Conciencia situacional: una estrategia resiliente

Conciencia situacional: una estrategia resiliente

Conciencia situacional: una estrategia resiliente

Saber en qué situación nos encontramos, arrojar luz sobre posibles amenazas y oportunidades. Vea las cosas en perspectiva, sin el filtro del estrés o el miedo. Estas habilidades definen una cualidad que podría reflejarse en nuestra adaptabilidad y resiliencia.

La conciencia situacional define una capacidad excepcional de supervivencia, curación y resiliencia. Consiste en trazar un mapa mental para entender dónde estamos en nuestra vida, qué nos rodea y cuáles son los desafíos que nos atormentan. Además de esto, esta habilidad sofisticada sobre todo nos permite aceptar los eventos con determinación para inducirnos a definir un plan de acción.

Algunos podrían pensar que este recurso pertenece a un superhéroe o algún tipo de boy scout.. Sin embargo, por sorprendente que parezca, todos estamos predispuestos a desarrollar estos interesantes mecanismos cognitivos.

La psicología nos dice que los seres humanos son capaces de tener facultades cognitivas extraordinarias, que pueden refinarse para tomar decisiones más inteligentes y ganar control sobre situaciones críticas.

Otro aspecto interesante a tener en cuenta es que El “despertar” de la conciencia situacional hoy es una estrategia particularmente valiosa. En estos tiempos difíciles, caracterizados por cambios y desafíos en el horizonte, el cerebro necesita más que nunca saber cómo reaccionar ante la incertidumbre actual y la encrucijada que podemos enfrentar.

Índice()

    ¿Cómo desarrollar la conciencia situacional?

    Cuando las personas atraviesan momentos estresantes, se produce una dinámica curiosa que apenas notamos. Las dificultades tienden a reducir la percepción de los hechos y nos llevan a centrarnos en el miedo. Y lo peor es que todas nuestras energías están enfocadas en amplificar las preocupaciones.

    Casi sin darnos cuenta, nos quedamos atrapados en una pequeña isla, en medio del océano de la angustia. No podemos ver más allá de los límites de esa complicada situación.

    La conciencia situacional nos permite dar un paso atrás, mirar hacia arriba y luego percibir todo lo que nos rodea.. Significa levantar la cabeza y dejar que la brisa refresque tu rostro para que podamos vislumbrar lo que nos espera y explorar las oportunidades que se presentan. Así, gran parte de la resiliencia requiere esta habilidad, que consiste en adquirir nuevas habilidades de supervivencia ante las dificultades.

    Actualmente una gran parte de esta dimensión se aplica únicamente en el campo militar y en particular en la aviación. Una de las figuras más importantes en este campo es la pedagoga española María López García, pionera en la aplicación del neurofeedback a la enseñanza de esta técnica cognitiva.

    Mamá este precioso recurso también ha despertado el interés de la psicología. Veamos a continuación algunas estrategias para desarrollarlo.

    Agudiza los sentidos, siente y toma conciencia de todo lo que nos rodea

    El primer paso para activar la conciencia situacional es saber dónde estamos. Desde un enfoque psicológico, no nos referimos a un espacio físico concreto que se pueda ubicar en un mapa.

    Más bien, nos referimos a ese punto vital marcado por el aquí y ahora, por la experiencia del presente. Para ello, será útil plantearse las siguientes preguntas:

    • ¿Cómo me siento ahora?
    • ¿Qué provocó mi estado de ánimo?
    • ¿Qué pienso de mi estado de ánimo? ¿Me gustaría sentirme diferente?
    • ¿A qué contexto pertenezco? ¿Es favorable o amenazante? ¿Qué aspectos potenciales o alentadores presenta?
    • ¿Quiénes son las personas que me rodean? ¿Ellos me hacen feliz?

    Representación mental e identificación de patrones

    El siguiente elemento a entrenar es la representación mental. Se trata de dibujar una especie de mapa mental que nos permita tener un punto de vista más claro sobre la realidad. ¿Cómo?

    Comparando lo que estamos viviendo aquí y ahora con nuestras experiencias pasadas, con lo que hemos aprendido a lo largo de nuestra vida.

    El cerebro a menudo funciona según patrones mentales. Nuestros conocimientos y experiencias de ayer determinan los esquemas mentales útiles para reaccionar ante los desafíos del presente.

    Todos tenemos un viaje personal, un pasado que define quiénes somos hoy. Para definir estas representaciones mentales puede ser útil hacer una clasificación de los siguientes aspectos:

    • ¿Cuáles son mis valores? ¿Los estoy respetando ahora mismo?
    • En caso de que esté pasando por una situación difícil, ¿a qué se lo debo?
    • Uno de estos patrones mentales que nos definen es la personalidad., junto con actitud y habilidades de adaptación. ¿Son adecuados para afrontar la situación actual? ¿Me han sido útiles en el pasado? ¿Debo hacer cambios para adaptarme al contexto en el que me encuentro?

    Proyección y conciencia situacional

    La conciencia situacional parte de un elemento fundamental: aceptar que el presente está lleno de desafíos para mantenerse al día. Prepararnos hoy nos permitirá afrontar mucho mejor el futuro. La mente debe manejar las experiencias pasadas, prestar atención a cada evento que ocurre en el aquí y ahora y, además, ver los desafíos que se avecinan.

    Necesitas saber combinar la intuición con la calma interior. Es necesario aprender a controlar el miedo, a manejar el estrés para poder ampliar nuestros horizontes, centrarse y proyectar metas alcanzables en el mañana.

    Bueno, desarrollar una mirada alerta y relajada lleva tiempo, porque la incertidumbre y los problemas actuales pueden desanimar y hacer perder la esperanza.

    Sin embargo, es importante centrarse en sus objetivos, valores y la necesidad de vencer día tras día. El futuro es una dimensión borrosa que va tomando forma a medida que avanzamos con determinación y con una brújula interior bien calibrada. Saber dónde estamos y hacia dónde queremos ir es siempre el mejor punto de partida.

    • Endsley, MR (2000). «Fundamentos teóricos de la conciencia de la situación: una revisión crítica». En MR Endsley y DJ Garland (coords.), Análisis y medición de la conciencia de la situación. Mahwah, Nueva Jersey: LEA
    • López García, Mª G. (2011). «Entrenamiento de la Conciencia Situacional mediante neurofeedback.» Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial. Aviador, número 61 julio-agosto-septiembre 2011.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información