cosas que debe saber I Roba da Donne

cosas que debe saber I Roba da Donne

Hoy en día, los jóvenes están ingresando al mundo de Internet cada vez más temprano. Encuestas recientes nos dicen que el 20% de los menores reciben la primer teléfono inteligente antes de los 11 años y esta cifra está destinada a aumentar con una frecuencia creciente. Hasta la fecha yo lugares virtuales Los más visitados por los menores son el chat en vivo, la mensajería instantánea, las plataformas de música, las plataformas para compartir videos y los videojuegos.

Hay varios riesgos los jóvenes usuarios de la web pueden encontrarse si no se los guía correctamente en esta jungla virtual; es por ello que es fundamental proporcionarles instrumentos útil, así como una adecuada conciencia, para que puedan experimentar lo mejor y con total seguridadexperiencia digital.

Nunca como en este periodo, en el que la estancia obligada en casa y el consiguiente aumento de horas de conexión, también gracias a la educación a distancia, ha hecho que la tecnología y la realidad digital sean aún más protagonistas del día a día de nuestros niños, esta necesidad es cada vez más urgencia.

Es con esto en mente que Facebook lanzó el proyecto Obtener digital, de la que Fondazione Carolina es socia, entidad sin ánimo de lucro que siempre ha estado atento a protección de menores en la web, cuyo objetivo es proporcionar herramientas de hormigón a padres e hijos para que puedan experimentar lo digital de la manera más pacífica y segura posible.

Como él declara Alessio Cimmino, Gerente de Comunicaciones de Facebook, son muchas las medidas que el grupo de Facebook ha puesto en marcha a lo largo de los años para proteger a los menores y, en general, a las personas en las distintas plataformas sociales. Por el momento, la edad mínima para usar Facebook e Instagram es de 13 años, mientras que para Whatsapp es de 16.

También debido al uso cada vez mayor de estas realidades por parte de los menores, Facebook ha levantado la guardia y ha implementado y herramientas y funciones perfeccionadas que pueden garantizar una navegación más segura, especialmente para sus usuarios menores de edad. En este año, por ejemplo, se han rastreado más 22 millones de discursos de odio en Facebook, en el 95% de los casos proactivo, es decir, antes de que fueran denunciados. Un resultado importante, considerando que en 2017 fueron solo el 23% del total.

Son muchas las funciones que Facebook ha desarrollado para incrementar la seguridad y protección de los menores en línea, entre estas, destacamos las funciones Comprobación de privacidad o Verificación de seguridad y función "Ver cómo", que le permite ver su perfil como un extraño para ver qué tipo de información ve y comparte con el extraño.

Muchos de ellos se refieren a administración comentarios. Entre las más efectivas en este sentido está la función "restringir" que le permite crear restricciones ad hoc para los acosadores. Este es un modo diferente al bloqueo real, para evitar repercusiones por parte del usuario que "silencia". En este caso, de hecho, no se bloquea, pero sí lo hace inofensivo el usuario, sin que este tenga conocimiento de haber sido restringido.

A esto se suma también la posibilidad de configurar alertas automáticas, por ejemplo sobre el tiempo de permanencia en las distintas plataformas, el reporte automático de eventos en vivo considerados peligrosos y el bloqueo de imágenes que indican gestos de autolesiones que se refieren a una asistencia telefónica de Telefono Azzurro, Rosa y Friend.

"Internet ya no es un lugar que no existe, un lugar exclusivamente virtual, de hecho se ha convertido en un espacio para habitar, en el que se necesita hoy más que nunca una presencia más constante por parte de la comunidad educativa", dado Ivano Zoppi, pedagoga y secretaria general de Fondazione Carolina, la organización sin fines de lucro fundada en 2013 en memoria de Carpintero carolina, la primera víctima confirmada de violencia Online en Italia.

La clave de este proceso, como sostiene Zoppi, que los padres y educadores deben asumir ante todo, no es simplemente condenar los comportamientos incorrectos y luchar contra los peligros de la web, sino construir y contribuir a difundir activa y ampliamente una nueva sensibilidad cultural que parte de los cimientos y que, a través de reglas precisas y una relación basada en el diálogo y la escucha, permita a los niños vivir la realidad digital en el el respeto de uno mismo y del otro, en nombre de un valor fundamental que esempatía.

En este sentido, Fondazione Carolina y Pepita Onlus han elaborado una guía dirigida a padres, profesores y todos los actores de la comunidad educativa, para que puedan orientarse Online y acompañar a los menores a vivir el entorno digital de forma responsable y segura. Una guía que se basa en un pacto educativo entre padres e hijos, reconocida como el eje fundamental de un diálogo basado en la escucha y confiar mutuo, incluso antes que el respeto a las reglas.

Índice()

    El "contrato" de confianza entre padres e hijos

    El contrato de fideicomiso es en efecto uno hoja de práctica que se entrega al menor junto con el obsequio - smartphone, tableta o videoconsola - que sella un pacto simbólico entre los pequeño usuario de la red y sus padres, quienes son los principales responsables de su experiencia digital. Una idea agradable y útil al mismo tiempo que muestra inmediatamente la necesidad de unaInteracción y un diálogo entre las partes. Diálogo que no termina en prohibiciones por un lado y respeto a las normas por otro, sino que se basa en una política más fructífera. intercambio mutuo hacer que las personas comprendan, expliquen y construyan juntos un futuro seguro y responsable.

    La vida de los menores en las redes sociales y Online debe estar regulada por algunos normas, adaptable y personalizable según el contexto único y el necesidades relacionado con la edad del menor. Sin embargo, con demasiada frecuencia, la ausencia de una Comunicación clara y la imposición forzosa de reglas estrictas puede provocar malentendidos y hostilidad. Con esta bonita fórmula de contrato, concebida por las asociaciones y descargable en este enlace, padres e hijos pueden, en primer lugar, establecer una relación de confiar mutuo y escribir las reglas juntos.

    De estos, la preocupación más importante es veces, los espacios y lugares de uso de los dispositivos, la modalidad con el que se le presenta en línea, el tipo de contenido compartidos y la necesidad de que los adultos controlen aplicaciones, chats y videojuegos. Se trata de una serie de reglas fundamentales para que la experiencia del niño en la web sea segura y serena, evitando en la medida de lo posible que se encuentre con peligros de la web y en las consecuencias que su uso incorrecto podría tener a nivel físico y psicológico.

    Los principales riesgos Online para los menores

    Como hemos anticipado, existen muchos riesgos que los menores pueden correr mientras navegan por Internet sin una red de seguridad adecuada.

    Entre estos los más frecuentes son los aseo, el riesgo de ser contactado por adultos malintencionados que cambian su identidad para realizar solicitudes sexuales, y la ciberbullismo, fenómeno que hoy ve a la mayoría de sus víctimas entre los 11 y los 14 años.

    los sexting, término que nace de la unión entre las palabras sexual y texting, podría entonces utilizarse como una forma de ciberacoso que lamentablemente está muy extendido en la actualidad, que indica el envío de imágenes, mensajes y en general contenido con explícita referencia sexual a través de smartphone o PC, con difusión en aplicaciones de mensajería y / o redes sociales.

    A éstos se suman los fenómenos de desafío autolesivo, una forma de ataque al cuerpo para mostrarse el coraje a uno mismo ya los demás, en el que el ganador es el que aguanta más el dolor, todo documentado y publicado Online.

    Para prevenir la propagación de fenómenos como estos y ofrecer una soporte de hormigón, Fundación Carolina Onlus, en colaboración con Pepita, se ha asociado con 1SAFE, una aplicación de utilidad pública y seguridad participativa, para gestionar la acoso, especialmente en el ámbito digital. Diseñado inicialmente para brindar apoyo a los referentes del acoso escolar y a los educadores profesionales, en el período de emergencia de Coronavirus se ha puesto a disposición de todos los ciudadanos.

    Gracias a esta aplicación, es posible informe gratis al equipo de la Fundación Carolina los principales episodios de peligro en la web, incluyendo ciberacoso, retos y fenómenos de autolesión, y activar un grupo de trabajo de expertos en los campos de la educación, psicología, derecho y comunicación.

    Esto nos permitirá intervenir con prontitud, incluso en presencia, un protección de víctimas y por el recuperación de matones. Todo en pleno respeto de la privacidad, porque las notificaciones serán visibles solo para la Fundación y no para otros usuarios de la aplicación.

    Incluso el juego de azar, si bien presenta numerosas ventajas para el desarrollo cognitivo y visuo-motor del niño, conlleva algunos riesgos concretos si se practica con tiempos y métodos no adecuados para el niño, incluida la exposición a contenidos potencialmente nocivos y violento, enfoques no deseados en el caso de videojuegos en línea, suplantación de identidad y violación de la privacidad, además de dolencias fisicas como estrés, alteraciones del sueño, ansiedad o falta de interés por el estudio y las relaciones personales.

    Entre los riesgos a los que se ven sometidos los menores, no podemos dejar de mencionar en la era de los fenómenos sociales como adicción a gustar, identificado en la búsqueda de la aprobación de otros que pueden convertirse en un necesidad crónica, capaz de incidir en el proceso de construcción y desarrollo de la identidad social, generando, en algunos casos, un alejamiento interno que con el tiempo puede llevar a neurosis y depresiones.

    También ahí FOMO, o Miedo a perderse algo, es una forma de ansiedad social de reciente aparición, que lleva a tener que estar en contacto constante con los demás por temor a quedarse fuera.

    Deberes de los padres en el contrato de fideicomiso

    Sin embargo, no solo se requiere el compromiso de los pequeños usuarios de la web, sino también de ellos padres. En este contrato simbólico estipulado entre padres e hijos, además de las normas establecidas para la protección de estos últimos, una serie de limitaciones para adultos. Se trata comportamiento virtuoso que los "grandes" deben implementar en nombre de esa confianza mutua que es la base de este discurso.

    Aquí está galería que sigue algunas reglas útiles para que los padres experimenten el mundo digital con total seguridad junto con los más pequeños.

    ¡IMPORTANTE!  Lea esto antes de darles a sus hijos * menores * un teléfono inteligente

    Fuente: pexels

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información