Consejos y recetas para un baño de pies, ideal no solo para el cuidado de los pies

Consejos y recetas para un baño de pies, ideal no solo para el cuidado de los pies

los Baño de pies No solo es útil para aquellos con pies particularmente dañados o que necesitan cuidados, sino que es una práctica excelente que cada uno de nosotros no debe olvidar seguir al menos una vez a la semana. Al fin y al cabo, los pies son nuestro punto de apoyo, y sobre todo aquellos que pasan muchas horas sin sentarse deben poder darles alivio al final del día, de forma habitual.

También porque poner los pies en remojo realmente trae muchos beneficios: averigüemos cuáles.

Índice()

    Los beneficios del baño de pies

    Baño de pies

    El pediluvio es una práctica milenaria que hidrata, equilibra y nutre lo que se puede considerar nuestras "raíces", pero ojo: podrías pensar que solo hay un tipo de pediluvio, pero en realidad existen varios tratamientos de hidroterapia, adecuados para el tipo de pediluvio. problema que tratamos de aliviar.

    Por ejemplo, un baño de pies frío es excelente en caso de fatiga, circulación lenta, piernas hinchadas; caliente en cambio es adecuado para reumatismo, resfriados y dolores. Un baño de pies corto en tonos, mientras que una alternancia de frío y calor, a través de los llamados Efecto Kneipp, que alterna vasodilatación con vasoconstricción, estimula la circulación, afloja la tensión muscular y purifica el organismo.

    Como se mencionó, el pediluvio no solo es bueno para los dolores en piernas o pies, en general el agua fría puede ser de alivio en muchos casos, ya que inflama, desinfla las extremidades, anestesia el dolor y estimula la circulación venosa.

    Sin embargo, el baño de pies es un excelente remedio incluso en el caso de estados deansiedad, ya que en tal caso, donde hay un exceso de energía desde arriba, existe la necesidad de un contrapeso desde abajo que calme todo el cuerpo; así, un buen baño de pies vasodilatado tibio relaja la respiración, la circulación, los músculos y el sistema nervioso.

    Alterno caliente y fría en cambio, es útil contra bloqueos de energía, bloqueos musculares o dolores de cabeza por estancamiento. Los beneficios de los distintos tipos de pediluvios son, por tanto, muchos y diferentes. Pero, ¿cómo se realiza un baño de pies abofeteado?

    4 consejos para un excelente baño de pies

    Empecemos con momentos del día o razones por lo que puede ser útil darse un baño de pies. Por ejemplo, este tratamiento es especialmente adecuado:

    • Antes de ir a dormir;
    • el fin de semana, para "recargar pilas";
    • después de haber practicado deporte;
    • En el periodo verano, para eliminar esas pequeñas imperfecciones y así tener unos pies perfectos para lucirse en un bonito par de sandalias;
    • en Invierno, para contrarrestar los pies fríos;
    • en caso de piernas hinchadas o dolores;
    • para aliviar el dolor menstrual.

    Para hacer un buen baño de pies necesitas:

    1. Prepara la fase de remojo

    Es decir, prepara agua caliente a la que puedas agregar todos los ingredientes necesarios (por ejemplo sales) antes de remojar tus pies, que deben permanecer en el agua durante al menos 15 o 20 minutos.

    2. Un buen exfoliante

    Para eliminar las células muertas, puedes optar por un exfoliante casero, mezclando dos cucharadas de azúcar morena con un poco de aceite de almendras dulces, masajeando en las zonas más duras, como los talones, o en callos y callosidades, sin olvidar el planta y cutículas.

    3. Un buen enjuague e hidratación

    Después de enjuagar bien los pies, es hora de secarlos e hidratarlos, tal vez con un gel a base de aloe o manteca de karité.

    4. El baño de pies para el dolor menstrual

    Como se mencionó, el baño de pies no solo se usa para piernas y pies, sino también para aliviar el dolor menstrual. Para preparar un excelente pediluvio apto para este fin, puedes utilizar dos cucharadas de mostaza, especias como canela, jengibre, tomillo y clavo, y sumergir tus pies en agua caliente durante unos 20 minutos, luego masajearlos bien con aloe vera una vez retirado del cuenca.

    5 recetas para un baño de pies de bricolaje

    Baño de pies de bricolaje

    Ahora veamos cómo preparar excelentes baños de pies caseros usando unos simples ingredientes que todos tenemos en casa. Empecemos por el tratamiento más clásico.

    Baño de pies con sal o bicarbonato de sodio

    Puedes poner en el agua sal gruesa, o de bicarbonato, según preferencias, para disolver en agua no demasiado caliente. Esta solución le ayudará a reducir la hinchazón de los pies.

    Para tener un efecto relajante y terapéutico, se pueden agregar aceites esenciales, como por ejemplo lavanda.

    Baño de pies con limón

    Tiene efecto desinfectante, propiedades antiinflamatorias y bactericidas, y se puede realizar añadiendo aceite de lavanda y limón al agua tibia, así como una cucharadita de agua oxigenada. Es un excelente remedio especialmente para quienes regresan de una intensa actividad deportiva.

    Baño de pies con vinagre

    El vinagre tiene propiedades antibacterianas y el ácido acético es un remedio natural para la micosis, las verrugas o los sudores serosos. También es un excelente remedio para tratar problemas como pie de atleta.

    Baño de pies con arcilla

    La arcilla verde, disuelta en agua, ayuda a aliviar los pies hinchados y doloridos, especialmente en caso de reumatismo o artrosis que provocan dolor en el metatarsiano y en todas las partes óseas del pie. La arcilla también tiene propiedades antisépticas y cicatrizantes, por lo que también es útil para solucionar pequeños problemas de la piel.

    Baño de pies con aceites esenciales

    Realmente puedes darte un capricho y utilizar aceites como el ciprés o el geranio, o con propiedades desinfectantes como la boswellia o el aceite esencial de árbol de té. Se pueden agregar al baño de pies aceites refrescantes como los aceites esenciales de menta y limón, o aceites calientes como el de pino y tomillo rojo. Sin embargo, no directamente, ya que flotarían, sino que se insertarían en sal gruesa o arcilla.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información