatadas, alimentos demasiado grasos e ingredientes refinados.

    La dieta mediterránea prefiere alimentos de temporada y de origen conocido, por lo tanto muy abierto a las frutas y hortalizas de temporada ya los denominados productos de kilómetro 0, o de producción local. Alternativamente, puede optar por la biografía.

    Ventajas y beneficios de la dieta mediterránea

    No es casualidad que la dieta mediterránea se encuentre entre las más seguidas en el mundo y quizás indicada como la mejor dieta existente, dado que los beneficios que aporta son realmente numerosos: en primer lugar, al ser baja en grasas nocivas, ayuda a limitar la aparición de trastornos como la obesidad, o en enfermedades como accidente cerebrovascular, diabetes, infarto, isquemia y tumores. La reducción de carbohidratos y azúcares simples también mejora el metabolismo del cuerpo, contribuyendo a la pérdida de peso.

    Si se sigue de manera constante y se adapta a su peso y estilo de vida, esta dieta también le permite nunca quedarse sin energía y sentirse lleno sin aumentar de peso. Al preferir los alimentos producidos directamente en el lugar, hay un gran ahorro en términos de transporte, lo que también permite reducir los niveles de contaminación ambiental.

    Contraindicaciones de la dieta mediterránea

    Pero, ¿la dieta mediterránea también tiene contraindicaciones? La respuesta es muy simple: no tiene ninguno. Este régimen no tiene inconvenientes y puede ser realmente seguido por todos, ya que es capaz de aportar los nutrientes adecuados, de forma equilibrada.

    Dieta mediterránea: ejemplo de menú semanal

    Intentemos imaginar un hipotético menú semanal siguiendo el régimen de la dieta mediterránea.

    lunes

    • Desayuno: 220g de leche, 3 bizcochos secos, una cucharadita de miel / té o café con 3 bizcochos y mermelada / diez almendras o tres nueces.
    • Merienda: un yogur blanco
    • Almuerzo: 80 g de pasta de berenjena y albahaca, ensalada.
    • Merienda: una fruta de temporada
    • Cena: mero al horno, ensalada verde con tomates cherry, un sándwich integral

    martes

    • Desayuno: lo mismo
    • Merienda: una fruta de temporada
    • Almuerzo: ensalada mixta con 40 g de mozzarella, un huevo cocido y unas aceitunas, un bocadillo pequeño
    • Merienda: un yogur desnatado
    • Cena: pasta y frijoles con parmesano rallado, calabacines y pimientos a la plancha con un chorrito de aceite, un bocadillo.

    miércoles

    • Desayuno: lo mismo
    • Merienda: un yogur natural
    • Almuerzo: 200g de ensalada de marisco con pulpo hervido, 200g de patatas hervidas.
    • Merienda: una fruta de temporada
    • Cena: 60 g de arroz y guisantes, ensalada caprese (tomate, orégano y media mozzarella).

    jueves

    • Desayuno: lo mismo
    • Merienda: una fruta de temporada
    • Almuerzo: 60 g de pasta carbonara, ensalada de frutas de temporada.
    • Merienda: un yogur desnatado
    • Cena: estofado de ternera con patatas, espinacas hervidas y condimentado con un poco de mantequilla y queso parmesano.

    viernes

    • Desayuno: lo mismo
    • Merienda: 2 bizcochos
    • Almuerzo: 120 g de bistec a la parrilla, 80 g de queso fresco, 2-3 bizcochos.
    • Merienda: una fruta de temporada
    • Cena: sopa de cereales y legumbres, 80 g de jamón cocido, un bocadillo.

    sábado

    • Desayuno: lo mismo
    • Merienda: 2-3 galletas o frutos secos
    • Almuerzo: 80 g de pasta de mariscos, ensalada de lechuga con tomate y aceite, 2-3 bizcochos.
    • Merienda: un yogur natural
    • Cena: pizza o tortilla con patatas y cebollas, berenjenas y calabacines a la plancha, un bocadillo.

    domingo

    • Desayuno: lo mismo
    • Merienda: una fruta de temporada
    • Almuerzo: 80 g de tagliatelle con salsa de carne, queso curado y jamón crudo, un bocadillo.
    • Merienda: una fruta de temporada
    • Cena: 120g de pescado a la plancha y un chorrito de aceite, ensalada de patatas y tomate, 60g de pan integral.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información