Cuando una persona habladora necesita ayuda (y se convierte en un vampiro emocional)

Cuando una persona habladora necesita ayuda (y se convierte en un vampiro emocional)

La somnolencia es la tendencia a hablar demasiado típica, precisamente, de gente habladora. Estos, la mayoría de las veces, ni siquiera son conscientes de este comportamiento. Aquí se explica cómo "ayudar" y administrarlos.

Índice()

    Significado y etimología de "hablador"

    El termino "logorroico"Viene del griego: logos indica "palabra" mientras reo "diapositiva". En general, identifica el flujo de palabras y por tanto un sujeto que habla mucho y continuamente.

    La somnolencia es la tendencia de estas personas a hablar de forma torrencial, superando ciertos límites y muchas veces también está ligada a una actitudegocentrismo. El término en cuestión es de origen médico y especializado y, en ocasiones, está vinculado a patologías mentales. Entonces, detrás de una persona habladora, en algunos casos, se puede esconder algo más.

    ¿Eres conversador? Qué significa para la psicología

    logorroica
    Fuente: web

    La palabra "logorroica“No tiene una connotación positiva, por lo que si nos dicen que somos conversadores no estamos recibiendo un cumplido, todo lo contrario. En ocasiones este adjetivo se utiliza y atribuye de forma bromista pero, cuando se vincula a una tendencia real a hablar mucho, aporta varios motivos para pensar. Incluso cuando le decimos a otra persona, siempre es bueno tomárselo con calma para no herir su sensibilidad.

    La logorrea puede ser signo de inseguridad, pero también de deseo de emerger, para llamar la atención y el egocentrismo. Más profundo y en casos más delicados, puede estar estrechamente relacionado con un delirio. trastorno bipolar o del trastorno límite, o algunas formas de esquizofrenia o, de nuevo, la circunstancia de ciclotimia, que es un trastorno del estado de ánimo caracterizado por fases alternas de depresión y ipomania, es decir, un trastorno del estado de ánimo que se diferencia de la manía por la ausencia de síntomas psicóticos.

    Pero no solo. La logorrea también se puede asociar conafasia en Wernicke, que es una patología neurológica que implica una pérdida de comprensión del lenguaje y del significado de las palabras, debido a lesiones inherentes a las áreas del cerebro donde se procesa el lenguaje. Puede surgir de lesiones cerebrales localizadas (tumores, isquemias, hemorragias cerebrales), de procesos infecciosos o de procesos degenerativos.

    La tendencia a hablar demasiado y a crear discursos divagantes también puede surgir como efecto del uso de sustancias psicoestimulantes o en estados de intoxicación.

    ¿Cómo saber si eres una persona habladora?

    La persona logorroicatiende a no escuchar, a hacer preguntas, a no intentar interactuar y crear un diálogo. Más bien, guía y maneja la conversación, hablando, precisamente, sin mostrar signos de rendición. Tiende a profundizar y alargar la descripción de cada cosa que cuenta, sin descuidar detalles y aspectos marginales y fútiles.

    Para el sujeto hablador, cualquier excusa es buena para hacer un discurso completo y cualquier palabra puede ser una gran entrada para discursos y razonamientos totalmente diferentes.

    Encontrando estos aspectos y tendencias, en uno mismo o en otros, se puede examinar la recurrencia de la logorrea.

    ¿Cómo lidiar con una persona habladora?

    logorroica
    Fuente: web

    No siempre es fácil manejar a una persona habladora. Lo ideal sería intentar abandonar la conversación mostrando poco énfasis y mínima participación. Sin embargo, a menudo no es suficiente. Es necesario señalar, obviamente con tacto y delicadeza, la actitud del interesado. La mayoría de las veces el hablador no sabe que lo es y no se da cuenta de que habla demasiado y que está monopolizando la conversación.

    También es necesario prestar atención a las señales que se transmiten al hablante, ya que algunas de ellas podrían animarle a fomentar su tendencia a hablar mucho. Por ejemplo, hacer preguntas, asentir, interesarse o fingir estar interesado en lo que dice, tendrá en consecuencia el efecto contrario, aumentando la tendencia cubierta por este artículo.

    No estaría nada mal, si se tratara de una persona cercana a nosotros (un amigo, un familiar) señalar que esta tendencia debe ser "analizada" con más detenimiento, con el fin de comprender mejor lo que puede no estar bien a nivel psicológico, conductual y interacción con los demás.

    Además, es bueno prestar atención a las consecuencias que podría tener sobre nosotros una persona locuaz, especialmente en circunstancias en las que el habla está vinculada a otros trastornos mentales. Este tema podría representar lo que se llama "vampiro emotivo“, Es decir, un individuo dispuesto a agotarnos emocionalmente y tomar posesión de nuestra energía. También en virtud de este aspecto, es recomendable ayudar al afectado orientándolo hacia una terapia ad hoc y aconsejándole, siempre de manera delicada, que reflexione sobre su comportamiento, quizás con la ayuda de un experto.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información