Descubre a un niño que no está educado con valores

Como padres de seguro deseas tener un hijo modelo, ese niño que sea ordenado, generoso, sincero, responsable y respetuoso en todo momento. Pero como no todo puede ser perfecto vienen algunas preocupaciones como padre.

Los niños son muy diferente aun así cuando los educan los mismos papas, cada quien tiene distinta forma de ver las cosas y de cómo actuar ante las situaciones que se le presentan en la vida. Por esta razón, se les debe enseñar todos los días los valores más importantes para la convivencia con las demás personas.

Para ello se debe estar convencido de la importancia que tienen los valores en la sociedad y aprovechar cada uno de los momentos en familia para reforzarlos y recordar lo que pueden lograr siendo niños con valores.

Es aquí el dilema al momento de lograr que en tu hijo resalten los valores deseas enseñarlo pero llega un momento que te agotas, la familia es la primera escuela en la que acuden tus hijos por lo que debes transmitir a tus hijos amor y valores que lo hagan ser una persona llena de confianza, integridad, coherencia y capaz de estar en una sociedad donde a diario se debe aplicar cada uno de los valores de la vida.

Si tienes preocupación de que tu hijo está a falta de valores.

Aquí algunas señales de que debes trabajar más a menudo con tu hijo para reforzar los valores en su vida y recordarle lo importantes que son.

Señales de que un niño esta falta de valores

  1. Poco respetuoso con su entorno

Mostrar respeto por las personas que se tiene alrededor no quiere decir que le tenga miedo.

Cuando un niño es respetuoso suele cumplir con las normas que se le indicaron, usan tono de voz adecuado al momento de comunicarse con las demás personas y evitan a toda costa molestar a alguien más.

Pero cuando los niños hacen todo lo contrario de lo anterior, se está hablando de un niño irrespetuoso. Un niño que no hace caso a lo que se le dice, incumple con las normas por querer hacer lo que quiere suele afectar su vida diaria.

Debido a que constantemente le hacen muchos llamado de atención y el mismo se acostumbra a que solo escuche pero sigue haciendo lo mismo. En este caso tu autoridad debe ponerle en claro cuáles son las normas y límites de las cosas, como también que traen consecuencias que a él no le convendría.

  • Tolerancia con las cosas que suceden

A los adultos le suele suceder más de una vez y son consiente, en cambio un niño está en pleno desarrollo y va aprendiendo poco a poco de lo que es tener tolerancia a las cosas.

Cuando tu hijo se queje constantemente de algún compañero o de algunas cosas.

Aquí es donde debes lucirte como padre y hacerle saber que por las condiciones o su forma de ser igual debe respetar a los demás. Porque ninguna persona es igual y cada quien tiene características, habilidades y forma de pensar diferente.

Poco a poco aprenderá que debe convivir con el resto de las personas y cada una merecen ser tratadas ya sea por la condición que tenga.

  • Sinceridad ante cualquier situación

En ocasiones para cubrir alguna situación se suele decir una mentira llamada (piadosa) la cual ayuda a salir de la situación de forma inmediata. Pero cuando estas mentiras son utilizadas constantemente el niño va aprendiendo que mentir es la solución para muchas cosas.

Por lo que debes enseñarle que la sinceridad hace sentir muy bien  a la persona consigo mismo y con los demás, como también le ayudará a ganarse el respeto de muchas personas y será buscado porque siempre dice la verdad.

  • Humildad para cada una de las actividades

Cuando a un niño se le alaga mucho, lo toman en cuenta como ejemplo en todo momento o llaman la atención a costa de cualquier cosa. Son niños considerados pocos humildes, pero esto no lo hacen porque desean sino porque buscan llamar la atención de alguien que no lo toma en cuenta o incluso han sido sobrevalorados.

Creyéndose mejores que los demás en las distintas actividades que realizan, pero los padres deben hacerle entender que reconocen sus habilidades no quiere decir que sea mejor que otros.

Simplemente tiene la agilidad de desenvolverse mejor pero aun así todos son muy buenos.

  • Agradecer por lo que obtiene

Un niño tiene falta de valores cuando obtiene algo y no agradece, enseñarlo a ser agradecido lo ayudará a crear grandes amistades y que valoren cada vez más lo que hace. Pero que mejor manera de enseñarlo que con el ejemplo.

Muéstrale a tu hijo que cada vez que obtiene algo debe agradecer por la ayuda o el obsequio que recibió de esta manera le hará saber a la persona que se siente a gusto por lo que esta persona hizo por él.

Trabajar los valores con tu hijo es trabajo de todos los días, desde el primer momento de enseñarlo a saludar al momento de llegar a un lugar hasta agradecer por todo no resulta ser efectivo de la noche a la mañana.

Por lo que debes enseñarlo a través del ejemplo, los niños imitan todo lo que sus padres hacen por lo tanto hazle saber lo bien que te sientes en ser una persona respetuosa.

Subir

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información